Control empresarial del correo electrónico: ¿es lícito?

Control empresarial del correo electrónico: ¿es lícito?
Correo electrónico para uso personal puede acarrear problemas para el trabajador. No obstante, las empresas deben respetar el derecho de los trabajadores

¿Puede una empresa controlar el correo electrónico corporativo de sus trabajadores? Hace unos meses, se desataba la polémica en Europa sobre los derechos fundamentales de los trabajadores. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dio la razón a un trabajador despedido en Rumanía por usar el email de la compañía para fines no laborales. El tribunal de Estrasburgo, con la sentencia, establecía límites sobre los controles que la empresa ejercía sobre sus trabajadores. Para empezar, el control empresarial sobre los trabajadores sí está permitido, pero con unos requisitos que se deben cumplir. 

Sucesos previos a la sentencia de Estrasburgo

El Tribunal de Estrasburgo publicó hace unos meses el caso de un ciudadano rumano, que en el año 2007 fue despedido de su empresa tras enviar correos electrónicos personales a través de la cuenta de la compañía. El trabajador estuvo trabajando a lo largo de tres años en una empresa, en la cual había sido obligado a crearse una cuenta de mensajería con el objetivo de solucionar y responder inquietudes de los clientes. La dirección de la empresa comunicó al trabajador que sus mensajes habían sido revisados y no correspondían con la actividad profesional al detectar que el empleado hablaba con su pareja y familia sobre diferentes temas ajenos a la labor que tenía en la empresa.

Tras 10 años, Estrasburgo ha hecho pública la sentencia en la que ampara al empleado porque considera que la empresa ha vulnerado el respeto a la vida personal, privada y familiar, sentenciando que las compañías no pueden controlar los correos de sus empleados sin avisarles. Es más, el Tribunal considera que los tribunales rumanos violaron el artículo 8 de los Derechos Humanos cuando avalaron el despido del trabajador. 

La sentencia dictamina, además, que la empresa actuó mal: ¿por qué? Porque, según se alega en la orden, la corporación no tuvo en cuenta el derecho a la privacidad del empleado. Los jueces creen que no solo no se avisó al empleado, sino que en el caso de haberlo hecho se deberían haber expuesto razones legítimas que justificaran ese control extremo.

Requisitos a la empresa para realizar un control empresarial del email

La empresa es libre de establecer una serie de controles a sus empleados, así como también de tener límites usando los diferentes medios de trabajo. Es habitual que las corporaciones tengan cámaras de videovigilancia, realicen registros de salida y entrada de centros de trabajo o realicen grabaciones de conversaciones de teléfono. Incluso, también es posible que se realicen rastreos de correos electrónicos para encontrar información sobre el trabajo que realiza un empleado. 

En todos estos casos, pero sobre todo a la hora de poder revisar el correo electrónico, la empresa debe cumplir una serie de requisitos, que se recogen en el artículo 10 de la Constitución:

  • La compañía debe haber informado con anterioridad al empleado de que existen sistemas que monitorizan sus comunicaciones, como las del correo.
  • Al trabajador se le debe notificar previamente cualquier modificación o el uso de medios que la empresa realice. También debe ser notificado acerca de las sanciones que se le pueden aplicar en el caso de incumpla las normativas de trabajo.
  • Los medios que utilice la empresa deben ser proporcionados, contar con la máxima confianza y ser lo menos intrusivos posibles.
  • Si la empresa decide despedir al empleado pero la compañía ha incumplido alguna de las premisas comentadas tendrá lugar un despido improcedente o nulo, aunque se debería estudiar cada caso.

El derecho del empresario a controlar el trabajo y la Constitución española

El artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores permite al empresario adoptar las medidas que estime oportunas para controlar y vigilar que el empleado cumpla sus obligaciones y deberes laborales, pero siempre guardando y aplicando la consideración relativa a su dignidad. Por lo tanto, la Constitución establece que la empresa puede verificar que un trabajador esté cumpliendo con su mandato, pero, a su vez, el empresario no debe menoscabar los derechos fundamentales de los trabajadores.

Llegados a este punto, se puede observar que existe un claro conflicto de intereses: los derechos de los trabajadores con el derecho del empresario a controlar la actividad de sus trabajadores. Para solucionar esto, se deben tratar estos conflictos con un triple juicio de proporcionalidad, necesidad e idoneidad. Con esto, la intromisión empresarial en los derechos del trabajador estaría justificada y sería legítima si esta consigue el objetivo propuesto (juicio de idoneidad); si es necesaria, si no existe otra forma otra forma más moderada para conseguir el propósito con eficacia (juicio de necesidad); y, además, si es ponderada o equilibrada, derivándose de si existen más beneficios o ventajas para el interés general sobre los bienes o valores en conflicto.

Qué debe hacer el trabajador ante un control ilegal por parte de la empresa

El trabajador que considere que se vulneran sus derechos como empleado debe poner en conocimiento sus problemas a los representantes laborales, que, posteriormente, deben pedir información al empresario del que se sospecha una mala práctica.

Además, se puede plantear presentar una denuncia ante la Inspección del Trabajo para que varios inspectores acudan a la empresa y observen los métodos de vigilancia, pronunciándose sobre su legalidad. En la denuncia, el trabajador debe identificarse, es decir, la denuncia no debe ser anónima. Aunque, eso sí, puede denunciar cualquier persona que, incluso, no sea trabajador de la compañía. En esa denuncia se deben incluir:

  • Datos personales de la persona que pone la denuncia.
  • La descripción de los hechos por los que se realiza la denuncia.
  • Fecha y lugar donde se han producido los hechos.
  • Identificación de los responsables.
  • Aportación de documentación con la que se pueda justificar los diferentes hechos denunciados.

Si son ilegales estas conductas por la empresa, descubiertas por los inspectores, pueden existir sanciones administrativas para las corporaciones y una orden de retirada del control que se esté ejerciendo.

No obstante, dependiendo de cada caso, además de las vulneraciones de derechos que se realicen, el empleado puede demandar a la empresa ante los Juzgados de lo Social, solicitando, si así lo desea, la extinción de la relación profesional con su correspondiente indemnización por despido y solicitando la prestación por desempleo.

Por último, existe a disposición de cada empleado un buzón de lucha contra el fraude laboral en la página web del Ministerio de Empleo. Este se puso en marcha para que cada persona pueda enviar sus notificaciones e infracciones, además de conductas de fraude, para que sean investigados por la Inspección del Trabajo. La principal característica de este buzón es que es anónimo, sin ser necesario el aportar información de quien realiza la denuncia. La información que se llegue a enviar llegará a la Inspección de Trabajo, que analizará si es necesario un procedimiento de inspección. La única desventaja de tomar esta vía es que el empleado no puede ver si la administración está cumpliendo su cometido y si llegan a ponerse en marcha diferentes acciones para descubrir el fraude.

RTVE controlará el correo electrónico de sus empleados

La Radio Televisión Española ha comunicado que controlará los correos electrónicos de sus empleados, permitiendo a la dirección supervisar los emails enviados. En una circular enviada a sus empleados, incluidos los de centros territoriales, la empresa pública comunica que realizará revisiones periódicas de los equipos y los contenidos que a través de diferentes programas que monitorizan. La polémica y las quejas no se han hecho esperar: los trabajadores del ente ya han expresado su malestar y anuncian protestas ante lo que consideran que ponen en peligro la confidencialidad de las fuentes.

En un comunicado, los consejos de informativos de las cadenas de radio y televisión afectadas consideran que el secreto profesional, que está recogido en la Constitución, es un pilar de la libertad y derecho a la información. Asumen que esta medida podrá ocasionar perjuicios a los periodistas y sus fuentes periodísticas, afectando directamente al objetivo de una información plural, independiente y veraz. 

RTVE, en este caso, no incumple la ley, puesto que no solo ha comunicado a sus empleados que monitorizará los dispositivos, sino que además asegura que avisará a los trabajadores a través de alertas de las búsquedas realizadas. No obstante, la Asociación de la Prensa madrileña rechaza esta norma, ya que considera que vulnera los derechos de los trabajadores: tanto en el derecho a la intimidad, como en el derecho a la privacidad y la protección de datos, el secreto profesional y la reserva de la intimidad.

Por su parte, la empresa pública ha afirmado que el único objetivo de estas medidas es proteger a la corporación de posibles ataques externos, como ya ocurrió con la BBC, quien, además, ya adoptó medidas similares para proteger a la empresa y a los propios usuarios. El presidente de TVE ha señalado que, ante las quejas de los trabajadores, estudiarán aplazar la medida hasta que se diseñen unos protocolos.

El control del correo electrónico por parte de las empresas se puede realizar, pero con unos límites, tras la sentencia de Estrasburgo que dio la razón a un trabajador que había sido despedido por enviar correos personales desde su cuenta laboral.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

andres diaz

Enviado el

en noviembre 30 del 2017 me despidieron de la empresa en la que laboraba. hoy 30 de agosto 2018 10 meses después, por error envié un correo a mi correo asignado cuando laboraba en dicha empresa, eso es legal que mi cuenta de correo corporativa siga activa después de mi despido?

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir