Estrategias CAME: pasar del DAFO a la acción

Estrategias CAME: pasar del DAFO a la acción
La estrategia CAME constituye la evolución del análisis DAFO. Persigue llevar a la práctica los análisis previos realizados para afrontar las dificultades

Existen numerosas herramientas para planificar la estrategia empresarial. Cada una de ellas trabaja con un tipo de análisis distinto y pretende poner luz ante la toma de decisiones a circunstancias como: la situación estática en la que se encuentra un negocio, los objetivos que hay que perseguir o qué tipo de acciones se pueden tomar para avanzar en la dirección esperada.

El análisis CAME es uno de los más frecuentes y se suele realizar con otros también muy populares, como el DAFO o el SMART. A continuación, se muestra con detalle en qué consiste y cuál es la mejor manera de emplearlo para una planificación estratégica eficiente.

¿Qué es el análisis CAME?

A diferencia del análisis FODA o DAFO, que se encarga de intentar comprender la fotografía actual del negocio de manera estática, el análisis CAME pretende interpretar esa situación y proyectarla en el tiempo. Ambos análisis están muy relacionados, ya que que uno plantea soluciones o posibles acciones ante el escenario que plantea el otro.

CAME es un acrónimo de las palabras corregir, afrontar, mantener y explotar que se relacionan con las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades del DAFO de la siguiente manera:

  • Corregir las debilidades. Esto implica que, tras estudiar los factores internos en los que un negocio puede mejorar, se tomen las medidas necesarias para revertir esta situación. Esto puede ser, por ejemplo, mejorar la comunicación interna para favorecer la colaboración entre distintos departamentos que, en la actualidad, tienen una relación conflictiva.
  • Afrontar las amenazas. Mirar al exterior y ver qué deficiencias existen con respecto al mercado para ser competitivos. Dependiendo de la velocidad con la que se afronten las medidas, estas amenazas se quedarán en un peligro o podrán llegar a convertirse en debilidades. Una empresa se encontraría en una situación de amenaza cuando la tecnología e innovación que emplea está anticuada con respecto a la de la competencia, por ejemplo, una productora que solo comercializa su música en vinilos. Para afrontar esta situación, existen dos estrategias posibles: la inversión en actualización del producto o elegir un posicionamiento en el que la tecnología antigua sea una fortaleza.
  • Mantener las fortalezas. En este caso, la estrategia se centraría en cuidar esa parte del negocio que está funcionando bien. En el caso de la productora de discos, si es fuerte vendiendo a DJ's su producto, debería realizar acciones específicas que le permitan mantener ese posicionamiento.
  • Explorar nuevas oportunidades. Una vez que se conocen partes del mercado inexploradas que tienen el potencial de traer beneficios, se pueden desarrollar acciones específicas pensadas en explorar esos nichos. Volviendo al ejemplo, si la productora descubre que hay gran demanda de música en vinilo por parte de los consumidores de Hip Hop, puede tomar la decisión de fichar artistas nuevos de este género para expandir su mercado.

¿Cómo se integra el análisis CAME en la planificación estratégica de un negocio?

En la explicación del significado del análisis CAME ha quedado latente su estrecha relación con el DAFO. Estos dos sistemas no son incompatibles entre sí, sino que trabajan de manera conjunta para crear una imagen nítida, en la que se ponen los medios necesarios para llegar a donde se desea teniendo en cuenta lo que el negocio es en la actualidad.

Un sistema de trabajo frecuente es el que combina en análisis DAFO con el SMART y el CAME. Estos tres sistemas de planificación de complementan entre sí de la siguiente manera:

  • El análisis DAFO permite conocer la situación actual de la empresa tanto a nivel interno (debilidades y fortalezas) como a nivel externo (amenazas y oportunidades).
  • El análisis SMART ayuda a crear un horizonte hacia el que la empresa avanza. Plantea objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y con un horizonte temporal. 
  • Combinando estos dos sistemas de síntesis se dibuja un vector donde queda claro un origen (DAFO) y hacia dónde se quiere llegar (SMART). El análisis CAME funcionaría como el vehículo que pone los medios para desplazarse de un sitio a otro.

¿Qué pasos hay que dar en el análisis CAME?

Tras comprobar el papel que juega este tipo de análisis en encontrar las tácticas adecuadas para la ejecución de la estrategia, para profundizar más en su conocimiento hay que comprender cómo se realiza paso a paso:

  1. En primer lugar, se tendrán que fijar el origen y el destino, como ya se ha visto, con los análisis DAFO y SMART.
  2. Posteriormente se tendrá que realizar una lista de prioridades que, teniendo en cuenta la dirección hacia la que se quiera avanzar, determinen qué puntos son los que requieren una intervención más urgente.
  3. Del estudio del propio análisis DAFO surgirán un escenario interno y otro externo dominantes. Estos marcarán la dirección y las prioridades en las que hay que trabajar.
  4. Según los escenarios dominantes se aplicará el CAME, que indicará una acción a tomar según las prioridades. Si el escenario es predominantemente débil, habrá que corregir, si es un clima de amenaza habrá que afrontar. En un ambiente de fortaleza habrá que preocuparse por mantenerla y ante las oportunidades habrá que explorar o explotar nichos de mercado.
  5. En último lugar, y teniendo en cuenta los objetivos del análisis SMART, se determinarán las acciones concretas a tomar y se pondrá en marcha el plan.

Las cuatro estrategias del análisis CAME

El análisis CAME sugiere actuar eligiendo dos áreas de trabajo: una interna y otra externa, elegidas según la posición en la que el negocio se encuentre. En consecuencia, sugiere trabajar eligiendo entre cuatro estrategias posibles:

Estrategias ofensivas (fortalezas + oportunidades)

Este tipo de estrategia es adecuada para empresas que cuentan con un elemento diferenciador muy competitivo en el mercado, poca o nula competencia y una capacidad de reacción y adaptación muy rápida. Se basan en explotar las fortalezas y aprovechar las oportunidades que presenta el mercado mientras se mantienen los elementos diferenciales.

Para poder implementar una estrategia tan agresiva es importante que el tamaño sea reducido o que la cultura de empresa sea abierta y con escasa o nula burocracia. La agilidad y flexibilidad jugarán a favor, ya que permitirán llegar primero a una oportunidad de negocio y explotarla.

Volviendo al ejemplo de una productora musical, un ejemplo ofensivo serían plataformas como selected, dedicadas a la distribución online a través de Youtube y otros medios de alta demanda. Una estrategia ofensiva sería crear una plataforma propia especializada en artistas de calidad de un determinado género de alta demanda.

Estrategias defensivas (fortalezas + amenazas)

Son adecuadas para los negocios consolidados, que tienen una posición fuerte en el mercado, pero que deben mantenerse en el tiempo evitando que su liderazgo se debilite. Posiblemente, si la empresa se ha hecho fuerte en su actividad, le hayan salido competidores que aspiren a quedarse en su posición y que intenten mejorar su modelo de negocio.

La respuesta a esta situación será la de intentar mantener la posición de liderazgo, alimentando la marca y todo aquello que la sitúa como líder y afrontando las amenazas que vayan surgiendo.

Un ejemplo visible sería Spotify, que lidera el servicio de streaming de música frente a la entrada de nuevos competidores, como Tidal o Apple Music. Conseguir acuerdos con músicos exclusivos u organizar conciertos en streaming serían algunas de las estrategias que podría seguir para mantenerse como líder a la vez que afronta las amenazas.

Estrategias de reorientación (oportunidades y debilidades)

En situaciones en las que la compañía se encuentra en una situación débil, pero aún puede reaccionar y sacar partido a las nuevas oportunidades que surjan, se puede optar por una modificación. Este puede ser relativo, a través de un cambio de estrategia, o radical, cambiando el modelo de negocio. 

Para ello se aprovecharán las nuevas oportunidades que ofrezca el mercado, a la vez que se toman medidas correctoras. Estos casos suelen verse en negocios donde no se ha cuidado del liderazgo de la marca lo suficiente y esta se ha quedado anticuada o pasada de moda.

Siguiendo con el ejemplo de la música, la reorientación se vio claramente cuando la mayoría de casas discográficas dejaron de apostar por el formato físico y buscaron alternativas digitales y en streaming. Ante la baja demanda, decidieron corregir lo que estaban haciendo y explorar otros formatos digitales y en streaming.

Estrategias de supervivencia (debilidades y amenazas)

Este tipo de acciones se ven sobretodo en negocios en los que tanto el mercado como su propia estructura corporativa son desfavorables. En consecuencia, el negocio pasa a un modo de supervivencia en el que se intentan corregir las debilidades y superar las amenazas.

Un ejemplo de este tipo de negocios serían las tiendas de discos de segunda mano, que tienen que explorar con otros métodos de venta, como los portales online, para poder sobrevivir ante la baja demanda.

En definitiva, crear una estrategia a través del análisis CAME facilitará la toma de decisiones. Este sistema permite saber de un vistazo cómo actuar ante los distintos escenarios a los que se puede enfrentar un negocio. Combinándolos con otros tipos de análisis como el FODA y el SMART se tendrán las herramientas necesarias para marcar el rumbo.

Comentarios (2)

Responder

Jerry Rafael Bustillos

Enviado el

Gracias, buen artículo
Responder

Alvaro

Enviado el

Siempre los profesores nos hablan del DAFO.. pero... NUNCA de la valoración matemática a cada debilidad, amenaza... Entonces para tomar una decisión (perdón que sea yo tan primario) si tenemos mismo número de amenazas y debilidades y mismo número de oportunidades y fortalezas? Cómo se decide? Gracias

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir