Baltasar gracián, precursor y consejero en el desarrollo de las competencias profesionales y el equilibrio personal

Baltasar gracián, precursor y consejero en el desarrollo de las competencias profesionales y el equilibrio personal
Con este artículo queremos invitar a la lectura de una obra de Baltasar Gracián, un escritor del siglo XVII considerado entre los grandes clásicos de la literatura española.

Hoy en día se habla mucho de la importancia de las competencias profesionales. De hecho en inglés existe un refrán que dice: “Soft skills deliver hard results”, el cual podríamos traducir y desarrollar de la siguiente manera:

“Las habilidades personales y de relación social, no directamente asociadas al conocimiento técnico, son las que generan los resultados con impacto”

En un artículo anterior de este blog de Cerem, titulado “Evolución de las competencias profesionales en el siglo XXI”, comentábamos acerca de las investigaciones que se vienen realizando desde que el profesor David McClelland acuñó este término de competencias profesionales en 1973. Estas investigaciones  demuestran que, una vez superados los requisitos mínimos de conocimiento y formación reglada necesarios para el desempeño del puesto de trabajo, son las soft skills las que marcan la diferencia y determinan los candidatos que finalmente son seleccionados y se incorporan a las empresas, los empleados que tienen un rendimiento superior y también aquellos que permanecen en la misma tras un proceso de reestructuración.

Con este artículo queremos invitar a la lectura de una obra de Baltasar Gracián, un escritor del siglo XVII considerado entre los grandes clásicos de la literatura española. En su libro titulado “El Arte de la Prudencia” el autor desarrolla 300 aforismos que son auténticas “perlas” de sabiduría y consejo personal que perviven a través de los siglos y de los cambios sociales, tecnológicos y culturales.

A continuación presentamos una selección de estos aforismos de Baltasar Gracián clasificadas en función de su utilidad para candidatos en procesos de selección, empleados y empresarios, aunque algunos son válidas para todos. Es recurrir a la obra original para leer el desarrollo completo que el autor hace para cada uno de dichos aforismos o consejos.

Consejos para los candidatos

  • “Es importante que sepas elegir”
  • “Conoce bien qué defectos tienes”
  • “Conoce en que oficio eres estrella y descubrirás tu estrella”
  • “Si tus triunfos son grandes, mayores han de ser tus virtudes”
  • “Tres cosas hacen al prodigio: inventiva, gusto y juicio”
  • “Ten cuidado del que bajo su apariencia trae una segunda intención”
  • “Vende las cosas a precio de cortesía”
  • “Ten palabras de seda y suavidad de conducta”
  • “No te dejes llevar de lo último que te dicen”
  • “Muestra que siempre puedes cosechar más éxitos”
  • “Bueno es que seas gracioso, pero con inteligencia”
  • “El hombre ha de saber esperar”
  • “Toda cosa tiene un lado bueno y otro malo: aprende a buscarlos”
  • “Aprende a ayudarte tú mismo”
  • “No dejes conocer tus debilidades, te golpearán por ellas”
  • “No exhibas tu admiración por ti mismo”
  • “Cuídate al interpretar lo que te cuentan”
  •  “Es bueno que mantengas la gente a la expectativa”
  • “Cultiva el atractivo”
  • “Compórtate según se presente la ocasión”
  • “Descubre tu principal virtud”
  • “Tener amigos”
  • “Cultura y distinción”
  • “Ten elegancia al hablar y al actuar”
  • “Tu mejor forma de ser: saberte adaptar”
  • “Llegar a ser deseado”
  • “Encontrar la parte buena en todo”
  • “No caigas en lo chocante por querer salir de lo común”
  • “Pensar por adelantado”
  • “Si puedes dominar la pasión, apasiónate”
  • “Elige bien a tus amigos”
  • “Los amigos grandes son para las grandes ocasiones”
  • “Ser persona de sustancia”
  •  “No exageres tus sueños de triunfo”
  • “Conoce bien a los más notables de tu tiempo”
  • “Resérvate algunos trucos de tu arte, nunca lo digas todo”
  • “De vez en cuando expresa opiniones distintas del pensar de la mayoría”

Consejos para empleados

  • “No permitas que tus cosas queden a medio hacer”
  • “Nunca llegues al rompimiento”
  • “Celebra las victorias de tus superiores”
  • “Busca alcanzar la excelencia”
  • “Haz que dependan de ti”
  • “Trata con quien puedas aprender”
  • “Combina siempre sabiduría y esfuerzo”
  • “Aprende a salir de un desliz”
  • “Logra la excelencia de ser primero”
  • “Cultiva el gusto por lo relevante”
  • “Aprende a ayudarte tú mismo”
  • “Un error te pesará más que cien aciertos”
  • “No busques fama detractando a otros”
  • “No está mal que te equivoques, si sabes disimular y rectificar”
  • “Cuenta siempre contigo mismo y tu inteligencia”
  • “Muestra apoyo a la aspiración ajena , y te será más fácil conseguir la tuya”
  • “No permitas que tus cosas queden a medio hacer”
  • “Primero haz tu trabajo y luego descansa, y no al contrario”
  • “Aprende a ser buen entendedor”
  • “Aprende a ser diligente e inteligente”
  • “Adáptate a la situación y usa tus recursos con moderación”
  • “Ten cuidado para que salgan bien las cosas”
  • “Aprende a llevarte bien con todos”
  • “La prudencia es la moderación en el comportamiento para acomodarlo a lo que sea sensato, discreto o exento de peligro”
  • ”Elegir un modelo elevado”
  • “El hombre universal”
  • “No convertir en ocupación lo que no lo es”
  •  “Aún en tu intimidad, actúa siempre como si todos te vieran”
  • “Pelea si es necesario, pero con buena lid y con ética”
  • “Escucha siempre al que sabe y déjate aconsejar”
  • “Sé feliz con lo que te ha dado la vida”
  •  “No quieras lo que todos quieren y sé feliz con lo que tienes”
  • “Cuando contradigas, hazlo con sutileza y moderación”
  • “No te excuses con quien no te lo ha pedido”
  •  “De la envidia al goce de lo ajeno”
  • “Haz lo fácil como si fuese difícil, y lo difícil, como fácil”

Consejos para empresarios

  • “Debes saber cómo pedir las cosas”
  • “Conoce los caracteres de la gente que tratas”
  • “Consigue que te respeten por tus virtudes, más que por el cargo”
  • ”Vive siempre en disposición de dar a los demás”
  • “Estudia dónde y cuándo alcanzar tu fortuna”
  • “Haz uso y  no abuso de la premeditación”
  • “La gloria de tus subordinados es tu gloria”
  • “No varíes frecuentemente de opinión”
  • “Debes saber decir que no”
  • “Ten cuidado al atreverte”
  • “No arriesgues todo en una sola jugada”
  • “Siempre guarda una reserva”
  • “Cultiva el arte de la conversación”
  • “Conviene que tengas la virtud de hablar con claridad”
  • “Trae tus buenas nuevas en vez de hablar del pasado”
  • “Aprende a olvidar”
  • “Sé siempre hombre respetuoso de la ley”
  • “Nunca actúes apasionado, pues errarás”
  • “Gánate sobre todo el aplauso de los sabios”
  • “Si tus triunfos son grandes , mayores han de ser tus virtudes”
  • “El arte de la suerte”
  • “Sé hombre de entereza”
  • “Conoce a los afortunados para elegirlos y a los desdichados para evitarlos”
  • “Conoce el liderazgo natural”
  • “Evita las ambiciones excesivas”
  • “Sé juicioso y observador”
  • “Nunca pierdas la calma”
  • “Debes tener valor y cordura”
  • “Ahorrarse disgustos”
  • “Hacer que comprendan”
  • “Renueva tus triunfos. Es el privilegio del Fénix”
  • “No presumas de tu posición”
  • ”La reputación”
  • “Ayuda a los pobres pero sin arriesgar tu fortuna”
  • “Saber distinguir al hombre de palabras del hombre de hechos”
  • “Saber estimar”
  • “En tiempos buenos alégrate, y así compensarás el pesar de los malos”
  • “No decidas guiado por la primera impresión”
  • “Saber probar a los demás”

Estos aforismos y otros muchos que aparecen en la obra de Gracián ayudan a  mantener el equilibrio y la buena convivencia en las distintas facetas de la vida, bien sean afectivas, profesionales o incluso espirituales:

Para conseguir el equilibrio afectivo necesitamos dar y recibir afecto. Para ello es mejor empezar por quererse y preocuparse de uno mismo, así es más fácil querer y ayudar a los demás en los diferentes contextos en los que nos relacionamos: hogar, aficiones, trabajos.... En esta línea de pensamiento profundiza el libro titulado “El Caballero de la Armadura Oxidada” de Robert Fischer y si extrapolamos esta tesis al terreno del liderazgo podríamos afirmar que para liderar a otros es necesario liderarse primero a uno mismo, aspecto que se trabaja en profundidad en los modernos programas de coaching ejecutivo.

El equilibrio laboral es consecuencia directa de la armonía con la organización para la que trabajamos y de nuestra realización personal y/o profesional a través del trabajo que desarrollamos. Eso sí, como bien expresa Baltasar Gracián en muchos de sus aforismos, cada uno debe cuidar de su desarrollo profesional y de su propia empleabilidad.

Por último, el equilibrio espiritual es el que da a las personas su razón de ser. Es consecuencia directa del sereno estado de ánimo que nos proporcionan la afectividad y el cumplimiento del trabajo bien hecho. Se relaciona por tanto en gran medida cón el equilibrio vida personal-vida profesional que tanto anhelan hoy en día los empleados y las organizaciones.

Si os interesa este libro podéis descargarlo libremente en este enlace

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir