Ejecutar la Estrategia (sin matarla)

Definición de Estratégia
Ejecutar la Estrategia muchas veces genera dudas en la empresa ¿Trabajan todos los dptos. alineados? Aquí abordamos la problematica de la estrategia.

Una de las problemáticas relativamente frecuentes en las empresas hace referencia a la necesidad de, una vez definida, ejecutar la estrategia que se ha fijado. La ejecución de la estrategia muchas veces genera dudas en la empresa. ¿Están ya todos los departamentos trabajando en la misma línea? ¿No deberíamos ya empezar a ver resultados? ¿Cómo controlamos que se está ejecutando correctamente? ¿Debemos plantearnos hacer algunos cambios o ajustes? ¿Nuestras decisiones se están basando en la estrategia que definimos?

Según algunos estudios más de la mitad de las estrategias corporativas no llegan a ejecutarse. Y las razones más frecuentes suelen ser las resistencias debidas a personalismos, conflictos de interés, barreras organizativas, culturales y también falta de operatividad en los canales de comunicación dentro de la empresa.

Lo cierto es que la ejecución de las estrategias requiere normalmente un grado de coordinación e interacción extraordinario. Es decir, ir más allá, del trabajo y la coordinación necesaria para avanzar en el día a día. La urdimbre estratégica de la compañía exige el mismo orden y precisión con el que en un telar hay que insertar los diferentes hilos de colores. Cualquier tejido estratégico exige además mantener la urdimbre bajo tensión continuamente durante el proceso de tejer y por eso el hilo debe ser fuerte y resistente. Por ello los responsables de ejecutar deben ser capaces de mantener en el proceso la necesaria tensión y usar también en la organización hilos fuertes capaces de vencer las barreras que el proceso de ejecución provocará casi necesariamente.

En este sentido, muchos de los buenos consejos que nos ofrecen las compañías que han tenido éxito a la hora de definir y ejecutar sus estrategias van en esta línea. La foto final, el dibujo del tapiz, debe estar claro y ser comunicado adecuadamente a toda la compañía. Toda la organización debe recibir un mensaje claro de que se ha definido una estrategia para ser ejecutada y ser motivada por ello.

No se trata de que la foto resulte más o menos pintona en las presentaciones al consejo de administración, los accionistas o el mercado. La estrategia debe traducirse en objetivos precisos, metas claras, actividades y tareas concretas que tengan asignados responsables concretos, señalados con nombre y apellidos. Además la organización deberá trabajar de forma entrelazada y será, por tanto, necesario en muchos caso configurar equipos multidisciplinares que provengan de diferentes departamentos o geografías.

Uno de los retos más complejos es lograr que la organización mantenga la necesaria atención y tensión  en la ejecución de la estrategia. La vida diaria de muchas empresas y de los equipos existen siempre multitud de circunstancias que reclaman atención inmediata y a corto plazo y eso puede relegar la ejecución de las estrategias que se terminan postergando un día y otros por las más variadas razones: una importante acuerdo con un cliente, una rotura de inventario, un problema informático, una importante feria, un lanzamiento de una nueva gama, una decisión sobre el nuevo logo de la compañía, la salida de un directivo, etc. Nuevas prioridades y retos surgen en las organizaciones casi todos los días y con ellos la ejecución de la estrategia termina pasando a un segundo plano y termina, por fin, diluyéndose ante las novedades.

Por último, la empresa debe tener en cuenta que no se puede pedir objetivos sin al mismo tiempo aportar los recursos que se necesiten para ello. Estos muchas veces pueden, ser elementos como formación, sistemas informáticos, etc. O, quizá más importante, tiempo. Muchas iniciativas estratégicas terminan muriendo porque los equipos y responsables de ejecutarlas no disponen de tiempo para sacar adelante las nuevas iniciativas y al mismo tiempo la carga de trabajo diario. Aunque a algunos quizá les suene a excusa, la ejecución estratégica requiere de tiempo y si no se prioriza y se acaba dedicándolo a otras tareas será complicado que ninguna estrategia salga adelante.

Solo cuando una organización es capaz de pulsar estas teclas en el sentido adecuado la trama resistirá la tensión del complejo ejercicio de ejecutar su estrategia… sin matarla. 

Formación relacionada

Comentarios (4)

Responder

Jose Carlos Guerra

Enviado el

Gabriel mi comentario
Una estrategia se desarrolla a Largo Plazo, pero lo importante como señalas, es saber utilizar y poner los recursos donde mejor se desarrollan.
En algunas empresas que no han podido tener éxito, en su estrategia, es por no haber sabido el reconocer el recurso humano con experiencia y han sido dejado de lado, esto refleja en el personal un grado de desconfianza y desconcentración; en la ejecución de la estrategia por parte de la gerencia al no saber aprovechar este recurso.

Por ello los responsables de ejecutar deben ser capaces de mantener en el proceso la necesaria tensión y usar también en la organización hilos fuertes (Personal con Experiencia) capaces de vencer las barreras que el proceso de ejecución provocará casi necesariamente.

Es mi opinión.
saludos
Responder

Gladys Romero.

Enviado el

Estimado Gabriel:
Las estrategias son acciones del cual no se puede prescindir , ellas nos ayudan a mejorar nuestro trabajo, a satisfacer al cliente , mantener a la Empresa vigente.
Responder

Sariah Kathlene

Enviado el

Buenos días!

Primero quiero agradecerle por fundamentar excelentemente el tema de "Ejecutar la estrategia sin matarla", ya que en mi caso pasa lo mismo y la verdad no encontraba el por qué no podía ver resultados con prontitud, que el tema de recuersos provenientes de distintos origenes con culturas o sistema informatico distintos no podían hacer un conjuto para lograr un objetivo, que el tema de la organización y la comunicación muchas veces falla, etc.
Pero, ahora con su aportación llego a la conclusión que es importante tener objetivos precisos, metas clara y actividades o tareas concretas. Es decir que las decisión que tomemos deben ser acorde a las estrategias, que debemos mantener la atención y tensión, que nuestros objetivos no se lograrán si no tenemos los recuersos necesarios para ello, por ultimo lo mas importante disponer de tiempo y admistrarlo sin perder el hilo que nos llevará al objetivo final.
No hay excusa, el orden del proceso y ejecución de la estrategia precisa nuestra atención, tención, tiempo, recursos necesarios y excelentes responsables.

Gracias!
Responder

Ricardo Nieto Gómez

Enviado el

En el negocio que tenemos fijé una estrategia enfocada en el diseño del negocio. Tiene objetivos de mediano plazo pero la estrategia es en el día a día, en la forma que atenderemos a los clientes. Luego de leer el artículo considero debo reunir a todo el personal para fortalecer la comunicación , los objetivos a lograr y los roles que debemos cumplir. Luego transmitir que mensualmente nos retroalimentaremos si estamos cumpliendo.

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir