Cómo tomar decisiones de inversión acertadas

Paso a paso para tomar decisiones de inversión acertadas
Tomar decisiones de inversión puede ser complejo y conlleva un alto riesgo. Conoce los elementos que hay que tener en cuenta para lograr mayor rentabilidad

A estas alturas de la historia está claro que, lamentablemente, el dinero no crece en los árboles. Por el contrario, hacerse con grandes sumas de dinero puede llegar a convertirse en un proceso complejo. Una de las formas de multiplicar el dinero y alcanzar el éxito financiero es a través de la inversión, es por esta razón que tomar decisiones acertadas de inversión, debería ser de las primeras cosas necesarias de aprender en la vida.

Pero, ¿qué es realmente el éxito financiero?

Para que el éxito financiero no se convierta en una utopía, es importante definir qué se entiende como éxito financiero, porque a diferencia de lo que muchos piensan, no se trata de ser millonario.

El éxito financiero son una serie de acciones continuadas, que permiten tener un balance entre los ingresos recibidos, el estilo de vida y la calidad de vida. La paciencia y la consistencia son claves para lograr el éxito financiero, ya que el camino puede parecer largo y difícil. Sin embargo, uno de los factores más relevantes es la voluntad, porque se vuelve necesario cambiar la mentalidad de gastar, por la de invertir.

Es por ello, que invertir es uno de los aspectos principales de las finanzas personales, porque permite mantener el poder adquisitivo, e incluso, incrementarlo en el largo plazo. No obstante, para invertir el primer paso es ahorrar y planificar.

Antes de la inversión: Elaborar un plan financiero

Un objetivo sin un plan es como un vehículo sin motor. Con las metas financieras tener una estrategia se vuelve aún más importante, ya que ahorrar o invertir puede llegar a ser frustrante si no existe claridad de cómo lograrlo.

Un plan financiero comienza por identificar y cuantificar los recursos económicos disponibles, y se vuelve una herramienta poderosa con la cual es posible hacer frente a los gastos, y también destinar capital para ahorrar e invertir. Los planes financieros se pueden realizar a nivel personal o empresarial, y requieren una constante evaluación para poder tomar decisiones acertadas acorde a la información actual, y las metas planteadas a corto, mediano y largo plazo.

¿Qué pasos hay que seguir para elaborar un plan financiero?

Revisión del estado actual

Los componentes de un plan financiero suelen ser: ingresos y gastos. Los ingresos son las entradas de dinero; mientras que los gastos son las salidas. Los gastos pueden derivarse de todo lo que se requiere para generar los ingresos, o pueden estar asociados a manutención y cumplimiento de las necesidades.

Extraer toda la información para tener claro cuál es el panorama de ingresos y gastos mensuales es el primer paso para elaborar un plan financiero. Esto permite identificar cuáles son las principales fuentes de ingresos y cómo se están gastando.

Una recomendación muy útil para realizar este ejercicio es clasificar los gastos, algunas de las categorías más usadas son:

  • Gastos fijos mensuales: por ejemplo, el pago de servicios, pago de deudas o préstamos.
  • Gastos ocasionales: son gastos que no se realizan de forma mensual, pero que sí tienen una periodicidad, por ejemplo, renovaciones anuales de algún servicio o membresía.
  • Gastos no programados: son aquellos que surgen de imprevistos.
  • Gastos hormiga: no surgen de ningún imprevisto, ni son periódicos. Generalmente suelen ser impulsivos o por placer, como por ejemplo la compra de tickets para un concierto, dulces, entre otros.

Una vez se recolecta y organiza toda la información es posible empezar a realizar acciones que ayuden a reducir gastos.

Definir un objetivo económico

El objetivo puede ser ahorrar o invertir. Si el objetivo es ahorrar es importante especificar para qué se quiere ahorrar, porque esto determinará cuál es la meta que se quiere alcanzar a nivel monetario.

Si el objetivo es invertir, también se derivan otros objetivos cómo cuánta rentabilidad se quiere alcanzar y en qué plazo para poder determinar cuál es la meta en dinero.

Planifica y apégate al plan

Con la información anterior el siguiente paso es crear un plan que permita reducir gastos, para poder alcanzar el objetivo económico planteado, con los ingresos actuales. Acá comienza la parte más compleja, y es respetar y apegarse al plan. Esto permitirá cumplir el objetivo, así como obtener una mayor satisfacción y tranquilidad al momento de invertir.

Ahora que el plan ya está listo ¿cuál es el siguiente paso?

Como mitigar los riesgos en la inversión

Identificar el perfil del inversionista

Como dice el refrán popular: “cada quien, con cada cual”. Esto quiere decir que hay productos de inversión según el perfil de inversionista de cada persona. El perfil del inversionista determina la cantidad y tipo de riesgos que se está dispuesto a tomar; pero también hay otros factores que entran en juego para identificar el perfil del inversionista, algunos de los más relevantes son:

  • Edad y etapa de la vida en la que se encuentra
  • Ingresos y capacidad de ahorro
  • Responsabilidades financieras
  • Conocimientos financieros
  • Tipo de inversión de interés
  • Rentabilidad deseada y tiempo esperado

Con estas características se definen los tipos de perfiles del inversionista. Hay tres que suelen ser los más usados:

Inversionista audaz o agresivo

Es un perfil que suele estar asociado a jóvenes, porque no le temen a los riesgos y buscan la mayor rentabilidad posible. Generalmente, suelen ser solteros, entre los 30 y 40 años, y solidez económica; por esta razón tienen la suficiente solvencia para invertir en productos que ofrecen la ganancia más elevada.

Prefieren portafolios de inversión en los que combinan fondos de renta variable, deuda a corto plazo y deuda a largo plazo, acciones de empresas en el mercado de capitales o materias primas.

Inversionista moderado

Es un perfil equilibrado, está dispuesto a tomar riesgos cuando sea necesario, pero es precavido al momento de tomar decisiones. Quiere maximizar sus ganancias, al tiempo que mantiene un balance entre seguridad y rentabilidad; por esta razón no tiene miedo a tener algunas pérdidas, siempre y cuando eso le incremente sus posibilidades de tener un rendimiento adicional.

Suelen ser padres de familia, con ingresos estables y una capacidad de ahorros moderada. Por lo general, prefieren una combinación entre instrumentos de deuda (bonos) y fondos de renta variable, estos últimos en menor proporción.

Inversionista conservador

Este perfil evita los riesgos a toda costa. Su patrimonio crece a un ritmo mucho más lento, porque buscan ganancias más estables, que no pongan en riesgo sus ahorros. Es común que este perfil esté asociado a personas pensionadas, sin embargo, cualquiera puede ser un inversionista conservador, ya que las personas que no tienen ingresos muy elevados también optan por esta alternativa.

Aunque prefieren evitar los riesgos, en ocasiones, este tipo de inversionistas puede llegar a perder rendimiento si no se tiene en cuenta la inflación.

Los tipos de productos suelen ser aquellos donde puedan conocer desde el primer momento la rentabilidad que tendrán, por eso suelen escoger títulos de deuda, depósitos a plazo o cuentas de ahorros. Su portafolio suele dividirse entre 70% del capital en un fondo de deuda y 30% en un fondo de cobertura.

Si se quiere maximizar el capital u obtener un ingreso extra gracias a la inversión, este tipo de inversiones no son las más recomendadas.

¿Cómo escoger el instrumento de inversión adecuado?

Para invertir hay un sinfín de opciones, esto es positivo porque es posible encontrar la inversión que más se ajuste al perfil del inversionista. Por otro lado, también agrega un nivel de complejidad adicional porque ante tantas opciones el riesgo de tomar una decisión equivocada es mayor.

Por esta razón, lo primero para tomar decisiones de inversión acertadas es informarse sobre cada uno de los instrumentos de inversión disponibles. Identificar el perfil del inversionista ya puede dar una idea clara sobre el tipo de instrumento que hay que escoger; sin embargo, los principales aspectos que hay que tomar en cuenta son:

  • Monto disponible para invertir
  • Rentabilidad deseada
  • Grado de riesgo dispuesto a asumir
  • El plazo en el que se desean obtener las ganancias.

El mercado de capitales una decisión de inversión acertada

Alejarse de los instrumentos tradicionales como los depósitos a plazo fijo puede ser considerado arriesgado, o incluso complejo o desconocido. Sin embargo, es una opción que permite obtener un rendimiento mucho más atractivo, y que brinda otros beneficios como la posibilidad de escoger el tipo de inversión que se desea, ya que las alternativas de inversión son variadas y con garantía de equidad, transparencia e igualdad de oportunidades.

El mercado de capitales, también conocido como mercado accionario, es el lugar en el que se negocian valores de la empresa, con diferentes niveles de riesgo, los cuales dependen de si se trata de una inversión de:

Renta fija

Este tipo de inversión es el preferido por el perfil de inversionistas conservador. La renta es fija porque promete una recompensa que depende del interés y el tiempo acordados. Para realizar una inversión de renta fija se adquieren títulos de deuda.

Renta variable

Los inversores audaces suelen escoger este tipo de inversión, no promete una recompensa lo que puede significar un gran riesgo, pero también una gran ganancia. Esta inversión se materializa a través de la adquisición de acciones de una compañía. El rendimiento se obtiene invirtiendo en acciones de empresas que prometen crecimientos sorprendentes.

Derivados

Son acuerdos de compra y venta de activos financieros en una fecha y un precio específicos, y su valor deriva del precio de otro activo.

Es decir, se puede adquirir un título de valor que esté atado al precio del petróleo. Si el precio del activo sube, también lo hace la inversión.

Cómo hacer inversiones en el mercado de capitales

Otras consideraciones que hay que tener en cuenta para tomar decisiones de inversión acertadas en el mercado de capitales

Por lo general, el mercado de capitales cuenta con especialistas financieros que pueden orientar a las personas para tomar decisiones de inversión acertadas. Sin embargo, es importante estar familiarizado con los principales términos que se utilizan, para poder tener mayor claridad sobre el tipo de transacciones que se están llevando a cabo, y cuáles son las implicaciones de cada una.

Liquidez de la inversión

Hace referencia a la cualidad de los activos para ser convertidos en dinero efectivo, sin que esto afecte su valor. El tiempo es un elemento importante para el factor de liquidez de la inversión, por tanto, existen instrumentos de inversión con diferentes tipos de liquidez.

Pago de flujos intermedios

Hay instrumentos de inversión que pagan flujos intermedios, otros al final, e incluso, algunos pueden ser desconocidos.

Al momento de realizar la inversión es importante plantearse en qué momento se quiere o se necesita recibir flujos de caja.

Acceso al mercado

Según el tipo de mercado existen restricciones para las transacciones con instrumentos financieros. Es decir, es importante entender cuáles son las posibilidades para comprar o vender en el mercado primario y secundario.

Unidades de valor

Los instrumentos de inversión pueden estar expresados en diferentes unidades de valor como UF, IPC, US$, entre otros. De acuerdo al objetivo de la inversión es posible que algunos inversores prefieran instrumentos en dólares, o en otras unidades de valor.

Tributación de la inversión

Hay algunos instrumentos financieros en los que las ganancias pueden estar afectadas por impuestos; bien sea porque es necesario pagar un impuesto, o porque el rendimiento genera beneficios tributarios.

Invertir es un hábito para el éxito financiero

Invertir y ahorrar es un hábito que requiere mucha disciplina y voluntad, sin embargo, sus beneficios se traducen en éxito financiero y, por tanto, en tranquilidad y estabilidad económica.

Trabajar el dinero y hacerlo crecer es también una forma de asegurar el retiro y el bienestar familiar. Por tanto, la invitación es a empezar cuanto antes a cambiar la mentalidad de gasto, a una de ahorro e inversión.

Esto aplica, tanto para el ámbito personal, como el empresarial. En el mercado de capitales y en los instrumentos de inversión, hay una gran oportunidad para los negocios; por esta razón, todo lo visto anteriormente se puede llevar a gran escala para la ampliación de capital y patrimonio.

Diversificar la inversión, asesorarse y formarse con expertos financieros, así como adentrarse en el mercado de capitales es la mejor forma de comenzar a tomar decisiones de inversión acertadas.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir