Beneficios del employer branding y cómo utilizarlo en tu marca

Beneficios del employer branding y cómo utilizarlo en tu marca
Cómo aplicar el employer branding en diferentes marcas y aprovechar sus beneficios

Las empresas necesitan conseguir una nueva visión de imagen. La mejor forma de conseguir esta visión es con el uso de employer branding. Esta combinación de marketing con recursos humanos ha venido dando buenos resultados por más de 20 años.

Historia del employer branding

Debido al descenso de la natalidad las empresas se han visto obligadas a aplicar mejores técnicas. EEUU forma parte pionera de este proceso, pues al probarlo empezó a ver resultados muy rápidos. Aunque España haya comenzado este proceso con un poco de más lentitud, hoy día es la forma más fácil de fidelizar a los clientes.

Todas las organizaciones deben tener un personal novedoso. A su vez un personal satisfecho hará la recomendación de la marca a sus más allegados. Hasta este punto históricamente el employer branding ha sido una técnica que combina herramientas de ventas con la gestión de personas.

Este concepto nace originalmente en el año 1996. Fueron Simon Barrow y Tim Ambler quienes usaron el término por primera vez. 12 años después esta técnica ha sido empleada como forma de premio. El término de branding en solitario va dirigido a los clientes.

Desde que se usa employer branding las empresas pueden ver los resultados en la atracción de talento. Mirar hacia adentro o, dicho de otra forma, mirar lo que piensan los empleados es la vista al éxito organizacionalmente.

¿Qué es employer branding?

Es una estrategia que está relacionada con el concepto de recursos humanos y su capacidad para captar profesionales comprometidos. Dicho de otro modo, se trata de marketing de recursos humanos. Todo empleado debe tener la capacidad de aportar algo y de igual manera la empresa debe aportar beneficios.

Por definición este método trata de premiar a los empleados para que transmitan las buenas nuevas de una empresa. Esta estrategia funciona tanto en empresas reconocidas como en aquellas que recién comienzan.

Quienes aprenden a utilizar esta estrategia tienen el potencial de mirar hacia dentro y hacia afuera. Los empleados tienen la potestad de hacer muchas cosas grandiosas por la empresa. Tener la iniciativa para proponer nuevas estrategias depende de la satisfacción que sienta el talento humano.

Mientras más famosa se vuelva una organización, mayor será la cantidad de candidatos. Construir y mantener una imagen positiva en una empresa es la forma de hacer que se mantenga en el tiempo. El objetivo del employer branding no son los clientes finales sino los empleados.

Los clientes que saben que una empresa genera prestigio a sus empleados la preferirán. Cada vez que termina una jornada de trabajo el empleado irá a casa y contará su experiencia. De acuerdo al tipo de experiencia esta se propaga de persona en persona.

Pensar cómo elevar el nivel de satisfacción de quienes trabajan en la organización es la prioridad del employer branding. Todos los sectores o departamentos de la empresa deben tener interacción positiva en las decisiones.

Principios del employer branding

Los principios de esta estrategia están relacionados con la captación de talento humano y diversificación de sus conocimientos. Los candidatos son capaces de hablar bien o mal de una experiencia de captación. Por ello, se deben cuidar bien las etapas de reclutamiento.

Reducir la fuga de candidatos, crear estrategias para ganar más y transmitir esto con estrategias de marketing hará que el objetivo sea alcanzado. Los principios definidos a continuación tienen relación directa con la intervención de recursos humanos.

Cocimiento de candidatos

Según las necesidades de la empresa cada puesto debe tener una descripción de tareas. Las necesidades del puesto van de acuerdo al mercado competitivo. Las posibilidades de crecimiento interno deben ser contempladas.

Una vez que se analice el puesto de trabajo requerido, se podrá saber cuál es el público al que debe dirigirse. La selección de personal con los requerimientos específicos hace que el proceso sea transparente. Cada persona que concurse por el trabajo sabrá que debe estar bien capacitado.

Motivar a los candidatos potenciales

Toda persona que asista a una entrevista de trabajo debe sentirse motivada. Los ambientes de tranquilidad hacen que los más talentosos se destaquen. Es fundamental crear retos de talento acompañado de beneficios laborales.

Los beneficios laborales deben estar relacionados indiscutiblemente con la parte social.

La marca debe mantener buena imagen

Las imágenes se mantienen con el uso de publicidad asertiva. Los eventos con los empleados son ideales para crear prestigio. Las redes sociales son el fundamento para crear una buena marca.

Fundamentalmente la presencia en redes sociales da buen prestigio a la marca. Después de cada evento de recreación laboral las mejores fotos deben ir a las redes sociales.

Ofertas laborales con crecimiento

Todo puesto de trabajo tiene una propuesta económica. La empresa debe tener planes para el crecimiento económico progresivo de sus empleados. Esto se hace a través de incentivos por ventas o por buen comportamiento.

Bono al mejor empleado del mes, pago de comisiones y visión corporativa es muy importante. Las ofertas deben incluir incentivos económicos y morales que permitan mejorar cada desempeño.

Beneficios del employer branding

Los beneficios son incontables. En las empresas tradicionales se tiene una metodología donde lo único importante son los recursos financieros, las materias primas y tener los documentos en regla. En teoría esto podría escucharse bien, pero dónde queda el talento humano que pone todo su esfuerzo.

Romper los paradigmas de lo tradicional es lo que trae beneficios en el employer branding.

Mejora la capacidad de comunicación

Desde el momento de captar un nuevo talento se deben cultivar relaciones positivas. Para ello las propuestas deben ir orientadas a la motivación de obtener nuevos y mejores objetivos cada día. Los niveles de compromiso se comienzan a desarrollar desde el primer momento.

Si se logra convencer al talento humano de aumentar sus niveles de competencia, la empresa establece vínculos fuertes de comunicación. Siempre se deben escuchar las propuestas que un candidato tiene para ofrecer. La comunicación directa aparta la desmotivación y conecta al empleado con los objetivos laborales conjuntos.

Mayor trabajo en equipo

La visión de liderazgo permite que todo funcione en armonía. Los empleados necesitan tener a quienes admirar y seguir sus pasos. Transmitir el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la mejora continua es un beneficio del employer branding.

Toda organización que trabaja con el employer branding sabe cómo orientar a grandes masas hacia una misma dirección. La motivación laboral sigue siendo la clave del éxito, cada persona tiene la satisfacción de terminar su trabajo para beneficio global.

Mayor compromiso empresarial

Las estrategias positivas del marketing aplicado a los empleados hacen que su compromiso por la empresa suba considerablemente. Cuando un trabajo está comprometido con su empresa se habrá implicado emocionalmente. Al contribuir personalmente al éxito de la compañía el empleado sentirá entusiasmo por ella.

En palabras concretas, el trabajador se siente satisfecho y quiere que la empresa llegue cada vez más alto. Indiscutiblemente la empresa va a prosperar de manera acelerada.

Ampliación de los talentos potenciales

La motivación empresarial interna hace que el trabajador no retenga su talento. Al diversificar su talento la productividad mejora y los horarios dejan de ser importantes para el trabajador. Siempre que una persona está comprometida con algo mejora su productividad sin importar el área.

Con la ampliación de talentos potenciales se reúnen en grupos fuertes y positivos. La empresa comienza a destacar del resto porque todos van hacia la dirección de la excelencia.

Generación de expectativas en los futuros empleados

La gestión de expectativas hace que los empleados sean eficientes desde antes de tener la oportunidad de trabajar allí. Cada persona tiene sus propias expectativas y la organización, con el employer branding, logra que estas beneficien a la empresa. Los profesionales generalmente tienen diferentes perfiles y sus objetivos serán diferentes.

El liderazgo empresarial aplicado como estrategia sabe manejar las diferencias para que aporten según su área al desarrollo. Cuando se dedica tiempo a los empleados, se hacen comentarios de oferta y se explotan los potenciales individuales, la empresa se consolida.

Experiencia en el manejo de personal

Una marca que tiene experiencia en el manejo del personal es una marca exitosa. El manejo de personal es lo más importante en una empresa y el employer branding lo hace posible. El éxito del manejo de personal depende de las estrategias que se desarrollan en el marketing de talentos.

Respetar la filosofía de cada individuo determina indudablemente la posibilidad de mayores beneficios. El personal siempre está informado de los objetivos y por tanto, se estimula para alcanzarlo. La confianza entre ambas partes tiene repercusiones muy positivas.

Mejores atributos de marca

Los atributos de la marca van influyendo alrededor de las personas cercanas a la empresa. Cada vez que un trabajador cuenta las buenas nuevas a otra persona, este se interesa por ella. Las grandes empresas han logrado posicionarse gracias al compromiso laboral con sus empleados.

Cada evento laboral publicado en redes sociales, la formación de los empleados en diferentes áreas y mucho más marcan la diferencia. Los planes de employer branding son planes a largo plazo y estos resultados se ven después de la primera maduración, es decir, aproximadamente 7 años.

Identificación y satisfacción de los empleados

Trabajar sobre la satisfacción de los empleados ayuda también a predecir qué factores son el detonante para que alguien abandone una empresa. La retención de empleados talentosos solo se logra satisfaciendo gran parte de sus necesidades. El crecimiento a largo plazo depende directamente de tener empleados talentosos y entusiasmandos con su trabajo.

Identificar y retener al empleado hace que las organizaciones tengan las piezas fundamentales para crecer. El employer branding es un gran aliado en la búsqueda de hacer que el empleado haga su trabajo de forma voluntaria y sin sentirse obligado. Los empleados talentosos ponen todo su esfuerzo para resolver las crisis.

Mejora los procesos de ventas

La satisfacción es una herramienta en la mejora de la productividad. En el caso del marketing para vender un producto constantemente hace falta la aceptación del consumidor. Lo mismo pasa con el empleado, al sentirse satisfecho sube sus niveles y expectativas de ventas.

Siempre que un empleado esté feliz creará vínculos más fuertes y afectivos con los clientes haciendo que estos prefieran los productos o servicios de esa empresa. El talento humano es sin duda el tesoro más grande detrás de cada gran compañía. Un buen servicio es más favorable a recomendación que un precio barato.

Mejores opiniones de mercado

La comunicación y el empoderamiento que se transmite a los empleados hacen que este considere dar mejores opiniones al mercado. Un empleado debe sentir que su empresa es la mejor y que debe recomendarla a los cuatro vientos. Los empleados deben estar enterados de los resultados del negocio para trabajar en conjunto por nuevas metas.

¿Cómo utilizar el employer branding en una marca?

Se utiliza el employer branding como determinador de las acciones a tomar para la mejora y satisfacción de la parte interna de la empresa. Quienes hacen vida en una institución de carácter público y privado debe estar satisfechos principalmente en:

  • Ámbito emocional.
  • Ámbito económico.
  • Crecimiento futuro.

Toda acción debe tener un plan detallado para saber lo que se debe hacer. Al hacer una propuesta de valor al empleado generalmente es bueno enfocarse en los atributos del colectivo y la realidad de la empresa.

Para implementar el employer branding en una marca:

  • Hacer un diagnóstico de la imagen actual de la marca.
  • Proyectarse a cómo debe verse la marca en corto y mediano plazo.
  • Aplicar técnicas cuantitativas y cualitativas para tener el personal adecuado.
  • Crear charlas motivaciones de cómo debe verse la marca.
  • Contar con una dirección adecuada para arrancar con la estrategia.
  • Trabajar en ser un buen empleador.
  • Determinar las razones por las que se debe ser un buen empleador.
  • Crear un plan de acción sólido.
  • Tener coherencia con los objetivos, es decir, deben adaptarse al sitio donde se aplique.

La definición de metas, el trabajo constante y la proyección de nuevas ideas es lo que hace que el employer branding sea una estrategia muy utilizada. Cuanto antes se aplique la estrategia mayor será la rapidez de los beneficios empresariales posterior a su aplicación.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir