El papel de la universidad en la economía circular

El papel de la universidad en la economía circular
Ecologización de la economía como nueva propuesta formativa para el futuro y alternativa que cuida el medio ambiente y al ser humano en nuestro planeta

Las universidades son claves en la formación de la ecologización de la economía. En los últimos tiempos se oye hablar de economía lineal circular, pero realmente no son dos conceptos muy conocidos.

Ken Webster es el economista promotor de la economía circular que se presenta como un sistema para aprovechar los recursos donde lo más importante es reducir los elementos. Hay que minimizar la producción al mínimo y apostar por reutilizar aquellos elementos que no pueden volver al medio ambiente.

Se dice que el paradigma actual del modelo económico lineal podría estar a punto de morir para dar paso a este nuevo modelo. Por lo tanto, la economía circular se presenta como un sistema donde se van a aprovechar los recursos para su reutilización y reciclaje.

1. Principios de la economía circular

El concepto de la economía circular va asociado a diez rasgos que son diferenciadores y que definen el buen funcionamiento de este tipo de economía.

  1. El residuo se convierte en un recurso porque el material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no es biodegradable se reutiliza.
  2. El segundo uso se caracteriza por volver a introducir en el circuito económico los productos que ya no cumplen con las necesidades de los consumidores.
  3. El concepto reutilizar como forma de volver a usar algunos residuos o partes de los mismos para poder elaborar nuevos productos.
  4. Economía de la funcionalidad, con la intención de que cuando el producto termina su función vital vuelva a la empresa y se desmonten las piezas válidas para ser reutilizadas.
  5. Estamos ante una nueva energía de fuentes renovables con el objetivo de conseguir eliminar los combustibles fósiles y la finalidad de producir un producto que luego se pueda reutilizar y reciclar.
  6. La reparación, el reciclaje y la valorización con el fin de encontrar una segunda vida a aquellos productos estropeados y volver a aprovecharlos energéticamente.
  7. Es importante resaltar el principio de eco-concepción, que considera los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de la vida de un producto y los integra desde su concepción.
  8. La ecología industrial y territorial como una forma de establecer la organización industrial en un mismo territorio, que se caracteriza por la gestión optimizada de los stocks y los flujos de materiales y servicios.

Lo que está claro es que el modelo actual de producción y gestión de los recursos, bienes así como servicios busca potenciar un consumo a corto plazo que lleva a una situación insostenible del planeta. Este sistema económico vigente se desmarca del ciclo de la naturaleza y choca con el desarrollo sostenible que se enfoca a largo plazo.

A diferencia de otro tipo de modelos económicos donde adquiere mayor importancia el aspecto económico, este tipo de economía circular supone una mejora sustancial para las empresas y consumidores.

De hecho, los negocios que han puesto en práctica este sistema se han dado cuenta de que es mucho más rentable que crearlo desde cero. Como consecuencia, los precios de producción se reducen y el precio de venta también es más asequible, beneficiando así al consumidor.

2. ¿Por qué es tan importante la economía circular para el empleo?

Sin duda alguna, la economía circular y la empleabilidad van a ir de la mano en los próximos años. Se trata de competencias que no se están adquiriendo en la universidad, pero que van a estar muy presentes en las empresas que emplean.

Según la consultora Deloitte, el 37 % de los jóvenes considera que la formación que obtienen en la educación superior no coincide con los objetivos que marca la empresa y debe ser adquirida en la empresa en la que se va a trabajar.

Las nuevas generaciones que se acaban de incorporar al mundo laboral, o están a punto de dar ese paso, están adaptadas a la revolución digital y al compromiso con el medio ambiente.

Hay que tener en cuenta el compromiso con la economía circular y los nuevos modelos de negocio aplicados a la revolución tecnológica como una gran oportunidad para las empresas que generan ventajas competitivas.

La cualificación digital en el empleo es fundamental y necesaria porque el teléfono móvil, el internet de las cosas, redes sociales, nueves, análisis big data o la tecnología del reciclaje demandan profesionales para cubrir este servicio.

Cuando hablamos de la tecnología al servicio de la economía circular debemos de dejar atrás conceptos que sean abstractos y pasar a aplicar otros modelos de negocio basados en la verderización.

Por lo tanto, es importante en la universidad la economía circular ante la «ecologización de la economía», que fomenta proyectos aplicados a las empresas así como instrumentos o estrategias a utilizar.

3. Apuesta de la Universidad por la economía circular

La apuesta de la Universidad como cambio en la innovación e investigación en materia de economía circular tiene su reconocimiento en la primera edición de los premios a la mejor práctica en economía circular. Los organiza el Grupo BASF y el Club de Excelencia de Sostenibilidad como galardones que reconocen proyectos e iniciativas para contribuir con la economía circular. Es uno de los grandes retos para hacer frente a la energía inteligente, alimentación, vida urbana y movilidad.

El objetivo de estos premios es reconocer los proyectos o investigaciones que contribuyan al desarrollo de la competitividad empresarial en el país, con atención a los proyectos que incluyan la sostenibilidad ambiental.

El plazo de recepción de los trabajos permanece abierto hasta el 15 de julio de 2019. Para mayor información cabe destacar que las bases están disponibles en la web del Club de Excelencia en Sostenibilidad.

Además, de la categoría en Investigación Universitaria se pueden postular premios e iniciativas públicas, grandes empresas, startups o pymes.

4. La economía circular de la mano de tres universidades públicas de Madrid

Es importante resaltar que se ha creado el Centro de Innovación y Desarrollo para la Economía Circular (CIDEC). Esta iniciativa parte de las universidades Politécnica, Autónoma y Complutense de la Comunidad de Madrid tras el acuerdo alcanzado con el consistorio madrileño. Este centro pretende llegar hasta el sector privado con el fin de potenciar proyectos de innovación y actividades relacionadas con la concienciación.

El Ayuntamiento y estas instituciones académicas se comprometen a planificar una estrategia en políticas de sostenibilidad en Madrid con un impacto en la acción municipal, actividad académica y de investigación. Además, el compromiso es firme por la economía circular en el marco de la Estrategia de Gestión y Prevención de Residuos 2018-2022.

5. Las ventajas de la economía circular

Cuando se aplican los principios de la economía circular tiene repercusiones importantes en la calidad del medio ambiente para favorecer opciones preventivas y correctoras, que conducen hacia la sostenibilidad.

Gestión equilibrada de los recursos naturales

La prevención constituye una herramienta que ha demostrado su validez en el entorno más inmediato como es la salud laboral. Al aplicar el sentido global de la sostenibilidad y gestión de recursos sobre la economía circular, los principios deben ser aplicados de forma transversal para garantizar la estabilidad del planeta y la calidad de vida de sus habitantes.

Reducción de emisiones de dióxido de carbono

En Europa, a través de los estudios que ha realizado la Fundación Ellen MacArthur, se puede decir que se reducirán a la mitad las emisiones de dióxido de carbono en el año 2030 si se aplica el concepto de desarrollo económico circular.

Esto significa la reducción del 48 % de las emisiones de dióxido de carbono, pudiendo alcanzarse el 80 % en el horizonte del año 2050.

Mejora de la productividad y calidad del suelo

El suelo se deteriora en todo el mundo y su coste anual es de 40 000 millones de dólares, aproximadamente. Al aplicar la economía circular es posible incrementar la productividad del mismo y reducir los residuos en la cadena de valor de la alimentación, para devolverle a la tierra sus nutrientes a través de mecanismos naturales.

Reducción del consumo de materias primas

Según los estudios, se estima que es posible reducir el consumo de materias primas en un 32 % para el año 2030. Esas cifras son estimadas porque hay que valorar la optimización en el uso de los materiales y los recursos empleados para los sectores industriales, así como la reducción del consumo de fósiles y la electricidad no renovable.

6. ¿Tiene futuro la economía circular?

La respuesta a este interrogante es sí. El sistema lineal que ha utilizado la economía se ha basado en extraer, fabricar, utilizar y eliminar, pero ha llegado a un límite en el que es imprescindible un cambio si se quiere asegurar el futuro de la especie humana y del planeta.

No es nada nuevo ahondar en el discurso sobre el agotamiento de los recursos naturales como está ocurriendo con los combustibles fósiles; por esa razón este nuevo modelo de sociedad optimiza los stocks y flujos materiales como objetivo de la eficiencia del uso de los recursos.

Por lo tanto, en los próximos años se va a producir una «verderización de los empleos» y es necesario prepararse para la ecologización de la economía como sus nuevos yacimientos de empleo.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

SawWqeuiEi

Enviado el

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir