Accidente in itinere

Accidente in itinere
Se considera accidente de trabajo el que sufra el trabajador al ir o volver del lugar del trabajo y es lo que se denomina accidente de trabajo in itinere.

El artículo 156 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social define el accidente de trabajo como toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

El mismo precepto señala que se considera accidente de trabajo el que sufra el trabajador al ir o volver del lugar del trabajo y precisamente esto es lo que se denomina accidente de trabajo in itinere. Es decir, el accidente sufrido durante el trayecto que discurre entre el lugar de trabajo y el domicilio del trabajador.

Como establece la sentencia del Tribunal Supremo de 14 de febrero de 2017 Recurso 838/2015 para calificar un accidente como laboral in itinere deben concurrir las siguientes circunstancias:

Que la finalidad principal y directa del viaje está determinada por el trabajo (elemento teleológico).

Que se produzca en el trayecto habitual y normal que debe recorrerse desde el domicilio al lugar de trabajo o viceversa (elemento geográfico).

Que el accidente se produzca dentro del tiempo prudencial que normalmente se invierte en el trayecto (elemento cronológico); o, lo que es igual, que el recorrido no se vea alterado por desviaciones o alteraciones temporales que no sean normales y obedezcan a motivos de interés particular de tal índole que rompan el nexo causal con la ida o la vuelta del trabajo.

Que el trayecto se realice con medio normal de transporte (elemento de idoneidad del medio).

La jurisprudencia ha ido estableciendo, teniendo en cuenta la ponderación de los elementos anteriores cuando estamos ante un accidente de trabajo in itinere o no, en supuestos controvertidos al existir paradas que interrumpen el elemento cronológico, desviaciones del trayecto por circunstancias personales etc...

No es accidente de trabajo cuando el trabajador residente en la población donde trabaja (Bilbao) y que, al finalizar la jornada, se dirige al domicilio de la mujer con la que convive (en Galdácano) situado en municipio distinto del suyo habitual, quedó rota la conexión con el trabajo STS 28 febrero 2001 (rec. 3493/1999)

Tampoco es accidente de trabajo cuando el trabajador fallecido en el momento de iniciar el camino hacia el centro de trabajo, por disparos de quien mantiene relación sentimental con su esposa, ya que la muerte del trabajador aparece producida por causas totalmente ajenas al trabajo y sí, en cambio, de naturaleza personal entre el trabajador y el causante de su muerte. STS 20 junio 2002 (rec. 2297/2001)

Tampoco cuando el trabajador que se dirige a su puesto de trabajo tras visitar a sus padres (en Valladolid), en lugar distante del centro de trabajo (Madrid) y apartado del trayecto habitual (desde San Fernando de Henares).

El actor regresaba de Valladolid, donde había pasado con su familia el día de fin de año. En dicha ciudad vivía en efecto su familia, pero allí el actor no tenía su residencia legal, ni su domicilio real y principal, ni tan siquiera el secundario de uso habitual; no es posible pues hablar de domicilio del trabajador. Se trataba, además, de un viaje cuya finalidad principal y directa no estuvo determinado por el trabajo STS 19 enero 2005 (rec. 6543/2003)

En otra sentencia el TS determina que la baja laboral, si el accidente ocurrió cuando se iba a entregar el parte de alta médica a la empresa que se encontraba cerrada hasta la vuelta de vacaciones, no es accidente laboral “in itinere” ya que requiere una vinculación entre el trabajo y el accidente, STS 25 mayo 2015 (rec. 2163/2014)

Por el contrario, en la sentencia anteriormente mencionada 14 de febrero de 2017 Recurso 838/2015 considera accidente laboral “in itinere” el sufrido por un trabajador al regresar a su domicilio, conduciendo un vehículo de su propiedad, tras un desvío de su trayecto habitual y con un intervalo de tiempo de más de una hora ya que ese periodo de tiempo siempre ha estado dedicado a volver a casa desde el trabajo, previo traslado de los compañeros hasta su domicilio particular.

Otra sentencia reciente del Tribunal Supremo de fecha 7 de febrero de 2017 rec 536/2015 establece que no es accidente de trabajo el fallecimiento de un trabajador trasladado a otra localidad que acaece mientras el mismo descansaba en la habitación de un hotel.

No todo lo que sucede durante la misión tiene una conexión necesaria con el trabajo, cuando ni es propiamente desplazamiento, ni tampoco realización de actividad laboral.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir