Deber inexcusable público y personal: ¿Cuándo procede?

Deber inexcusable público y personal: ¿Cuándo procede?
El trabajador tiene derecho a permiso retribuido ante un deber inexcusable, público y personal. Pero pocas circunstancias tienen esta consideración

Las empresas no suelen poner problemas a conceder un permiso retribuido a sus trabajadores. Lógicamente, lo hacen siempre que estos lo soliciten con causa debidamente justificada. Podría decirse que es una norma no escrita en el ámbito laboral. Sin embargo, hay otro tipo de licencias que sí están reguladas por ley y a las cuales la empresa no puede negarse de ninguna manera. Se trata del permiso por deber inexcusable, público y personal.

¿Qué es el deber inexcusable, público y personal y cuándo procede el permiso?

Puede definirse el deber inexcusable, público y personal como toda obligación que tiene un ciudadano y cuyo incumplimiento daría lugar a responsabilidades administrativas o penales para él. Un buen ejemplo del mismo es la pertenencia a un jurado. Actualmente, para determinados procesos judiciales, la legislación marca la pertinencia de establecer un jurado popular.

Este se elige por sorteo personal y los convocados tienen la obligación de formar parte de él. Además de tratarse de un deber cívico, de no hacerlo, se exponen a sanciones legales. Por tanto, si un trabajador es escogido para uno de estos jurados, la empresa donde trabaja debe otorgarle permiso retribuido mientras dure todo el proceso judicial.

Normativa que rige el permiso retribuido por deber inexcusable, público y personal

Desde el punto de vista laboral, este tipo de deber y sus efectos están regulados en el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores. En él se indica que el empleado, siempre que avise a la empresa y lo justifique, tiene derecho a abandonar su puesto de trabajo para llevar a cabo un deber inexcusable, público y personal. Pero solamente puede hacerlo durante el tiempo indispensable para cumplir con esta obligación.

Así mismo, se incluyen entre estos deberes el ejercicio del sufragio activo. Se entiende por este el derecho y obligación de todo ciudadano a emitir su voto tanto en elecciones como en refrendos. Es decir, que el empleado podrá ausentarse de su lugar de trabajo para votar. Todo ello lo señala el citado artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Sin embargo, como suele ocurrir con las normas legales, este texto ha sido sometido a diferentes interpretaciones, algunas de las cuales han sentado jurisprudencia. Estas afectan tanto a lo que se entiende por deber inexcusable, público y personal como al contenido mismo del propio artículo.

Características que tiene el deber inexcusable, público y personal

Por tanto, es necesario precisar los rasgos característicos de este deber. De no cumplirse alguno de ellos, la empresa no está obligada a dar permiso retribuido. En primer lugar, es personal, es decir, que no puede ser cumplido por un sustituto. Igualmente, es de carácter público. Quiere esto decir que el ejercicio de este deber guarda relación con las Administraciones públicas y, en sentido más amplio, con las obligaciones cívicas.

Así mismo y en relación con el rasgo anterior, el incumplimiento de este deber provoca a quien lo haga sanciones de algún tipo (administrativas, civiles o incluso penales). Por ejemplo, siguiendo el ejemplo del jurado popular, la no asistencia al mismo da lugar a multas considerables. Por último, es un deber que no puede ejecutarse en otro horario distinto al del trabajo.

Casos prácticos en que se da el deber inexcusable, público y personal

Como decíamos, existen circunstancias que han dado lugar a controversia. Pero también hay una serie de casos en los cuales todas las instancias legales están de acuerdo respecto a que se produce este deber. Algunos de los más importantes son los siguientes:

  1. Ejercitar el sufragio activo: además del hecho de votar en elecciones o refrendos y por analogía, se incluyen en este apartado los periodos de tiempo que usen los trabajadores en participar en votaciones para cualquier órgano de representación unitario. Por ejemplo, elecciones sindicales.
  2. En relación con el anterior, la asistencia a mesas electorales. Aquí se incluyen el ejercicio de la presidencia y la vocalía, que son obligatorios por ley. Pero también el de interventor propuesto por partido u otro tipo de organización, que se realiza por voluntad propia.
  3. La participación como miembro de un jurado: un trabajador puede ser elegido como jurado popular. Tiene la obligación legal de asistir salvo circunstancias excepcionales y debidamente acreditadas. En tal caso, la empresa deberá concederle un permiso retribuido para todos los días que dure el proceso hasta alcanzar un veredicto.
  4. La comparecencia en un juicio en calidad de testigo. Igualmente, la asistencia a juicios o actos de conciliación cuando el trabajador es la parte demandante se consideran deber inexcusable. Sin embargo, la asistencia a un tribunal en condición de perito de una de las partes no se considera tal deber. La ley obliga a la comparecencia, pero también brinda la posibilidad de no aceptar previamente ese nombramiento y además se trata de una labor retribuida que choca con la actividad laboral. Por tanto, no se trata de un deber inexcusable.
  5. El ejercicio de cargo público para el cual el empleado haya sido elegido o designado.
  6. Todos estos casos constituyen deberes inexcusables, públicos y personales. Además, la jurisprudencia, es decir las sentencias judiciales, han incorporado otros dos. A su vez, estos son:
  7. La renovación de documentos oficiales. Entre ellos, el Documento Nacional de Identidad, pero también aquellos imprescindibles para realizar una actividad profesional. Por ejemplo, el carnet de manipulador de alimentos en el caso de la hostelería. Todo ello con una salvedad: que solo pueda hacerse en el horario de trabajo. No obstante, la jurisprudencia establece que la obtención o renovación del pasaporte no es equiparable a la del D.N.I. Por tanto, este trámite no se considera deber inexcusable salvo que tal documento sea indispensable para desarrollar el trabajo. Por ejemplo, en el caso de un empleado que debe ir a trabajar para su empresa al extranjero.
  8. El periodo de tiempo necesario para acudir a revisiones de tipo médico necesarias para acreditar situaciones de incapacidad. Sin embargo, en este supuesto no se incluyen otro tipo de consultas médicas.

Relacionado con este último punto, hay un supuesto que ha levantado cierta polémica. Según la jurisprudencia, no se considera un deber inexcusable y personal que proporcione el permiso retribuido acudir a una consulta médica con un hijo menor con discapacidad.

Existen muchas voces que han protestado ante esta circunstancia. Llevar a tales revisiones a un hijo es un deseo y una necesidad para cualquier progenitor. Pero además la ley exige a los padres velar por el cuidado de sus hijos. Y, en tal sentido, les obliga a velar por la salud de los mismos. Por tanto, ambas normas chocan entre sí. Es decir, por una parte el Derecho obliga a proporcionar a los hijos asistencia médica y, por otra, no les concede permiso retribuido para hacerlo.

Por ello, ya hay muchos convenios colectivos que amparan esta circunstancia como un derecho inexcusable y, por tanto, lo incluyen dentro de los supuestos de permiso retribuido.

¿Qué condiciones deben darse para que exista este permiso retribuido?

Tal como decimos, en primer lugar este permiso debe solicitarse por un deber inexcusable, público y personal. Pero, además, para que sea concedido tienen que darse otras condiciones. Así, que exista incompatibilidad entre el horario de trabajo y el tiempo en que debe prestarse la obligación. Por ejemplo, en el caso de tener que asistir a una mesa electoral. Esta permanece abierta, normalmente, entre las 8 de la mañana y las 20 horas de la noche. En consecuencia, el trabajador no puede acudir a su puesto laboral.

Respecto a esta circunstancia de colisión de horarios, existe una particularidad. En el caso de los cargos públicos (alcaldes, concejales, etc.), si su ocupación les exige perder más del 20 % de las horas de trabajo durante un plazo de 3 meses o más, la empresa para la que trabajan puede declarar al empleado afectado en situación de excedencia forzosa.

Por otra parte, para solicitar este permiso, el trabajador tiene que avisar con la antelación suficiente para que su empresa pueda cubrir su baja del puesto laboral. E igualmente, el empleado debe acreditar documentalmente el motivo que causa la ausencia del trabajo. Todos estos aspectos vienen regulados, igualmente, por el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores.

En conclusión, el permiso retribuido por un deber inexcusable, público y personal viene regulado, como acabamos de decir, por el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores. Este define tal obligación como aquella que solo puede realizarse personalmente y que, de no hacerse, conlleva una sanción de tipo administrativo, civil o penal. Así mismo, tanto en citado Estatuto como la jurisprudencia conceptúan claramente cuáles son esos supuestos de obligación inexcusable.

Por otra parte, el permiso retribuido solo incluye el tiempo necesario para cumplir con ese deber. Y, para obtenerlo, el trabajador debe acreditar documentalmente tanto la existencia de esa obligación como su coincidencia con el horario laboral. E igualmente avisar con antelación suficiente para que la empresa cubra su ausencia. En todo caso, generalmente los empleadores suelen ser flexibles con los permisos de sus empleados, siempre que sean por causa justificada, aunque no vengan contemplados en el Estatuto de los Trabajadores.

Formación relacionada

Comentarios (8)

Responder

ISABEL

Enviado el

Trabajo en una perfumeria queria informarme si puedo ausentarme en mi horario laboral para hacer la declaración de la renta al no haber podido conseguir otra hora fuera de tal creo q mi convenio es el de Drogueria y Perfumeria y no lo ampara muchas gracias
Responder

Javier Castro

Enviado el

Sobre el tema renovación DNI si cuando solicitas cita previa y las horas que te dan fuera de horario de trabajo son a tres meses vista y ya está caducado. Yo entiendo si si hay horas libres a un mes vista por ejemplo debería considerarse permiso retribuido. Hay jurisprudencia al respecto.
Responder

Sandra

Enviado el

Trabajo en una casa como interna,al cuidado de una persona mayor y al no vivir en mi casa mi familiar me comunica q tengo una carta certificada para recoger y por la mañana decido ir a recogerlo y luego cumplir con lo q indica la carta certificada, lo que me toma como una hora literalmente,entonces regreso a mi puesto de trabajo y me encuentro con q la hija, de la señora a la que cuido, está irascible y no me deja explicarme, ni tomo en cuenta q yo a la señora la dejé deayunada, totalmente atendida y resguardada en su cama sin que pueda, situarse en peligro alguno y dado que regrese tan pronto quede libre no vi problema y en 5añis ya trabajando aquí nunca pedí permiso para ninguno de mis trámites ni mis citas al médico ni traslados ni por enfermedad ,siempre puse una solución ,bien fui con la señora o bien deje al cuidado ya sea mi hermana o hija al cuidado de la señora sin que se les retribuya ningún pago ,por ello y se me llama la atención de mala forma y con una falta de respeto a mi persona que veo injusto .no se que hacer al respecto ni como no sentir que se me trata como si fuese una esclava o presa .así q mi pregunta es ¿Cómo defiendo mi derecho de trabajadora ?con este maltrato que recibo es q me siento así por q es como si yo no pudiese tener derecho para asuntos personales . Gracuas
Responder

Miguel

Enviado el

Hola,

Me gustaría saber si entra dentro de los supuestos como deber inexcusable la asistencia a un notario para la firma de escrituras de compra-venta, y fuera de mi localidad,
Gracias, un saludo
Responder

Juan

Enviado el

¿Se considera deber inexcusable testificar en un juicio eclesiástico de nulidad matrimonial?
Responder

Macario Yebra Lemos

Enviado el

La asistencia, por parte de un miembro electo de la Junta de Gobierno de un Colegio Profesional, a las reuniones oficiales de esta Junta ¿Se puede entender como deber inexcusable?
Responder

Julio Cesar Garcia

Enviado el

he salido concejal en mi pueblo, soy funcionario de la Junta de CyL, de cuantos días dispongo retribuidos por el ejercicio de deber inexcusable...
muchas gracias
Responder

Paqui Eugenio

Enviado el

De camino al trabajo, tuve un accidente de tráfico y aunque yo sali ilesa, tuve que estar en el lugar del accidente hasta que llego atestado y vinó la grúa a por el coche. ¿sto se considera deber inexcusable.?
Muchas gracias

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir