El Tribunal Supremo Interpreta la Disposición Transitoria 5ª de la Reforma Laboral de 2012 sobre Indemnización por Despido Improcedente

Despido Improcedente
Si el contrato se formalizo con posterioridad al 12 de febrero de 2012 no cabe duda que la indemnización es la de 33 días por año con el tope de 24 mensualidades.

El artículo 18.7 del Real Decreto Ley 3/2012, de 10 de febrero confirmado posteriormente por la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, modifica el artículo 56 apartado 1 del Estatuto de los Trabajadores en el sentido de reducir la indemnización por despido improcedente de 45 días por año con el tope de 42 mensualidades a una indemnización de 33 días por año con el tope de 24 mensualidades.

La disposición transitoria quinta de la citada norma establece que la indemnización por despido improcedente de los contratos formalizados con anterioridad a la entrada en vigor del presente real decreto-ley se calculará a razón de 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha de entrada en vigor y a razón de 33 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios posterior.

El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior a la entrada en vigor de este real decreto-ley (12 febrero de 2012) resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso.

Si el contrato se formalizo con posterioridad al 12 de febrero de 2012 no cabe duda que la indemnización es la de 33 días por año con el tope de 24 mensualidades.

Por el contrario, si el contrato se formaliza con anterioridad a la entrada en vigor del Real decreto Ley, es decir anterior al 12 de febrero 2012 la indemnización se calculaba por el tiempo de prestación de servicios anterior al 12 de febrero 2012 en el que el cálculo se hace a razón de 45 días de salario por año de servicio y por el tiempo de prestación de servicios posterior al 12 de febrero 2012 a razón de 33 días de salario por año de servicio.

La indemnización así calculada, está topada en 720 días (24 mensualidades) salvo que del cálculo de la indemnización por el período anterior a 12 de febrero de 2012 resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará este como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a las 42 mensualidades (1.260 días) establecidas en la normativa anterior a la reforma.(Disposición transitoria quinta)

La cuestión que se debate es, si calculada la indemnización por despido y esta resultase superior a 720 días y por el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 no se alcanzaba el tope de las 42 mensualidades, si se puede lucrar la indemnización obtenida con la antigüedad resultante del periodo posterior al 12 de febrero de 2012.

Del tenor literal de la norma se podía entender que no podría alcanzar las 42 mensualidades, pues no podría seguir acumulando más antigüedad con posterioridad al 12 de febrero de 2012. Sin embargo, se ha entendido que si a 12 de febrero de 2012 se superaba ya el tope de las 24 mensualidades es posible seguir acumulando antigüedad a efectos indemnizatorios con posterioridad a dicha fecha, lo que no impediría que se alcanzase finalmente el tope indemnizatorio de las 42 mensualidades.

La Sentencia del del Tribunal Supremo, de fecha 29 de septiembre de 2014, recurso  nº 3065/2013 Ponente: Excma. Sra. Dª. Maria Milagros Calvo Ibarlucea, zanja la cuestión entendiendo que se puede seguir acumulando antigüedad a efectos indemnizatorios por el periodo posterior al 12 de febrero de 2012 para alcanzar el tope de 42 mensualidades.

Esta sentencia afecta a aquellos trabajadores con antigüedades comprendidas entre el 13 de febrero de 1984 y el 12 de febrero de 1996 ya que  este colectivo no podría alcanzar las 42 mensualidades, pues no podría seguir acumulando más antigüedad con posterioridad al 12 de febrero de 2012.

Los trabajadores con antigüedades posteriores al 13 de febrero de 1996 no pueden tener una indemnización superior al límite de 720 días.

 

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir