El contrato único. ¿Solución a la precariedad?

El contrato único. ¿Solución a la precariedad?
El debate sobre la creación de un contrato único ha vuelto a la primera fila. No hay acuerdo entre los agentes implicados para instaurar un modelo.

El debate sobre la creación de un contrato único ha vuelto a la primera fila. No existe acuerdo entre los agentes implicados para instaurar un modelo cuyo objetivo, en principio, sería acabar con la actual dualidad que presentan los contratos temporales y los indefinidos. Sin embargo, las dudas ensombrecen la cuestión de si es realmente la solución a la precariedad laboral.

Claves del contrato único indefinido

  1. El Contrato único indefinido plantea poner fin a la dualidad existente entre los temporales y los indefinidos. Todos los contratos serían indefinidos, de manera que la protección legal sería la misma para todos los trabajadores.
  2. Se mantendría la actual protección del trabajador y se establecería una indemnización creciente en el tiempo.
  3. “Mochila austríaca”. Se trata de la creación de una cuenta de prestación por desempleo para cada trabajador. El empresario haría una serie de aportaciones iguales a esa cuenta que el empleado podría rescatar si perdiese el empleo y le serviría como complemento al subsidio por desempleo, o si bien no necesita ese dinero, podría optar por recuperarlo en el momento de su jubilación como complemento a su pensión. Con esta medida se prevé que se fomentaría la búsqueda activa de empleo si el trabajador quedase en situación de desempleo.
  4. Nivel de protección intermedio para todos los trabajadores. Uno de los puntos que más enfrentamientos ha provocado en torno al contrato único ha sido el temor a que suponga abaratar el despido. Aunque los defensores de la reforma sostienen que, con un nivel intermedio, la protección puede ser menor, igual o mayor que la actual, y que esta cuestión no tiene nada que ver con el coste medio del despido.

Las principales ventajas

Desde el primer momento, las confederaciones de empresarios han visto con buenos ojos la implantación del contrato único indefinido, sin embargo, los sindicatos y representantes de los trabajadores ven en el modelo una forma de desproteger al trabajador frente al empleador.

  1. Pone fin a la dualidad entre contratos indefinidos y temporales y, por tanto, en la clasificación que se hace de trabajadores de primera y de segunda. Al ser todos indefinidos, los temporales tendrían la misma protección que tienen ahora los indefinidos.
  2. La indemnización creciente en el tiempo permitiría que todos los trabajadores tuviesen los mismos derechos en caso de rescisión del contrato, lo que pondría fin a la desigualdad actual, en la que los temporales solo tienen derecho a 12 días por año trabajado, frente a los 33 de los indefinidos.
  3. La toma de decisiones en el área de personal sería más sencilla y simplificada, en beneficio de la productividad y la capacidad del trabajador, y no según el tipo de contrato que tiene, lo que permitiría una mayor igualdad de oportunidades entre el equipo humano. También supondría un ahorro de costes laborales para las empresas.
  4. Beneficia a los colectivos más desprotegidos, es decir, los que actualmente tienen contratos temporales, entre ellos las mujeres, los jóvenes y los mayores de 45 años.
  5. Se fomenta la productividad en las empresas y se reduce la fluctuación del empleo. Superada la era de la industrialización, en la era del conocimiento, el valor añadido del equipo humano cotiza al alza, por lo que se buscan modelos flexibles que permitan agilizar la organización de las corporaciones empresariales para ser más competitivas en un mercado que ya es global.

Las desventajas más notables

Los sindicatos y representantes de los trabajadores se muestran reacios a la implantación del modelo único de contrato indefinido porque consideran que se fomenta la precariedad laboral.

  1. Despido libre encubierto y precariedad laboral. La rescisión del contrato podría hacerse por decisión unilateral de una de las partes, lo que se interpreta en una reducción de la protección del trabajador y de sus derechos frente a la empresa.
  2. Más “inseguridad” para el trabajador. La flexibilidad del modelo permitiría a la empresa reorganizar con más facilidad el equipo humano y hacerlo en función de la productividad o de las estrategias que se plantee para aumentar su competitividad. Esta situación podría fomentar la rotación. No se establece cómo afectaría a los actuales trabajadores indefinidos el contrato único.
  3. Se teme sobre la cuantía de las indemnizaciones, ya que serían crecientes en el tiempo, de manera que no se establece un tipo fijo en función para cada año trabajado, algo que crea mucha desconfianza entre los agentes implicados.

Implantación progresiva del modelo de contrato único

Si bien los expertos coinciden en que hace falta una reforma laboral que acabe con la dualidad del modelo español, dividido entre la alta protección de los trabajadores indefinidos y la baja de los temporales, cualquier reforma podría tener un gran impacto sobre el mercado laboral, por lo que su aplicación debería de ser gradual y progresiva, sin que la flexibilidad conduzca a la precariedad laboral.

En España, la viabilidad del modelo parece estar condicionada por distintos factores:

  1. Garantías de los trabajadores. Antes de la implantación del modelo, los expertos coinciden en que hay que resolver algunas deficiencias del actual entorno laboral. De hecho, de implantarse el modelo, habría que prever que los empleados cuenten con toda una serie de garantías, como por ejemplo la forma exacta en la que se calcula la antigüedad, qué impacto tendría sobre los actuales indefinidos y cómo se calcularía la de los temporales. Y todo ello teniendo en cuenta el tejido empresarial y productivo de este país, puesto que en sectores con mucho peso, como la hostelería, la contratación temporal es la más común.
  2. Gestión de la estacionalidad. Se debería establecer de qué manera en el contrato único indefinido se gestionaría la tradicional estacionalidad de algunos sectores, que tienden a suprimir los contratos indefinidos por temporales. Para evitar esta mala práctica, los empresarios necesitan saber con seguridad cuáles son sus costes laborales antes de dar el paso hacia la contratación indefinida.

El contrato único como remedio a la actual precariedad está en entredicho. En las propuestas que hay encima de la mesa tampoco se resuelve cómo funcionaría el sistema de “mochila”, no se establece la forma para evitar que ese dinero acabe saliendo de la nómina del propio trabajador, en vez de las arcas del empresario.

En un momento como el actual, en el que las empresas luchan por ser competitivas en un mercado global, la “flexiseguridad” que propone el sistema de contratación única indefinida puede ser muy beneficiosa para el tejido empresarial español y, por ende, para el mercado laboral.

El complemento del subsidio de desempleo puede mitigar la pérdida de capacidad económica a la que se ve abocado un trabajador, en el momento en que pierde su empleo, y mantener un poco mejor su nivel de vida. También se podría fomentar el desarrollo de programas de formación y empleo, y se fomentaría la formación continua en la empresa para mejorar la productividad del equipo humano, algo que enriquecería, sin duda, el mercado laboral.

Sin embargo, antes de dar el salto, los expertos coinciden en que, en cualquier caso, la implantación debería ser muy estudiada y progresiva para evitar un impacto negativo y un aumento de la precariedad laboral. También habría que perseguir y castigar de forma más contundente el abuso de contratos temporales que se realizan en la actualidad, para evitar que se sigan realizando las mismas prácticas.

De hecho, con la implantación del contrato único no se eliminan los contratos temporales, puesto que el modelo temporal seguiría existiendo, pero sí que se evitaría que los empresarios abusasen de él para no contratar indefinidos. De esta manera, la temporalidad quedaría reducida a una opción de apoyo puntual para resolver una situación concreta, en un momento determinado.

En el espejo de otros países

El tejido empresarial y productivo de un país está ligado a su propia historia, cultura y evolución, de manera que, aunque un modelo funcione bien en un sitio, no significa que lo vaya a hacer en otro.

El contrato único indefinido es un modelo extendido en algunos países. El principal referente es Austria, país de referencia de este sistema de contratación única. Brasil ha seguido sus pasos y, hasta el momento, ha conseguido buenos resultados.

Otros modelos de contratos innovadores, a la vez que polémicos, son el de cero horas de Reino Unido y los “mini-jobs” del modelo alemán. Sistemas que, de momento, no están en el debate español, pero que es posible que lo estén en un futuro próximo.  Ambas formas son ultraflexibles. En el caso inglés ni siquiera el empresario le garantiza al trabajador un número de horas mínimo, ni tampoco un salario mínimo, en cambio, el alemán sí que establece un mínimo de 15 horas semanales.

En búsqueda del consenso

Es muy complicado realizar una reforma laboral en España, sin embargo, el éxito de esta estará condicionado por el acuerdo de los agentes implicados. Todos son conscientes de que el país necesita un sistema laboral más flexible para que las empresas puedan adaptarse a los nuevos retos económicos, sin embargo, la aprobación de un contrato único indefinido no resolverá de forma inmediata los problemas económicos de este país, ni tampoco bajará la tasa de desempleo.

Los resultados de la implantación del modelo de contrato único se verían, en cualquier caso, a largo plazo, y haría falta acompañarlo de más reformas económicas que permitan crear empleo y mejorar la competitividad de España, y de las empresas españolas, en el actual entorno global.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

Nayely Rossy Salamanca Chaparro

Enviado el

Tengo 15 años pero desearía entrar a esta universidad por favor podrían ayudarme?

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir