Google Adwords ¿hacia dónde evoluciona?

Google Adwords ¿hacia dónde evoluciona?
Google Adwords, el programa CPC por excelencia ha sufrido cambios que tanto anunciantes como usuarios deberán afrontar. Te los explicamos en este artículo.

Google Adwords es un popular programa de marketing y de publicidad en internet que se ha hecho tan importante que el 36 % de los anunciantes en la red lo usan o lo han usado en algún momento. El programa ha sufrido cambios que tanto anunciantes como usuarios deberán afrontar. Te los explicamos en este artículo.

¿Qué es realmente Google AdWords?

El programa te permite crear anuncios que saldrán en las búsquedas de Google cuando un usuario busque información relacionada con la palabra clave de tu negocio. Si te dedicas a los coches de carreras, cualquier internauta que busque información por alguna de estas dos palabras clave, “carreras” o “coche”, le saldrá tu establecimiento en su búsqueda orgánica de Google y en la parte superior derecha de la página, o inferior, con la etiqueta “Publicidad” en amarillo (esas zonas se denominan “Red de Búsqueda”).

El sistema Google Adwords es de pago por clic. Aunque el usuario vea tu anuncio en la primera página de su búsqueda, si no hace clic sobre él, no deberás pagar nada a la página. Es lógico, porque aunque la efectividad de la búsqueda del usuario hizo aparecer tu empresa en sus resultados de búsqueda, no le interesaba comprar nada de esa referencia.

El coste por clic (CPC) varía en función del precio que se le haya adjudicado en la subasta la palabra clave.

En el caso de varios anunciantes pujando por la misma palabra clave (“coches”, “carreras”), el gigante de la comunicación decidirá según tres factores: el precio que cada anunciante está dispuesto a pagar por cada clic (la puja), la calidad de los anuncios que publicitas y las extensiones y formato de los anuncios. Para tener una referencia, hay anunciantes que en las primeras páginas de resultados han tenido que pagar 0,35 céntimos por clic y los hay que han tenido que abonar 35 euros.

¿Qué se entiende por “calidad de los anuncios”?

Google determina varios parámetros para calcular la calidad de los anuncios. La conversión de la palabra clave (entendida aquí la conversión como el número de clics que recibe de todas las veces que aparece en los resultados de búsqueda) es uno, otro la calidad de la web a la que lleva el clic, y otro la relevancia del texto respecto a la búsqueda del usuario (aquí atención con el keyword stuffing o saturación malintencionada de palabras clave), así como el rendimiento del anuncio respecto a factores como el dispositivo desde donde se anuncia, la zona geográfica en la que se circunscribe, etc.

En resumen, a cuanta más calidad tenga el anuncio, más bien posicionado aparecerá y a la vez el precio a pagar será menor por estar bien posicionado.

Extensiones de anuncios

Este tercer factor que influye también en el precio se refiere a la información adicional que ofrece el anuncio con el fin de hacerlo más visible. Estas extensiones pueden ser anotaciones de calificación a los consumidores, al vendedor, vínculos a otros sitios web, notas sociales, extensiones de llamada, etc.

Últimas noticias del gigante: Google Adwords elimina los anuncios en la barra lateral

Google ha anunciado que elimina los anuncios que aparecen en el lateral de los resultados de búsqueda. El marketing es una ciencia cambiante, se adapta a los nuevos tiempos y si el gigante de los buscadores ha tomado esa magnánima decisión, eso quiere decir que la disposición de los anuncios en el lateral de los resultados de búsqueda de los usuarios, estos no hacían clic en ellos (condición sine qua non Google no cobraba porque el anunciante no tenía que pagar por un clic que nunca se hizo).

La medida se hizo de rogar, porque los detractores de las campañas de Google Adwords sostenían que aunque saliera en la primera página de los resultados de búsqueda, tendría que estar entre los tres primeros para que realmente funcionara, y eso es muy difícil.

Entonces, si Google elimina el lateral derecho, ¿va a desaparecer? No, se prevé que en este lateral se ubiquen listas de productos, resultados de la Wikipedia (si aún existe…), etc. Pero eso son previsiones y no pueden fundamentarse más que en suposiciones, por lo tanto, no es pertinente profundizar en este punto.

El responsive, ¿el culpable de todo?

Parece que ya se ha encontrado un chivo expiatorio para explicar esta decisión que afectará a millones de internautas alrededor del mundo, y tiene el nombre de diseño responsive. El diseño responsive es aquel diseño de web que tanto se puede leer (y navegar por ellas) desde el desktop hasta con el móvil o la tablet.

Está demostrado que la mayor parte de navegantes utilizan el móvil o la tablet, en detrimento del ordenador de mesa, por eso se ha priorizado adaptarse a la costumbre del usuario por ese tipo de interfaces reducidas y dinámicas, donde un lateral con anuncios de Google AdWords no estaría acorde con el tipo de interacción del usuario con ese tipo de aparatos. La forma de navegar en el ordenador clásico de mesa dista mucho de la que practicamos con el smartphone o la tablet.

Consecuencias para Google Adwords

La consecuencia más importante es la visibilidad. Al quitar la barra lateral, los tres primeros anunciantes que aparezcan en los resultados tendrán muchos más clics de los que han ido recibiendo hasta la fecha (por el simple hecho de que el usuario no tendrá más “distracciones” a su derecha).

Como efecto colateral, quien aparezca en la cuarta posición también se beneficiará, ya que la página lo situará en el centro junto con los primeros tres. A partir del cuarto anuncio se saldrá al final de la página, zona muy discreta si no tenemos en cuenta el hecho de que a muchos usuarios les gusta practicar el scroll. Entonces, las previsión es que habrá un tanto por ciento de anunciantes que se beneficiarán de esa posición gracias a esa porción de navegantes a quienes les gusta o tienen la costumbre inconsciente de navegar por la página con el mouse.

¿Cómo afectará al SEO?

Sería falso sostener que este cambio solo afectará a los anuncios de Google Adwords. Las empresas con buen posicionamiento SEO a nivel orgánico sufrirán, porque sus resultados serán menos visibles al aparecer antes que ellos los anuncios, los resultados en el mapa o incluso sugerencias de imágenes.

Por ejemplo, si buscamos “perros de crianza” en Google, este nos va a abrir la primera página con cuatro resultados que serán anuncios publicitando centros, tiendas, protectoras que se anuncien y además proporcionará antes resultados del mapa de proximidad o fotos que ilustren negocios antes que páginas que a nivel SEO lleven el contenido buscado.

El usuario tendrá que navegar con el scroll para saltarse todos estos anuncios y encontrar la información que estaba buscando. Incluso, en determinados casos, abandonar la página para poder encontrar la información que estaba buscando.

5 pasos para sobrevivir a estos cambios

Para aquellos anunciantes que no han venido usando variaciones de la palabra clave en sus campañas, facilitamos cinco medidas a tener en cuenta:

  1. Estate preparado para más volumen: trabajes con equivalencias exactas de búsqueda o por el comportamiento del usuario (búsqueda por palabras mal escritas, etc.), notarás como el volumen de resultados se va a multiplicar considerablemente. Últimamente se ha dado un aumento significativo en anunciantes que se dejan encontrar por usuarios que escriben la palabra clave con faltas ortotipográficas.
  2. Abandona las variantes constructivas en tu lista de palabras clave como rutina.
  3. Prepárate para la redirección del tráfico.
  4. Recuerda que las peticiones de los usuarios son las que aún definen los resultados.
  5. Entiende cómo estos cambios afectarán la DKI (Inserción Dinámica de Palabras Clave).

En resumen, las consecuencias que van a tener estos cambios se traducen en:

  • Competitividad, al reducirse el espacio para los anuncios. La clave estará en conseguir una de las cuatro posiciones.
  • Aumento del coste por clic.
  • El ratio de conversiones (clics) a partir de la cuarta posición bajará drásticamente.
  • Las campañas que no cuenten con un buen presupuesto tendrán muy malos resultados porque tendrán muy poca visibilidad.
  • Las extensiones en los anuncios pasarán a ser fundamentales en las campañas, en aras de conseguir una mayor visibilidad.
  • Se hará imprescindible una buena optimización de las campañas.
  • Mayor relevancia al diseño responsive.

Conclusión

Esto puede acarrear consecuencias harto negativas tanto para el usuario como para Google, quien, recordemos, siempre había priorizado la experiencia del usuario antes del afán por las ventas. Google Adwords es un invento del siglo XXI, antes Google no había tomado en consideración la posibilidad de rentabilizar las operaciones de búsqueda en dólares por clic.

Nos encontramos ante el hecho inaudito de que Google prioriza el dinero a un buen posicionamiento orgánico, lo que va a repercutir notablemente en empresas que gocen de un excelente posicionamiento SEO porque ya no las encontrarán, o costará mucho. ¿El resultado? O bien será catastrófico para Google y se hundirá, o bien le irá tan bien que hacerse una campaña en Google Adwords será imprescindible para existir en la web.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir