El business intelligence aplicado al marketing digital

El business intelligence aplicado al marketing digital
Abordamos los 2 conceptos por separado y luego exponemos las ventajas de la asociación entre business intelligence y el marketing digital para explotar la información.

Resulta del todo normal que veamos unidos conceptos como business intelligence y marketing digital. Al fin y al cabo, forma parte de la lógica de los negocios que se produzca una combinación de las aportaciones exitosas. Con mayor justificación, de hecho, si estas relaciones van a ser promovidas en el ámbito digital, el cual es uno de los más propicios para probar las innovaciones. 

Por lo tanto, vale la pena que empecemos a estudiar la naturaleza de la relación entre business intelligence y marketing digital mediante un breve repaso a los aspectos más relevantes de estos conceptos. 

¿Qué es el business intelligence?

En primer lugar, podemos aportar, para entender correctamente a qué nos estamos refiriendo, que la traducción al castellano de este concepto significa inteligencia empresarial. Pero hemos de profundizar y centrarnos en la definición más concreta de la -según sus siglas en inglés- BI

Y es que la BI es el conjunto de estrategias y factores de administración relacionados con la acumulación de datos obtenidos acerca de una organización (en especial, de una empresa). Este manejo masivo de los datos permite disponer de un mayor conocimiento del medio, el cual está ligado a la toma de decisiones con más información y, por consiguiente, con mayores posibilidades de éxito. 

Pongamos un ejemplo típico, como el de una empresa que se dedica a la venta de calzado. Es posible que esta empresa haya hecho público que en febrero del año en curso ganó 18 000 euros. Esta información tiene su importancia. Nadie lo niega, pero aislada pierde bastante fuerza analítica. A grandes rasgos, lo que nos quieren transmitir los defensores de la relevancia de la BI es que esa cantidad de ingresos mensual sí que nos aporta una información más enjundiosa dentro de un contexto de datos exhaustivo de la organización. En este sentido, la BI implica los beneficios que tendrá para la empresa poder analizar este dato en un marco más amplio, determinado por la disposición de otros datos que permiten poner de relieve esa suma de ingresos mensuales, tales como: los niveles de ventas de los meses anteriores, gastos del mes de febrero y de los precedentes, etc. 

Por otro lado, la BI -y esto nos sirve para enlazar con el siguiente apartado- está muy vinculada a las modernas tecnologías que han revolucionado el mundo empresarial. Nos referimos a las tecnologías de conexión de datos, las cuales suponen avances acumulativos relacionados con los beneficios que nos aporta Internet. 

Y es que no cabe duda de que el contraste de grandes cantidades de datos no sería posible sin poder recurrir a las técnicas relacionadas con el manejo masivo de datos o big data. En otras palabras, las metodologías previas a la eclosión y popularidad de Internet en nuestras sociedades se revelarían, a todas luces, insuficientes para posibilitar la gestión de un volumen de datos como el que son capaces de acumular las organizaciones actuales. 

De esta manera, no debes tener dudas acerca de que, a día de hoy, sería imposible almacenar y utilizar correctamente las ingentes cantidades de información que generan las diversas organizaciones con los medios que se empleaban (archivadores, folios, etc.) antes de la “democratización” de Internet. En todo caso, sería inviable la disponibilidad rápida y las gestiones, prácticamente, automáticas que podemos realizar con ellos. En este sentido, has de valorar, además, que no solo bastaría con tener la conexión más rápida a Internet, sino que, sería fundamental que contaras con potentes softwares de gestión para poder realizar los análisis de datos oportunos. Por ejemplo, un ERP (Enterprise Resource Planning), que destaca por admitir especificidades de adaptación a los negocios concretos. 

Volviendo, por otro lado, al ejemplo del negocio de calzado que aportamos al inicio de este apartado, podríamos decir que el contraste de la cifra de ventas del mes de febrero con el de otras magnitudes nos permitiría orientar una toma de decisiones coherente y tendente a maximizar la cuenta de resultados. Además de obtener una relación óptima entre estos y los medios utilizados para conseguirlos. 

A través de herramientas como los softwares de gestión, la BI se articula en los siguientes beneficios:

  • Mayor accesibilidad a la información
  • Apoyo sustancial en la toma de decisiones
  • Orientación al usuario final

Por último, hemos de destacar que las soluciones de la BI se plasman en documentos que nos aportan una información clave, tales como los siguientes informes y análisis: 

  • Informes predefinidos y a la medida
  • Consultas y cubos
  • Alertas
  • Análisis estadístico
  • Pronósticos
  • Minería de datos (o modelo predictivo) y procesos
  • Optimización

El auge del marketing digital

A continuación, necesitamos asociar la BI con el marketing digital. En este aspecto, podemos asegurar que el marketing también se ha beneficiado grandemente de los progresos que ha implicado el fuerte impacto que Internet ha generado en nuestras sociedades. Esto se debe, sobre todo, a que es una adaptación de la alta dirección de una empresa a las necesidades que marcan el mercado y la competencia.

El marketing es un concepto cuya puesta en práctica se remonta a principios del siglo XX y que se ha convertido en fundamental en las estrategias de maximización de beneficios de las empresas. Sin que esto haya significado una desaparición de las técnicas del marketing offline, las cuales siguen jugando su rol combinadas o con una presencia importante en determinados ámbitos, hoy en día, hemos de tener claro que las del marketing online han alcanzado una primacía espectacular. 

Por lo tanto, la característica definitoria del marketing digital consiste en que se articula mediante dispositivos de conexión de datos (los cuales cada vez son más sofisticados y populares) y a través de plataformas, como las redes sociales, de seguimiento masivo. En resumidas cuentas, la indudable aportación del medio online al mundo del marketing consiste en que permite llegar a gran cantidad de nuestro público con una menor inversión. Esto es lo que conocemos como ROI (Return of Investment, en castellano, retorno de la inversión) realmente propicio. 

En las siguientes líneas, te ofrecemos un resumen de las ventajas que te ofrece, en combinación con la BI, el marketing digital:

  • Segmentación de mercado (es decir, de tu target o público potencial), para que no te pierdas entre el público objetivo.
  • Relación con los influencers que expandirán el mensaje 
  • Publicidad comportamental online 
  • Entorno colaborativo en el ámbito de las tecnologías de la comunicación e información
  • Optimización en los motores de búsquedas (a través de los posicionamientos SEO SEM)
  • Comunicaciones multicanal

Además, has de tener en cuenta que podemos conseguir estos beneficios mediante el manejo de estas técnicas de marketing digital:

  • Analítica web
  • Marketing de contenidos y posicionamiento (SEO) y publicidad (SEM) en buscadores
  • Administración de comunidades y redes sociales y publicidad (destaca el Display) en ellas
  • Email marketing mobile marketing
  • Comercio electrónico

Las ventajas de la asociación entre BI y marketing digital

Son muchos los conceptos vinculados a la fructífera relación entre la BI y el marketing digital (tales como cuadro de mando integral, Key Performance Indicators (KPIs), Data Warehouse, bases de datos NoSQL, etc.), pero vale la pena que nos centremos, más allá de las funcionalidades particulares de determinadas aplicaciones, en ciertos beneficios que nos reportará esta. A continuación, los repasamos en el marco del esquema conocido como las 4 V. 

  1. Volumen. Como te decíamos anteriormente, resulta imposible abarcar un volumen de datos de las magnitudes que se manejan actualmente con los medios previos a la época de Internet. Al menos, sería imposible manejarlos y, al mismo tiempo, tener la posibilidad de extraer información útil y práctica. Esto, por otro lado, lo podemos conseguir gracias a las técnicas que nos permiten valorar los KPIs avanzados anteriormente. Y es que la segmentación de targets depende de esta capacidad de extracción masiva de datos. 
  2. Variedad. De la misma manera que el volumen de datos empleado puede referirse a diversas propiedades (género, edad, lugar de residencia, etc.), has de valorar que cuentas con diversos formatos para tratar la información digital (gráficos, textos, imágenes…) y, además, puedes consultarla en distintos dispositivos de conexión de datos (ordenadores, smartphonestablets…). De la misma manera que necesitas cribar en el volumen de datos, también requerirás discriminar entre qué formatos y medios se adaptan mejor a cada información. 
  3. Velocidad. La BI y el marketing digital no solo nos han permitido abarcar cantidades antes inimaginables de datos y ponerlas en relación, sino que han sido clave para que, de manera funcional, las conclusiones acerca de estos datos hayan podido llegar a tiempo. Y es que las modernas tecnologías de conexión de datos han propiciado la automatización de todos estos procesos. 
  4. Veracidad. Por último, hemos de reseñar un aspecto que no está directamente relacionado con la relación entre BI y marketing digital, pero que, indudablemente, afectará a su efectividad. Asegúrate de que los datos que recoges son ciertos o los avances que te hemos presentado no servirán de nada. 

En definitiva, BI y marketing digital son dos aplicaciones prácticas imprescindibles para que logres optimizar tus rendimientos empresariales. 

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir