Gamificación: jugando en el trabajo

Gamificación
En las empresas, la gamificación es la mejor forma de fortalecer las relaciones laborales y crear una comunicación interna más fluida en las empresas.

La gamificación, también traducida como jueguización, juguetización o ludificación por el término inglés gamification, consiste en el uso de mecánicas de juego en entornos no lúdicos, como son el trabajo o la educación. Precisamente gracias a estos métodos, se consigue mejorar la motivación y la concentración de los trabajadores y estudiantes, así como el esfuerzo, la fidelización y los demás valores positivos que se encuentran en los juegos. Esta estrategia, nueva y poderosa, ya se aplica a muchos grupos de personas como técnica motivadora.

El uso de este tipo de sistemas aporta a las empresas grandes ventajas, tanto para la motivación de sus trabajadores como para animar a los consumidores a sentirse identificados con la marca, fidelizándolos e incluso haciéndoles preceptores entre sus familiares y amigos.

¿Cómo surge la gamificación?

Este término se acuñó hace apenas 7 años en el mundo anglosajón, pero no se puede hablar de la globalización del mismo hasta 2010.

A pesar de esto, el uso de estructuras de juego, incitando a los usuarios a resolver retos y desafíos y la competitividad, ha sido utilizada desde siempre en la educación y la empresa, para hacer más atractivas las actividades a realizar.

Se puede señalar el sector del marketing de las aerolíneas comerciales como el primero en introducir estas técnicas para generar nuevas ventas: las tarjetas de puntos de “viajeros frecuentes” son un buen ejemplo de la obtención de bienes virtuales que ha llegado hasta estos días.

Después, grandes cadenas de distribución, restaurantes, hoteles y todo tipo de industrias del sector servicios tomaron nota de la idea como herramienta de fidelización de clientes. Los consumidores ahora mismo llevan consigo un montón de tarjetas de cliente de muchas cadenas de ventas: todo apunta a que el próximo reto en este sentido será el de poder agruparlas todas en el mismo sitio, como el smartphone.

¿Cómo se puede utilizar la gamificación para motivar a los empleados de una empresa?

En las empresas, la gamificación es la mejor forma de fortalecer las relaciones laborales y crear una comunicación interna más fluida en las empresas. Las actividades que rescatan a los empleados de su rutina diaria siguen aportando un valor muy grande a la empresa, además de aportar nuevos campos de visión.

Hoy en día, las empresas están aplicando mecánicas y dinámicas de juego en sus entornos de trabajo, con el fin de amenizar los días más pesados en la empresa, mejorar la disponibilidad hacia el trabajo o afianzar relaciones de amistad entre los compañeros.

Cuando se pretende trabajar con la gamificación y los empleados, las mejores mecánicas de juego para la motivación son los rankings y niveles: la competitividad crecerá y todos querrán demostrar sus habilidades ante jefes y compañeros de otros departamentos.

El área de recursos humanos es una de las más susceptibles de utilizar técnicas de gamificación con los empleados, a través de:

  • Reclutamiento de personal. La gamificación está cada vez más presente en los procesos de selección de empleados. Estos mecanismos pueden incluirse tanto en procesos individuales como grupales, motivando a los candidatos a cada puesto de trabajo. Además, el reclutador recoge mucha información interesante de las personas sin que estas se den cuenta.
  • Procesos formativos. La formación continua de los empleados es una de las cuestiones que más deberían importar a una empresa, en la que se necesitan muchos esfuerzos. Pero ocurre que, en ocasiones, los empleados, cansados de su jornada laboral o con trabajo aún por realizar, no aprovechan las horas formativas que la empresa pone a su disposición. Gracias a la gamificación se sentirán más motivados para adquirir nuevos conocimientos, además de facilitar su asimilación.
  • Generación de ideas. En muchas ocasiones, las empresas afirman que es complicado que los trabajadores compartan nuevas ideas para mejorar los procesos productivos y los resultados de las compañías. Con las técnicas de gamificación los empleados se sentirán más empresa y comenzarán a aportar nuevos puntos de vista para su mejor gestión, fomentando la creatividad y la colaboración.
  • Desarrollo personal. Gracias a los resultados de los distintos juegos, los empleadores podrán conocer las habilidades de sus empleados más allá de su trabajo habitual: capacidad de inventiva, creatividad, destrezas… Aplicando dinámicas lúdicas y fomentando el sentimiento de competición los responsables de desarrollo de personal pueden descubrir las funciones en las que destaca cada profesional a su cargo.
  • Cultura corporativa. Con la gamificación se avanza hacia un modelo más colaborativo que aprovecha las competencias de cada empleado, sintiéndose “más empresa”, lo que permite mejorar la cultura organizativa.

Como en todo juego, los participantes esperan una recompensa por su participación y mucho más si resultan ganadores de la competición. Por ello, es fundamental señalar antes del comienzo cuál será el premio: no tiene por qué ser una recompensa material (aunque un plus siempre será bienvenido), pero también un reconocimiento personal, como trofeos o badges, funciona para mejorar la productividad o la motivación de los trabajadores.

¿Y qué consigue la empresa de la aplicación de la gamificación?

Ya se ha comentado que la gamificación mejora la motivación, la concentración y la productividad de los empleados. Esos son los objetivos fundamentales de la aplicación de estas técnicas, pero hay más:

  • Motivación. Planteando un reto los empleados se sienten más estimulados para conseguir las metas que se hayan fijado. Así se rompe con la monotonía presente en muchos puestos y se mejora el clima interno.
  • Compromiso. Con empleados motivados y vinculados a la filosofía de la empresa, se consigue un mayor compromiso respecto a las necesidades y los retos a los que se enfrenta la compañía en su día a día. Los empleados comprometidos, además, se involucran más en la empresa y aportan nuevas ideas para su gestión, desarrollando la creatividad.
  • Trabajo en equipo. A pesar de que se conocen estrechamente, al romper con la monotonía del día a día de los grupos de trabajo se consigue que las personas se interrelacionen entre sí en nuevos espacios. Así se consiguen mayores cotas de colaboración.
  • Diversión. No se puede olvidar que la gamificación, al fin y al cabo, es un juego, por tanto sinónimo de diversión. Es bueno hacer ver a los empleados que en el puesto de trabajo también se pueden pasar ratos divertidos.

¿Y cómo se debe implementar la gamificación en la empresa?

Ahora que ya se conocen los beneficios de la gamificación, seguro que muchos quieren implementarla en la empresa.

Los encargados de organizar estas mecánicas deberían ser los mandos de la empresa, que deben involucrarse en el juego o de lo contrario no se obtendrán los resultados esperados. Además es necesario contar con el departamento de los recursos humanos, ya que por su experiencia pueden modelar el proceso, marcando objetivos y recompensas.

También hay que tener en cuenta los objetivos que persiguen cada una de las actividades propuestas ¿aumentar las cifras de ventas? ¿Mejorar el clima laboral? Una reflexión previa en ese sentido ayudará a que los juegos tengan mejores resultados. También es imprescindible explicárselo de manera clara a todos los jugadores, para que todos los trabajadores se sientan parte de la dinámica, así como las reglas del juego, las recompensas que se obtendrán y la evolución que tendrá la actividad a lo largo del tiempo.

Tan importante o más que la consecución de los objetivos marcados es descubrir las destrezas y habilidades de los empleados que, hasta ese momento, se encontraban ocultas: conocer las fortalezas y las debilidades de cada trabajador ayudará a los responsables a seleccionar a aquellos profesionales que mejor desarrollarán las tareas programadas en la empresa.

Un ejemplo de uso de la gamificación interna es la mecánica que desarrolló Microsoft para mejorar las diferentes traducciones de Windows 7. En el “Language Quality Game” los trabajadores estaban invitados a participar voluntariamente en el juego, corrigiendo los errores lingüísticos del sistema en cada área geográfica.

La mecánica del juego consistía en una competición entre las distintas oficinas de Microsoft en el mundo: cada una estaba en un puesto en el ranking según los errores que señalasen. Así, se consiguió que se detectasen más de 6.700 errores, a la vez de motivar a los más de 4.500 empleados que participaron en la iniciativa.

Este juego no solo aportó una buena solución al problema de la mejor adaptación de Windows 7  en todas las partes del mundo, sino que ayudó a los empleados a salirse de su rutina diaria.

Por todo esto que se ha señalado, todas las empresas, independientemente del sector en el que trabajen y de su tamaño, deben aplicar las técnicas de gamificación tanto para incentivar a sus clientes a la compra como para motivar a sus empleados.

Divertirse cuando se trabaja y alimentar la creatividad puede suponer un mejor clima laboral en la empresa, tanto en las relaciones entre compañeros de trabajo como en la relación entre la empresa y sus empleados.

Es fundamental buscar soluciones que hagan que los trabajadores se sientan una parte activa de la empresa, propongan nuevos puntos de vista y se sientan libres de apuntar cuestiones de gestión. Así se conseguirá una mayor motivación, concentración y productividad.

Formación relacionada

Comentarios (2)

Responder

Jorge Vargas

Enviado el

Estimados Sres CEREM

Voy a poner el practica la Gamificacion en un Instituto de Educacion Superior en Peru

Si tuviesen algo relacionadao con la enseñanza les agradeceria me envien a Mi correo

jorgemvargascorrales@hotmail.com

Gracias por sus enseñazas

Jorge Vargas C.
Responder

Dilania Cuevas

Enviado el

Me parece muy interesante la técnica de Gamificacion ,obviamente debo indagar mas para poder aplicarla, por el momento le expongo algunas dudas:
Esta tecnica es parte de un sistema de reclutamiento y esta enlazada a los objetivos o es expontanea
Como puedo elegir cual juego aplicar segun el puesto
Lo juegos deben ser digital(en la computadora)
El Departamento de Recurso Humano debe tenerlos previamente establecidos y/o como herramienta de trabajo
cuando no sea para reclutamiento, si no para el personal en el ambiente de trabajo, hay un momento para su aplicación en el horario de trabajo?
Agradeceré inmensamente su respuestas y sobre todo las fuentes que debo consultar para ilustrarme mas sobre esta técnica.

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir