BYOD: Cuando la empresa no te pone ordenador

BYOD: Cuando la empresa no te pone ordenador
El BYOD en las organizaciones conlleva una serie importante de beneficios. No obstante, supone aceptar una serie de riesgos, que no merma las ventajas

El BYOD o Bring Your Own Device, en español trae tu propio dispositivo, se puede definir como la práctica en la que se alienta a los trabajadores al uso de los dispositivos que tienen en casa para acceder a los sistemas y datos empresariales. Este movimiento, que afecta a cada individuo en la empresa, desde el CEO hasta el trabajador que menos horas trabaja en la organización, es cada vez más frecuente.

La lucha de los diferentes departamentos de las empresas para mantenerse al día de los constantes cambios tecnológicos continúa hasta hoy. Con esta lucha ha surgido un deseo creciente entre los empleados de llevar sus propios dispositivos para acceder a diferentes datos corporativos. El término general traiga su propio dispositivo también se refiere a otras iniciativas como traer su propia tecnología (BYOT), traer su propio teléfono (BYOP) y traiga su propio ordenador (BYOPC). Estas iniciativas han surgido para empoderar a las fuerzas de trabajo.

Como parte de esto, la iniciativa traiga su propio dispositivo alienta a los empleados que trabajan a que lleven desde sus casas su propio equipo al lugar de trabajo, accediendo a su correo electrónico corporativo o viendo documentos de texto a través de teléfonos y pestañas. Sin embargo, existe un lado oscuro de este nuevo fenómeno. Cuando no se comprende completamente, puede amenazar los cimientos de la seguridad de la compañía y poner en riesgo los sistemas comerciales de una empresa.

¿Por qué recurrir a BYOD?

Los motivos por los que recurrir a esta alternativa serían los siguientes:

1. Satisfacción del empleado.

Cuando se permite que los empleados lleven su propio conjunto de dispositivos, en los que ellos han invertido, en lugar de los elegidos por la propia empresa, todos se encontrarán satisfechos y, además, sabrán lo importante que es mantener a los trabajadores contentos. Diversos informes aseguran que el 60 % de los usuarios le dan una gran importancia a sus propios teléfonos móviles.

2. Ahorro de costes.

La reducción de costes es una clave importante para la mayoría de las empresas. Con una política del tráelo de casa implementada, hay un cambio en los costes en todos los departamentos, lo que se traduce en un gran ahorro.

3. Mayor productividad e innovación.

Existe una correlación positiva entre el nivel de comodidad de los empleados y su productividad. Con sus propios dispositivos, los empleados se sienten cómodos y dominan su uso. Estos dispositivos suelen estar equipados con las últimas tecnologías, lo que demuestra ser beneficioso para la empresa. Además, es muy probable que el hardware se actualice con frecuencia.

Los pros y los contras de una política de este tipo

En primer lugar, se destacan los beneficios siguientes:

  1. Asegura la satisfacción de los empleados.
  2. Reduce los costes de tecnología para las empresas.
  3. Mejora el compromiso del usuario.
  4. Aprovecha los dispositivos más nuevos y sus características de vanguardia.

Las desventajas para las empresas son las siguientes:

  1. No hay soporte uniforme para el usuario final: No importa la situación o el fondo: pueden surgir problemas. Con BYOD, es posible que no exista un sistema de soporte uniforme para cualquier problema que pueda surgir, ya que la mayoría de los empleados trabajarán en diferentes tipos y marcas de dispositivos. Es importante entenderlo y ser consciente de lo que supone.
  2. Seguridad: Se trata de una preocupación en todas las plataformas actuales, y también es válido para una política de este tipo, pero no es imposible superar este desafío. Todo lo que se requiere es que los departamentos de las empresas estén preparados. Los programas antivirus y de protección de contraseñas deben instalarse para separar la plataforma de trabajo y las aplicaciones de la información personal.
  3. Recuperación de datos: ¿Qué sucede con los datos de la empresa cuando un empleado abandona la compañía? ¿Quién dejará de acceder a los datos de su empresa? ¿Tienen su propio número de teléfono? ¿Qué pasaría si los clientes llamaran a ese número directamente? Para un empleado en el entorno de ventas, esto se vuelve algo complicado, y las políticas de BYOD deben abordar este problema. De lo contrario, un extrabajador puede convertirse repentinamente en un competidor con fácil acceso a la información del cliente.

Cómo disfrutar del trae tu dispositivo de casa

Hay cuatro pasos para disfrutar de los beneficios del fenómeno traiga su propio dispositivo.

  1. Debe existir un plan: En primer lugar, se debe realizar un análisis del coste / beneficio. Realizar este análisis para decidir cómo habilitará el móvil y quién lo usará. Además, es necesario determinar las políticas de seguridad y la financiación de dispositivos móviles para cada caso, por lo cual se debe realizar una estimación de todo el soporte.
  2. Asegurar y administrar: El 71 % de los gerentes de telecomunicaciones y directores ejecutivos declaran que la seguridad es uno de los desafíos empresariales más importantes. Es imprescindible elegir cuidadosamente las tecnologías que se usarán para la administración y seguridad de los dispositivos móviles para que las cosas no salgan mal. Por ejemplo, un teléfono inteligente con grandes cantidades de datos confidenciales puede ser robado, poniendo la información en las manos equivocadas y produciendo un grave riesgo para la compañía. El sistema empresarial que se planificará debe ser lo suficientemente flexible como para controlar y monitorear las conexiones a un número creciente de dispositivos:
  3. Comunicación de la política BYOD: Alrededor del 39 % de las organizaciones han tenido violaciones de seguridad debido a la pérdida de un dispositivo móvil. ¿Entienden los empleados los riesgos que existen? Comunicación clara e inequívoca sobre los tipos de datos a los que se puede acceder en cada dispositivo se debe compartir con todos los empleados, para garantizar una implementación sin problemas.
  4. Soporte: Al igual que ocurre con cualquier otra política recientemente implementada, contar con BYOD seguramente hará que exista un aumento inicial de solicitudes de llamadas al soporte de las empresas tecnológicas, y la respuesta a estos problemas de ayuda llevará más tiempo de lo habitual. Contar con un servicio de soporte en la propia empresa (especialmente si es grande) ayudará a solucionar los problemas.

Consejos para establecer una política BYOD exitosa

Si la empresa todavía está en el proceso de desarrollar una política corporativa de Bring Your Own Device, si se tiene una que se encuentra desactualizada, o aún no ha logrado crear una política, aquí se incluyen algunos consejos que ayudarán a la organización a abordar el servicio.

  1. Especificar los dispositivos que se permitirán: Es importante especificar qué significa exactamente traer su propio dispositivo. ¿Debe significar que se debe traer un dispositivo Android y no un iOS? ¿O se debería decir que se debe traer el iPad pero no otros dispositivos? Es fundamental aclarar qué dispositivos son aceptables para la empresa y qué dispositivos se pueden usar.
  2. Establecer una política de seguridad estricta para todos los dispositivos que ingresan a la empresa: Los usuarios de dispositivos generalmente se niegan a bloquear pantallas y contraseñas en sus dispositivos personales. Se ven obstaculizados por la facilidad de acceso a las funciones y el contenido de su dispositivo. Esto, sin embargo, no es una queja muy válida. Una vez que los teléfonos y otros dispositivos están conectados a los servidores corporativos, se puede acceder a una gran cantidad de información confidencial. Si los empleados desean adoptar la iniciativa BYOD, deben estar dispuestos a configurar sus dispositivos con contraseñas complejas para su protección. Se debe colocar una contraseña alfabética fuerte y larga, no una simple de cuatro dígitos.
  3. Definir una política de servicio clara para dispositivos bajo los criterios de BYOD
  1. Hay límites que la administración debe establecer cuando se trata de resolver problemas y preguntas sobre los dispositivos personales de los empleados. Para poder implementar esto, los responsables de las políticas deberán responder las siguientes preguntas: ¿Qué soporte se proporcionará para dispositivos dañados? ¿Cuáles serán las políticas de soporte en aplicaciones personales? ¿Limitará el servicio de asistencia a problemas con los correos electrónicos, el calendario y otras aplicaciones de gestión de información personal?
  1. Es necesario establecer una comunicación clara sobre quién posee qué aplicaciones y datos: Si bien puede parecer lógico que la organización tenga derechos exclusivos sobre la información personal que se almacena en los servidores, es probable que surjan problemas al limpiar el dispositivo en caso de robo. Convencionalmente, cuando se borra un dispositivo, todos los archivos en el dispositivo también se borran, lo que puede incluir elementos personales que la persona pueda haber pagado. A veces, estos artículos pueden ser insustituibles. El BYOD ha llegado en muchas para empresas para quedarse. Esta práctica, que consiste en llevar a la organización los propios dispositivos que el trabajador tiene en casa conlleva una serie de beneficios importantes, pero también cuenta con diferentes desventajas. Existen unos riesgos (seguridad, empleados centrados en su actividad, productividad, movilidad de dispositivos…), pero estos riesgos son inferiores si se comparan con todos los beneficios que el Bring Your Own Device aporta a la empresa. En esta página se han destacado los beneficios, las desventajas y los riesgos, además de detallar cómo aplicarlo y los mejores consejos.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir