El contenido seguirá siendo el rey

El contenido seguirá siendo el rey
Aquellas empresas que tienen y mantienen sus blogs con contenido de interés para la audiencia tienen un 67 % más de oportunidades de ventas mensuales

Según indica Joe Pulizzi, fundador de CMI (Content Marketing Institute), el 93 % de las empresas a las que ha tenido acceso mediante la encuesta Global content survey of brand marketers and their B2B audiences, afirma que aumentará su presupuesto en marketing de contenidos durante 2016. Una tendencia que, tal como afirman distintos expertos y coolhunters en el sector, no hará sino crecer durante los próximos años. Por eso tenemos que tener claro que el contenido seguirá siendo el rey –la piedra angular de toda estrategia de marketing digital-, pero ojo, no a cualquier precio; solamente funcionará el contenido relevante, diferente y de calidad.

El content marketing en cifras

Aquellas empresas que tienen y mantienen sus blogs con contenido de interés para la audiencia tienen un 67 % más de oportunidades de ventas mensuales que las que obvian este punto. Y es que aunque los resultados del content marketing sean a largo plazo y, por este motivo, resulte difícil convencer de sus ventajas a algunos empresarios que quieren triunfar “de la noche a la mañana”, sí se pueden complementar con otras técnicas de marketing online –como el e-mail marketing o las campañas de Facebook Ads- hasta obtener el ROI previsto. Se trata, por lo tanto, de “inboundizar” todas las técnicas que sí funcionan a corto y medio plazo mediante contenidos que aporten valor y utilidad a los consumidores en su día a día.

Muy sencillo, pero ¿cómo? Por ejemplo, si tu empresa es un restaurante ofrece contenido sobre recetas fáciles de hacer o si se trata de una peluquería no te limites a poner fotografías de tus últimos peinados en Facebook; haz llegar a tus clientes no solo descuentos para próximas visitas sino también artículos sobre las principales tendencias para lucir un pelo de moda este verano. Si lo haces de forma planificada sobre la base de contenido de calidad (que tenga en cuenta los intereses, necesidades y hábitos de la audiencia), el éxito estará asegurado.

Síntoma de la buena salud que atraviesa el marketing de contenidos, son los resultados presentados por la plataforma de publicación de contenido Contently –referente en el sector del content marketing-, que augura que en 2019 esta modalidad generará en torno a los 300.000 millones de dólares. Asimismo, destaca que para el 75 % de los profesionales esta práctica se traduce en un aumento significativo de la fidelización del cliente y para el 60 % de ellos también se deja notar en el ROI, es decir, se traduce en un aumento de las ventas.

Estas estadísticas no son de extrañar si también tenemos en cuenta el dato aportado por la firma de software Kentico, que señala que el 74 % de los consumidores concede credibilidad al contenido educativo que ofrecen las empresas frente a otras formas de publicidad más intrusivas y molestas. En un mercado tan saturado de mensajes y marcas, diferenciarse de la competencia es un imperativo para conquistar el corazón –y también la mente- del consumidor.

Marketing de contenidos: tendencias futuras

Pero el camino hasta convertir nuestra marca en una marca humanizada y con personalidad no es fácil. Por ello, los expertos –tales como Forbes, Mashable o Hubspot- ya se han lanzado a hacer sus predicciones para los próximos años en materia de content marketing. Toma nota:

1. El vídeo, elemento crucial en una estrategia de contenido.

El 92 % de los denominados milennials confiesa ver vídeos online con regularidad. Al blog se le une ahora el vídeo –además de los mailings, fotografías e infografías- como medio por antonomasia del marketing de contenidos. Atentos a plataformas como Periscope o Facebook Live -tienen aún mucho que decir en este sentido- y al boom de los vídeos personales y de los mini vídeos realizados por los propios consumidores desde sus smartphones.

2. Webs de contenido independiente.

Muchas marcas apostarán por esta variante frente al tradicional blog. Una forma de llegar a los consumidores mediante su propio site de contenidos especializados con consejos, papers, tutoriales y recursos gratuitos que las posicionen como referentes en su sector.

3. Difusión personalizada: en el momento oportuno y a la persona adecuada.

Para que funcione, nuestra estrategia de contenido deberá llevar aparejada una amplia investigación de las audiencias –hábitos, opiniones, intereses- con el fin de saber distribuir el contenido de calidad justo en el momento preciso del ciclo de compra (buyer´s journey) y al cliente potencial elegido (buyer persona). De lo contrario, todo esfuerzo será en vano.

4. Redes sociales y marketing de contenidos.

Sin duda un buen matrimonio si nos concienciamos de dejar de usar las redes sociales para promocionar nuestra marca o vender lo bien que lo hacemos. Todo lo contrario. Son excelentes aliadas para el content marketing si las utilizamos estratégicamente para conectar con los consumidores, conversar con ellos –el porcentaje de respuesta debe ser alto y lo más inmediato posible- y generar engagement. Hablando de redes sociales, ojo a la publicidad en Instagram y al ascenso de Snapchat.

5. Be Mobile.

El consumo de contenidos sigue su tendencia al alza a través del móvil, que ya ha relegado a la tablet y al PC a un segundo y tercer puesto. Por este motivo, todos los contenidos –independientemente de su formato- deberán estar adaptados para ser consumidos en los smartphones, con un diseño responsive, que facilite la búsqueda, lectura y navegación móvil. Además, Google cada día hace más esfuerzos por premiar a las webs mobile-friendly en términos de posicionamiento SEO. No obstante, tendremos que estar atentos al despegue del Internet de las Cosas y a los wearables. Adaptarse o morir.

6. Apuesta por el storytelling y los contenidos interactivos.

Toda marca o empresa tiene detrás una historia. Saber contarla de forma que emocione y llegue al consumidor -si es con animaciones mejor que mejor- es un plus para colarnos en su mente frente a las marcas de la competencia.

7. No todo es San Google.

A pesar de que su hegemonía es incuestionable y es la página web más visitada de todo el mundo, los coolhunters avisan de la importancia cada vez mayor que adquieren otros buscadores como DuckDuckGo. Su fortaleza es que no te “rastrea” y permite mantener mayor privacidad a la hora de navegar por la Red. A tener en cuenta, por lo tanto, para las búsquedas orgánicas.

8. Calidad y cantidad.

Matrimonio perfecto en el futuro del marketing de contenidos. Los buscadores no solo favorecen los textos originales 100 %, libres del copia y pega, sino que cada vez conceden más relieve a aquellos que superan las 1000 -1200 palabras.

9. Redes sociales como plataformas de publicación de contenidos.

Lejos de ser meras distribuidoras de contenidos, las redes sociales tienden a facilitar cada vez más el trabajo de creación y publicación de una forma directa y rápida. Un ejemplo, los Instant Articles de Facebook.

10. Analítica web.

Sin ella no podríamos medir si nuestra marca está tomando el rumbo correcto a través del marketing de contenidos ni tendríamos suficiente información objetiva para tomar decisiones estratégicas. Así que pues, primero investiga, luego planifica y define  tus KPIs, a continuación ejecuta, y por último, analiza. Existen multitud de herramientas de analítica web gratuitas en Internet.

¿Qué tipo de contenido triunfa?

Si bien no hay una norma fija para acertar con los contenidos que, nada más pisar el asfalto digital, se convierten en virales, podemos fijarnos en una serie de formatos que, con una buena dosis de imaginación e investigación, pueden aportarnos notoriedad de marca y nuevos vínculos con nuestra audiencia.

  1. Infografías: Ideales para presentar una gran cantidad de datos y estadísticas de una forma clara y visual. De la mano de herramientas como Piktochart o Canva son complementos perfectos para tener a mano y lanzarte a por tus propias creaciones.
  2. Papers: Documentos en los que podamos aportar un valor extra al cliente, con información útil para resolver sus dudas acerca de nuestro producto o servicio.
  3. E-books: Si tienes suficiente contenido elaborado sobre alguna materia especializada y relacionada con tu sector, no lo dudes. Crea tu propio e-book con los mejores artículos de tu blog y resérvale un sitio privilegiado para que los usuarios puedan descargarlo con facilidad.
  4. Listados y ranking: Artículos en formato ranking -“Las 5 marcas del top…”- o que contengan listas – “Los 10 mejores trucos o tips para…”,  sin duda son temáticas que generan mucha repercusión en redes sociales.
  5. Vídeos con sentido del humor o que cuentan una historia humana. La felicidad y la emoción a flor de piel es uno de los contenidos que más vistas tiene en YouTube.

En definitiva, lejos de ser una moda pasajera, el content marketing ya ha despegado y vivirá en los próximos años uno de sus mejores momentos. Las marcas rivalizarán por ser las primeras en crear comunidad, conectar con los valores de los consumidores, atraer en vez de molestar y convertirse en auténticas “lovemarkers. Y para ello, el marketing de contenidos es la mejor opción en un mercado hiperconectado y saturado de información en el que los clientes están sobreinformados y tienen mayor capacidad de decisión.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir