La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

FOGASA: ¿cuándo actúa y qué cubre?

FOGASA: ¿cuándo actúa y qué cubre?
El Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) se hace responsable del pago de salarios e indemnizaciones a los trabajadores, con unas condiciones y unos límites

El Fondo de Garantía Social (FOGASA) es el organismo público que se encarga de abonar a los trabajadores parte de las indemnizaciones o los salarios pendientes de pago, tras la declaración de insolvencia de la empresa realizada por un juez o convocatoria de concurso de acreedores de la mercantil.

Responsabilidad del FOGASA

Cabe señalar que la responsabilidad del FOGASA no es ni absoluta ni ilimitada. Para que el trabajador perciba el dinero del Fondo de Garantía Salarial, tiene que darse todo un conjunto de circunstancias y, en cualquier caso, hay una serie de límites en la cuantía a percibir.

Límites en cuanto a salarios

En cuanto a los salarios, el Fondo de Garantía Salarial abonará hasta el doble del salario mínimo interprofesional diario, multiplicado por el número de días pendientes de pago y con una limitación de 120 días. En la cuantía, se incluye también el prorrateo de las pagas extraordinarias.

De esta manera, los límites son los siguientes:

  1. Se abonarán, como máximo, 120 días
  2. El máximo es el doble del salario mínimo interprofesional que cada año aprueba el Gobierno para la siguiente anualidad a través de un Real Decreto. Para 2017, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha fijado el salario mínimo interprofesional en 23,59 euros diarios707,60 euros mensuales y un mínimo anual que recoge 14 pagas en un total de 9.906,40 euros. Unos valores que incrementan en un 8 % los de 2016.

Así las cosas, el máximo que abonará el FOGASA ascenderá a 120 días del doble del salario mínimo interprofesional, con el prorrateo de las pagas extras. Si el trabajador supera esa cantidad, no podrá reclamarla al Fondo de Garantía Salarial, tal como se establece en el artículo 33 del Estatuto del Trabajador.

Cabe señalar que, para poder hacer efectiva la reclamación del dinero ante el Fondo de Garantía Salarial, tiene que darse una serie de escenarios que acrediten la indefensión del trabajador e imposibilidad de que perciba el dinero por parte de la empresa. Una vez agotadas las vías administrativas y judiciales existentes, se podrá reclamar la deuda al FOGASA, siempre con los límites establecidos.

Se pueden plantear, así, los siguientes supuestos previos:

– El empresario ha reconocido los salarios en el acto de conciliación celebrado en la Sección de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), el acto de conciliación judicial o el certificado emitido por el administrador nombrado (en el caso de se haya convocado un concurso de acreedores).

Solo se pagará lo que perciba el trabajador por su trabajo, ya sea en dinero o especies, es decir, no se suman los importes de dietas o desplazamientos. De esta manera, se establece que el FOGASA remunerará solo los servicios laborales prestados por el trabajador.

Límites de las indemnizaciones

El Fondo de Garantía Salarial cubre las indemnizaciones por despido que debería percibir un trabajador y no le abona la empresa. Sin embargo, en este punto, también hay una serie de límites, en cuanto a la cuantía.

El máximo que abonará el FOGASA será una indemnización que equivale a una anualidad de salario y sin que el salario base supere el doble del salario mínimo interprofesional.

Otra cuestión a tener en cuenta para calcular la indemnización que un trabajador podrá percibir del FOGASA es la referente al tipo de despido:

  1. Despido improcedente o nulo: en este caso, el pago sería de 30 días por año trabajado, tal y como se recoge en el artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores.
  2. Despido por causas objetivas: en este caso, el límite es de 20 días por año trabajado.
  3. Extinción de contrato temporal: en este supuesto, depende del año en que se firmó el contrato. Sería de 8 días, si se firmó después del 1 de enero de 2011; y, progresivamente, aumentaría un día cada año; hasta los 12 días, si se hubiera firmado después del 1 de enero de 2016.

Por tanto, en caso de despido improcedente, la cuantía máxima que puede recibir el demandante es de 18.600,04 euros.

Las indemnizaciones que le corresponde abonar al FOGASA han de estar reconocidas en sentencia judicial o el acto de conciliación judicial, pero no sucede lo mismo con las indemnizaciones que han sido acordadas en el acto de conciliación laboral que se realiza en el SMAC.

Pasos para acudir al FOGASA

1. Iniciar los procedimientos judiciales previos. Para poder reclamar el dinero ante el FOGASA, la empresa ha tenido que ser declarada en situación de insolvencia por parte del Juzgado de lo Social o haber entrado en concurso de acreedores.

El trabajador afectado deberá presentar lo que se conoce como “papeleta de conciliación laboral” ante el SMAC y, en dicho caso, pueden presentarse dos escenarios distintos:

  • Que la empresa reconozca la deuda, pero no la abone. En dicho supuesto, se ejecutará el reconocimiento por el SMAC en el Juzgado de lo Social. El juez que lleve el caso comprobará los bienes disponibles de la empresa y podrá decretar su embargo. En caso de que no haya nada que embargar (como, por ejemplo, facturas pendientes de pago a la empresa), declarará la situación de insolvencia, lo que permitirá al trabajador iniciar los trámites para solicitar el abono del FOGASA.
  • Que la empresa no reconozca la deuda. En dicho escenario, el trabajador deberá presentar una demanda en el Juzgado de lo Social.

El acuerdo que se alcance a través de la Sección de Arbitraje, Mediación y Conciliación no será válido en el caso de las indemnizaciones, por lo que, si hay dudas sobre la situación financiera de la empresa, habrá que presentar demanda judicial, para poder reclamar el dinero.

Si la empresa no cumple con los acuerdos alcanzados y no abona el dinero al trabajador de forma voluntaria, aunque haya una sentencia al respecto, se iniciará el pago forzoso de la deuda. Si a través de esta vía tampoco se puede satisfacer el pago, dado que la empresa no tiene bienes suficientes, se podrá reclamar el dinero ante el FOGASA, con los límites de salario e indemnizaciones establecidos.

Los plazos para reclamar y que el FOGASA abone la cuantía

El plazo del que dispone un trabajador para iniciar los trámites en el FOGASA es de un año, tanto desde la declaración de insolvencia de la empresa como desde que ha recibido el certificado por parte del administrador concursal.

Cabe señalar que, en el caso de un concurso de acreedores, el trabajador no tiene que esperar a que este finalice, sino que podrá solicitar el certificado que emitirá el administrador nombrado por el juez y, a partir de ahí, iniciar la tramitación e, incluso, cobrar una parte de la deuda.

Una vez se presenta la documentación ante el FOGASA, el organismo público tiene un plazo de dos o tres meses para emitir una respuesta, en la que reconozca o deniegue la cuantía. Si no hay respuesta en el plazo marcado, se entiende como silencio administrativo que acepta la responsabilidad del pago de la deuda.

Dadas la situación económica del país y cantidad de reclamaciones que se han hecho ante el FOGASA en los últimos años, no existe un plazo concreto para que el Fondo de Garantía Salarial haga el abono efectivo de la cantidad acordada, el cual puede demorarse hasta dos años.

Qué documentación hay que presentar

Con carácter general, hay que presentar el modelo de solicitud; la fotocopia del D.N.I, del N.I.E. o de cualquier documento oficial equivalente y; en caso de ser representante del trabajador, la documentación testimoniada que acredite los poderes de forma oficial. En el caso de que la cuenta bancaria que se presente pertenezca al representante, debe contar con un reconocimiento expreso para el cobro del Fondo de Garantía Salarial.

Por otra parte, y con carácter específico, hay que aportar la documentación pertinente, según el escenario que haya encima de la mesa:

  • Acta de conciliación, administrativa o judicial o sentencia firme en la que se reconozcan los salarios reclamados.
  • La declaración de insolvencia de la empresa emitida por el Juzgado de lo Social.

En el caso de que se trate de un concurso de acreedores:

  • Auto de admisión a trámite o declaración del concurso.
  • Certificado del administrador concursal en el que se haga reconocimiento de la inclusión de los créditos pendientes de pago en el concurso.

Legislación que regula el Fondo de Garantía Salarial

El artículo 33 del Estatuto de los Trabajadores regula el Fondo de Garantía Salarial. La normativa reguladora para el reconocimiento y pago de prestaciones de garantía social se legisla a través del Real Decreto Legislativo 2/2015, del 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de Trabajadores.

Además, también van a influir la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social; la Ley Concursal 22/2003, de 9 de julio; la Ley General Presupuestaria 47/2003, de 26 de noviembre; el Real Decreto 505/1985, sobre la Organización y el Funcionamiento del Fondo de Garantía Salarial; y el Real Decreto que dicta el Gobierno cada año para fijar el salario mínimo interprofesional.

Formación relacionada

Comentarios (3)

Responder

AMPLIACION DE DEMANDA AL FOGASA CON RECONCIMIENTO DE DEUDA EN CONCURSO DE ACREEDORES.TENIENDO CERTIFICADO DE REWCONICIMINTO DE DEUDA. PRESENTADO YA DEMANDA AUNQUE COMO VA A HABER MAS MI PREGUNTA ES SI SE PUEDE AMPLIAR DEMANDA POR SUPUESTO TENIENDO EL CERT

Enviado el

Responder

Neacsu

Enviado el

Tené que pagarme la fogasa el juzgado me a probado el dinero y tengo mas de 3 meses y todavia no me a pagado .Tengo un abogado y a dicho que en 3 meses tene qué pagar la fogasa y nada a pasado mas de 3 meses y nada .si alguien sabe que me dise por favor
Responder

margarita

Enviado el

Hola , soy víctima de un chantaje, por parte del´único trabajador que tengo, me pide indemnización y el ir al paro, a cambio de denunciarme por no tener la normativa de seguridad y saludo en el trabajo, Tengo un salón de belleza y no lo tengo, aunqeu ella, usaba todos los epi's necesarios, pero cierto es que no tengo eso.
El caso es que me envía ayer un correo, dado que se tendría que incorporar mañana de sus vacaciones y pro un lado, no tengo di nero y por otro, tengo clientas que atender. Podría acudir al fogasa?
Subir