La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

¿Cuánto vale el riesgo? El método Monte Carlo

¿Cuánto vale el riesgo? El método Monte Carlo
La importancia del método estadístico Monte Carlo para prevenir los riesgos en las empresas a la hora de hacer inversiones y tomar decisiones importantes

Cada vez son más las empresas que toman conciencia de la importancia de evaluar riesgos a la hora de tomar decisiones o de emprender determinados proyectos de inversión, ya que la previsión y la prevención son a menudo la mejor forma de solución de posibles problemas.

Con el objetivo de valorar con exactitud el riesgo en un determinado proyecto de inversión en una empresa o grupo de trabajo, se lleva a cabo lo que se conoce como el método de Monte Carlo, un ejercicio de simulación de la realidad sustituyendo la realidad por un plano teórico haciendo uso de números aleatorios.

En que consiste el método Monte Carlo

La idea básica de este método, asentando desde hace varias décadas, es poder realizar valoraciones con respecto a determinados proyectos de inversión teniendo en cuenta que las variables que se utilizan para el estudio no son ciertas, sino que en ocasiones pueden referirse a varios valores.

Su principal valor, que ha hecho de esta técnica un aspecto clave para la gestión de proyectos en las empresas, es que permite incoporar el concepto de riesgo a la hora de entrar a valorar una inversión. Como se ha referido con anterioridad, la prevención es un punto crucial a la hora de tomar decisiones en el seno de las empresas, ya que permite estar preparados para contratiempos o riesgos inesperados.

El origen de esta técnica se remonta a la década de 1940 y hace referencia al Casino de Monte Carlo, considerada tradicionalmente la capital “del azar”. En 1940, los matemáticos Neuman y Ulam aplicaron el método de simulación aleatoria al campo de experimentación de las armas nucleares.

La importancia de este hecho reside en que por primera vez se hace patente que esta técnica, además de para el azar y los juegos, también era aplicable a otras áreas del conocimiento. Tan es así que fue 1964 cuando Hertz aplica esta práctica técnica de simulación al análisis de las inversiones.

La utilización del método Monte Carlo como vía de investigación procede del trabajo realizado en la creación y desarrollo de la bomba atómica en el contexto de la Segunda Guerra Mundial en el Laboratorio de los Álamos en Estados Unidos. Lo que se realizó en aquel momento fue la simulación de cuestiones de probabilidad con respecto a la difusión de neutrones.

Hoy en día se trata de unos de los mecanismos de mayor peso a la hora de realizar algoritmos de raytracing para generar imágenes en 3D.

Controlar la aleatoridad es sin duda uno de los objetivos que siempre ha marcado la trayectoria del hombre, por lo que la aparición de esta técnica venía a servir para controlar y poder trabajar aun cuando existe aleatoridad en un determinado proceso. Para llevarla a cabo se produce a estudiar una muestra, generada de forma aleatoria.

Se trata de un método de análisis preventido especialmente práctico para aquellos aspectos en los que es difícil encontrar información, o en los que la experimentación es difícilmente posible. Al poner sobre el tablero una gran cantidad de escenarios aleatorios, los análisis se adaptan con una mayor exactitud a la variabilidad del mundo real.

Para determinar de forma más efectiva el riesgo de una determinada inversión se procede a la identificación de aquellas posibilidades más significativas, lo que reduce de forma considerable la cantidad de variables aleatorias que entrarían en el proceso de análisis. Además, el método exige determinar las relaciones que existen entre estas variables más significativas, a menudo una de las tareas más complicadas de este proceso de prevención de riesgos en las empresas o iniciativas de todo tipo.

La informática, un gran aliado para el método Monte Carlo

La tecnología es, sin duda, una de las grandes bases de la vida moderna, sin la cual no se podrían llevar a cabo la infinita mayoría de procesos de la vida diaria. Por este mismo motivo este método encuentra un pilar fundamental en la utilización de determinados softwares que permiten sistematizar e informatizar la tarea de valoraciones del riesgo,

Algunos de los programas más útiles y más empleados en los diferentes proyectos desde hace años, con el objetivo de establecer el grado de factibilidad de la planificación a la hora de gestionar proyectos, son los siguientes:

  • @Risk. Se trata de una aplicación empleada sobre Microsoft Excel que permite incorporar el análisis del riesgo de un determinado proyecto en el cronograma del mismo.
  • Cristal Ball. Al igual que ocurre con la anterior, también está basada en Excel  y permite aplicar el análisis de Monte Carlo a la gestión de proyectos. Es capaz de dilucidar modelos predictivos concretos y aplicarle la mejor solución. Uno de sus mayores utilidades es que permite considerar la correlación que existe entre distintas variables.
  • Gold Sim. Se trata de un programa de análisis muy aplicable al sector de los negocios y de la ingeniería.

Además de estos, existen otros programas informáticos para aplicar el método Monte Carlo para realizar valoraciones de riesgo, como Katmar, Risky Project o Full Monte, todos ellos muy empleados en el ámbito de los negocios para gestionar proyectos.

La tecnología ha ejercido una influencia fundamental en la implantación y el desarrollo del método Monte Carlo, ya que gracias al avance de los ordenadores y el software, proyectos de cálculo que en otro momento hubieran sido del todo inconcebibles, hoy son perfectamente realizables gracias a programas y aplicaciones novedosas.

¿Por qué es útil el método Monte Carlo de cara a los proyectos?

La idea de la que parte la aplicación del método Monte Carlo es que hay aspectos, como el plazo o el coste, que no pueden ser determinados con exactitud, ya que se trata de puntos variables. Se trata de una variabilidad con una doble vertiente: por una parte, las estimaciones que se llevan a cabo son en sí mismas variables, ya que una acción ni dura siempre igual ni cuesta siempre lo mismo; y por otra parte, el riesgo en sí, ya que presentan una probabilidad de ocurrir diferente en distintas situaciones, asi como un impacto que varía de unas situaciones a otras.

Lo que permite efectuar este análisis es otorgar de forma conceptual un valor a un proyecto, no de manera determinada, sino estableciendo un “valor medio” y una determinada variabilidad. Permite determinar hasta qué punto las determinadas valoraciones de un proyecto son realistas y arrojan confianza con respecto a los objetivos perseguidos con una determinada acción.

Monte Carlo permite a los analistas encargados de llevar a cabo la prevención de riesgos señalar en qué porcentaje de las simulaciones aleatorias que se han llevado a cabo aspectos como el plazo y el coste con menores que los objetivos que se persiguen con el propio proyecto.

De este modo, si este porcentaje es inferior al grado de confianza que una determinada empresa o grupo considera mínimamente aceptable, se estaría ante un caso en el que la planificación no es factible y habría que modificarla.

¿Cómo se aplica el método Monte Carlo?

Este método para determinar el riesgo de determinadas acciones no se usa generalmente para inversiones pequeñas, sino que se destina para las de tipo medio o alto.

La clave para entender la utilidad de este sistema de simulación se encuentra en que en los distintos proyectos hay esencialmente dos aspectos presentes que tienen un comportamiento de tipo no determinista, es decir, cuyos resultados dependen de múltiples variables y hay que enfrentar una cierta aleatoriedad. Este es el caso de las tareas y el riesgo en las inversiones.

Las tareas poseen un valor de tipo medio, además de ser variables en función de unas estadísticas capaces de relacionar un coste a un porcentaje que mide la representatividad. Por su parte, el riesgo presenta dos probabilidades: la de ocurrencia y el impacto que puede tener.

Para poner en práctica el método de Monte Carlo, una vez definidas las estadísticas de tareas y de riesgos, lo siguiente sería calcular un valor concreto para cada riesgo y cada tarea. Esto se realiza a través de la disposición de varios números aleatorios de entre 0 y 100.  Al asemejar a cada número aleatorio un porcentaje de representatividad, el resultado es que se es capaz de estimar la duración o el coste de un proyecto, en función de cada número aleatorio.

La idea es que durante este análisis de riesgo se repita este cálculo un número considerable de veces, para asegurarse de la mayor forma posible de cuál es el riesgo teórico al que una determinada inversión se enfrenta.

En definitiva, el método Monte Carlo se ha revelado como uno de los pilares fundamentales para llevar a cabo valoraciones de riesgo en el seno de las empresas. Tener una herramienta que permita prevenir situaciones aleatorias, definir su probabilidad y poder preparar una respuesta de actuación para los riesgos que una acción pueda acarrear representa un avance crucial en los sistemas de gestión de las empresas y en la optimización de las inversiones. Valorar los riesgos antes de efectuar acciones es una forma inteligente de estar preparados en todo momento para solucionar problemas y reducir así el factor sorpresa.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

Rodrigo Aguinaga

Enviado el

Muchos parrafos y no explica cual es el método Montecarlo.
Subir