Claves para el éxito en el teletrabajo

Claves para el éxito en el teletrabajo
El Teletrabajo es el futuro para muchas empresas y trabajadores. Conocer la legislación y algunas claves del éxito es primordial para llevarlo a cabo

Internet ha supuesto una revolución en todos los aspectos de la vida, desdela forma de comunicarse, hasta la de trabajar. No hace muchos años parecíaimpensable poder hacerlo desde casa, el conocido como Teletrabajo hoy es una realidad. Pero enél no todo son ventajas y también se dan una serie de inconvenientes, poreso, conocer las claves de su éxito puede ayudar a decidir si se lleva o noa cabo. Pero antes hay que saber qué es.

El Teletrabajo

Antes de analizar algunasclaves para poder llevarlo a cabo con garantías de éxito,es importante saber qué condiciones deben cumplirse para que seaconsiderado como tal. En España, al ser algo novedoso, no existe unalegislación específica. Lo que se ha hecho es platear algunas cuestionesdentro de las medidas de reforma del mercado laboral (Real Decreto-ley 3/2012 de 10 de febrero).

Así, el artículo 6 modifica el 13 del texto refundido del estatuto de losTrabajadores (Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo) y plantea una serie de condiciones para que seaconsiderado como trabajo a distancia. En definitiva, se trata de regularlopara establecer de forma clara las condiciones tanto para el empleado, comopara la empresa.

Unrequisito esencial es que se realice en el domicilio del trabajador, por ejemplo, en caso de conciliación de la vida laboral y familiar.Además, se debe formalizar por escrito. Los derechos serán los mismos quelos del resto de los empleados. La protección en materia de seguridad ehigiene también será adecuada a las leyes. Por último, el trabajador podráejercer la representación colectiva y la afiliación sindical.

La conciliación y el teletrabajo

Aunque la opción de trabajar desde casa es voluntaria, aveces se dan casos en que, además, es necesaria. Por ejemplo, cuando lapersona tiene alguna discapacidad que le impide desplazarse con normalidad,esta forma de trabajo puede suponer la diferencia entre poder ser autónomoo depender de otros. Otro caso claro es cuando se necesita conciliar lavida laboral y familiar, por ejemplo, en el embarazo y la recuperaciónposterior.

Por eso, esta nueva forma de relacionarse con la empresaha supuesto la solución a un conflicto: el derecho deltrabajador a estar de baja y el de la empresa a que este haga las laboresque se le encomienden. Aunque no es la panacea, poder llevar a cabo laactividad profesional desde el domicilio permite que ambos, empresa ytrabajador, puedan continuar su relación.

Las claves del éxito en el Teletrabajo

Cuando se decide trabajar desde casa, hay argumentos a favor y en contra que se deben tener encuenta. Existen algunas recomendaciones para hacer que este cambio nosuponga un problema y que conviene conocer. A veces, las expectativas sonaltas y puede que al final ocurra todo lo contrario y todo acabe enfrustración.

Los horarios son esenciales

A veces, cuando se opta por el Teletrabajo, se crea un problema relacionadocon el horario. En la empresa este aspecto es claro, la legislaciónestablece (en jornada completa) ocho horas de trabajo y cinco días a lasemana. De esta manera, el cómputo mensual son cuarenta horas. Sin embargo,al trabajar desde casa, el control del tiempo se vuelve más difícil y poreso es importante crearse un horario y cumplirlo.

Una rutina es esencialpara obtener un adecuado rendimiento, pero siempre desde la perspectiva delas ventajas de trabajar en casa. Así, se puede plantear una jornadalaboral, pero con la flexibilidad que permite recuperar el tiempo perdidoen imprevistos.

Evitar interrupciones

Esta forma de trabajarpermite aislarse de forma más sencilla que en una oficina.En la empresa es habitual que otros interrumpan o que alguien necesite desu atención. En casa es más fácil encontrar un lugar donde nadie moleste yla concentración sea máxima. Sin embargo, esta ventaja puede entrañar unpeligro, que se hagan más horas de las que realmente corresponde. Por esoun horario es esencial.

El equipo necesario y el lugar de trabajo

El trabajador necesitará un equipopara llevar a cabo su cometido. Una buena conexión a Internet, un buenportátil, se recomienda por la movilidad, y todo lo necesario para ejercersu actividad. De esta forma, se podrá llevar a cabo las tareas de la maneramás eficiente.

La legislación establece que, cuando el trabajo sea continuado,la empresa está obligada a proveer al trabajador deladecuado apoyo técnico. Incluso prevé que le suministre el equiponecesario, a no ser que este opte por utilizar el suyo. Además, se haríacargo del coste de las comunicaciones con la empresa y otros que puedansurgir de esta relación laboral.

La comunicación continua y las reuniones

Otras dos claves sonla comunicación continua y las reuniones. El trabajadordebe estar en contacto permanente, durante su jornada, con su jefe y consus colaboradores. De esta forma, aquí son herramientas a tener en cuentalos sistemas de documentos y hojas de cálculo compartidos en que puedentrabajar varias personas a la vez.

Respecto a las reuniones, una vez más, la tecnología puede ayudar. Estas sepueden llevar a cabo de forma presencial o por medio de videoconferencia, con herramientas como Skype. En ellas se plantarán losdiferentes avances y objetivos de los nuevos proyectos, así como las quejasy sugerencias necesarias.

La planificación por objetivos

En estos casos, con esta modalidad laboralse hace esencial la planificación por objetivos. Elempresario debe saber qué necesita del trabajador y este conocer qué seespera de él. De esta forma, se podrá evaluar su desempeño sin ningúnproblema, evitando así la desconfianza entre ambos y los conflictos queesto puede generar.

La recompensa y el reconocimiento

Aunque el trabajador no esté en la oficina, debe recibir el reconocimiento a su labor, en función delos objetivos conseguidos. De esta forma, la empresa debe recompensarle sicumple con su deber y establecer el mismo sistema de incentivos que tienepara el resto de la plantilla.

Siguiendo estas claves,el Teletrabajo se podrá desarrollar con normalidad y se llegará al éxito.Esta opción cada día es más demandada y, por tanto, requiere de todanuestra atención, al igual que en su momento la tuvo la forma de relaciónlaboral tradicional. Por otro lado, haydos derechos fundamentales del trabajador que no se debenconculcar:

Las condiciones laborales

El trabajadortiene derecho al mismo salario que tendría si trabajara en la propiaempresa, con las mismas condiciones en cuanto a descansos o vacaciones. Por otrolado, tendrá derecho a la formación y promoción adecuadas a su puesto y arecibir una protección adecuada respecto en lo relacionado con laprevención laboral (artículo 13.3 y 4 Texto Refundido de la Ley delEstatuto de los Trabajadores).

La vida privada del trabajador

En ocasiones, el trabajador realiza tareas susceptibles de ser vigiladas.Por este motivo, el acuerdo mencionado con anterioridadpermite al empresario utilizar los medios adecuados, como lavideo-vigilancia, pero siempre debe hacerlo respetando laDirectiva 90/270/CEE del Consejo, de 29 de mayo de 1990. De esta forma, se evita entrar en el ámbito privado del trabajador y, ala vez, se garantiza el uso correcto de los datos de terceros.

El teletrabajo y el futuro

Internet ha sido una revolución y el teletrabajo era parte de suevolución natural. La conciliación personal y laboral, la comodidad de hacerlo desde casa,la flexibilidad de horarios y la tecnología han ayudado a su implantación.Cada vez son más los que optan por él y cada vez más empresas descubren susposibles ventajas, porque hay tareas que se pueden realizar a distancia yasí, ese puesto dedicarlo a otras.

La tecnología de la comunicación y la información avanza rápidoy lo que ayer era un sueño, hoy es una realidad. Los móviles, las tabletaso los portátiles convierten la cafetería habitual en una posible oficina,con la comodidad que esto supone. Aunque no todo son ventajas, es probableque esta opción sea mayoritaria en el futuro, sobre todo en aquellaslabores que deban realizarse desde un ordenador.

Sin embargo,la legislación respecto a este asunto todavía es demasiado novedosay debe ser adaptada a los posibles conflictos que se vayan planteando.Poder trabajar desde el domicilio es una opción a tener en cuenta, por susventajas e inconvenientes como se ha visto. Por eso, conocer en quéconsiste, cuales son los derechos y obligaciones o las claves para que seaun éxito, nunca estará de más.

España es un país tradicional en cuanto a la relación laboralse refiere y, por eso,Arancha de las Heras señalaque pueden darse algunos impedimentos para su implantación a largo plazo.Se necesita por tanto una cultura que persiga la implantación del trabajopor objetivos y, por ende, la confianza empresarial en los empleados. Asíse conseguirá que cada cual sea responsable de sus obligaciones y se puedacontrolar el resultado. Esto permitiría la opción del trabajo a distanciay, sobre todo, un cambio de paradigmas tan necesario en España.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

isaias jose martinez

Enviado el

me gustaria trabajar mientra mas pronto posible por favor

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir