Google Adwords y otras herramientas de Publicidad en Internet

Google Adwords
Desde Google Adwords, pasando por los tuits patrocinados y otros formatos como Facebook Ads. Analizamos a fondo todas las posibilidades que tiene tu empresa.

Conseguir visibilidad en Internet o aparecer entre los primeros resultados en los buscadores no es tarea de un día. Si bien, existe un medio para que las empresas y anunciantes lleguen a sus públicos de una forma más directa y sencilla en el mundo online, la publicidad en Internet. Desde Google Adwords, pasando por los tuits patrocinados y otros formatos como Facebook Ads.

La publicidad en redes sociales se ha convertido en un aliado perfecto para promocionar marcas y empresas 24 horas al día y 365 días al año. Si hubiera que estimar el coste de anunciarse en estas mismas condiciones en los medios tradicionales, se obtendría una cifra de inversión desorbitada. Al alcance de muy pocos.

Razones para invertir en Google Adwords

En la actualidad, Google –el gigante de Internet- es el motor de búsquedas más usado por los internautas, y es el sitio web con más visitas de todo el mundo. Por eso, más de un millón de empresas ya son conscientes de la efectividad que tiene poner en marcha una campaña de PPC con Google Adwords.

Esta forma de publicidad online es rentable cuando los objetivos pasan por dar a conocer una nueva empresa, mejorar el branding, llevar más visitas tanto a la página web corporativa como a la tienda física, captar leads cualificados y nuevos clientes, y en definitiva, aumentar las ventas.

La plataforma de publicidad de Google permite a los anunciantes aparecer entre los primeros resultados de búsquedas para unas determinadas keywords o frases clave, cualquiera que sea el dispositivo que se utilice –móvil, tablet u ordenador-. Se presentan de forma diferenciada a los resultados gratuitos para que el usuario pueda identificarlos. No obstante, al aparecer en una posición destacada y estar relacionados con los términos de búsqueda de los usuarios, no resulta una forma de publicidad intrusiva ni molesta.

Además, en este modelo de publicidad, y a diferencia del CPM o el PPA, el anunciante paga solo por cada clic que hagan los usuarios en su anuncio. Independientemente del número de veces que aparezca el anuncio en Google. Es decir, solo pagará por cada visita generada a la web, landing page o ecommerce para obtener más información o comprar un producto -según la página de destino fijada en cada caso- o por cada llamada que se produzca.

Entre los principales motivos que llevan a las marcas a reservar una parte importante de su presupuesto para esta herramienta, destacan:

  • Combinar el SEO con el SEM es la estrategia perfecta para optimizar el posicionamiento en buscadores. Un objetivo crucial teniendo en cuenta que el 90% del tráfico se concentra solo en la primera página de resultados.
  • Al definir una estrategia con las palabras y frases clave, el anuncio solo se muestra a usuarios interesados en esos productos o servicios.
  • Segmentación geográfica. Los anuncios pueden planificarse para solo para determinadas ciudades, regiones o países, así como dentro de un radio de kilómetros aproximados desde la tienda física o sede empresarial.
  • Los anunciantes pueden ver qué frases clave convierten más y aplicarlas también en sus estrategias SEO.
  • Presupuesto ajustado en cada momento. No hay una inversión mínima diaria. Cada anunciante decide cuánto quiere invertir y, a la vez, puede pausar o eliminar la publicación de un anuncio.
  • Se puede hacer pruebas y si el resultado no es el esperado, rectificar a tiempo. El sistema permite cambiar las keywords, el contenido del anuncio y otras opciones, si se desea.
  • Medir de forma sencilla la tasa de conversión y el ROI. Controlando los clics que, por ejemplo, han conducido a un pedido en línea de un producto.

En consecuencia, utilizar una buena estrategia de contenidos (optimizados desde el punto de vista del SEO) combinada con una campaña en Adwords es una opción muy rentable para las empresas que operan en el mundo online.

Pero el modelo publicitario de Google también ofrece otras versiones como Adwords Express y Google Ad Grants, que serán más útiles o aconsejables en función del perfil de cada compañía. Así, Google Ad Grants es la versión sin ánimo de lucro de AdWords, ya que permite a este tipo de entidades difundir sus actividades en las páginas de resultados de Google invirtiendo una cantidad determinada al mes en Adwords. Es decir, como un pago en especie. 

Por su parte Adwors Express simplifica los pasos para crear un anuncio. La empresa solamente tendrá que seleccionar su público objetivo, redactar o contar su historia empresarial en tres líneas y establecer su presupuesto. El programa se encargará automáticamente de elegir el lugar y el momento adecuado para el anuncio en función de estos parámetros. No es necesario tener un sitio web, ni aportar palabras o frases clave ni realizar un mantenimiento o supervisión tan constante como en Adwords. 

La diferencia principal entre ambas modalidades es que Express se orienta a pequeños negocios que buscan una publicidad más local –no regional o nacional- y poseen recursos más limitados. Por el contrario, Adwords está pensado para empresas que desean obtener informes, herramientas de medición y más control sobre sus campañas.

Claves para optimizar una campaña en Adwords

Para conseguir conversiones y rentabilidad, lo primero y fundamental es entender el mecanismo que utiliza este programa para presentar los anuncios. Se basa en un sistema de pujas automatizadas y funciona como una subasta. De modo que el anunciante indica qué cantidad máxima está dispuesto a invertir por diversas palabras claves -a cada una se le puede otorgar un valor distinto-. Cuando se produce la búsqueda de un usuario por dichos términos, el sistema determina el orden de presentación de los anuncios, de acuerdo a las cantidades que ha ofrecido cada anunciante y al rendimiento de cada anuncio o Click Through Rate.

Pero además, los expertos aconsejan tener en cuenta una serie de buenas prácticas para conseguir resultados óptimos con Adwords. Entre ellas:

  • Cuidar al detalle las extensiones de anuncios. Esta aplicación, útil para aumentar el CTR, permite mostrar el mapa con la ubicación de un negocio, el teléfono de contacto, valoraciones sobre el grado de satisfacción de los clientes y enlazar con otras páginas interiores de la web o con la página de Google+.
  • Ajustar el contenido al límite de caracteres establecido por Google, sino el anuncio será rechazado por la plataforma.
  • No emplear mayúsculas, salvo para la primera letra de cada palabra, excepto en los acrónimos. Del mismo modo, solamente puede haber un signo de exclamación y no dentro del título.
  • La política de Google prohíbe la publicidad de determinados productos como el alcohol, tabaco o sexo. Asimismo, Google Adwords no permite que su marca aparezca como reclamo en el contenido del anuncio de terceros.
  • No repetir palabras ni usar superlativos o afirmaciones difíciles de demostrar, tipo “el número 1”.
  • Antes de publicar confirmar que la URL de destino no da error, no es un enlace roto ni activa popups.
  • Utilizar call to actions optimizadas para cada caso. Google prohíbe la típica “Haz clic aquí”.

Otras formas de publicidad online

Si bien es cierto que Adwords es hoy por hoy la plataforma de publicidad PPC que lidera Internet,  hay otros sistemas publicitarios que pueden ser recomendables como complemento o para alcanzar otros tipos de públicos objetivos. En este sentido, se alzan como alternativas:

  • Bing Ads. El buscador de Microsoft es una buena opción para campañas de bajo presupuesto ya que los precios de las pujas son más baratos con una calidad aceptable. Ofrece informes y optimización de palabras clave.
  • Facebook Ads. Permite la segmentación para diferentes públicos, con presupuestos personalizados y medición de resultados multidispositivo. Además, permite añadir texto, fotos, imágenes, descuentos y ofertas al anuncio así como crear un público personalizado o buscar personas similares a los clientes de una empresa. Según la propia red social, más de 700 millones de usuarios consultan Facebook desde su smartphone a diario.
  • Linkedin Ads. Recomendable si una empresa quiere ponerse en contacto con un público profesional. En la red social de los negocios por excelencia, además existe el pago por 1.000 impresiones (CPM). El formato de los anuncios es similar a las opciones anteriores. Se puede segmentar en función del sector, cargo, ubicación, edad, sexo, nombre y tamaño de empresa o grupos en Linkedin. Además, esta plataforma ofrece a las empresas la posibilidad de publicar actualizaciones patrocinadas, para concienciar sobre algún tema o captar clientes potenciales.
  • Twitter Ads. La red de microblogging ofrece la posibilidad de publicar Promoted Tuits, Twitter Cards o anuncios enfocados a objetivos. Es posible promover una cuenta, un tweet o un hastag. La originalidad y diversidad de formatos es una de sus fortalezas.

En definitiva, el universo digital ofrece un amplio abanico de posibilidades a las marcas y empresas, poniéndolas en contacto de un modo más directo y eficaz con sus públicos objetivos. El rey hoy por hoy es Google Adwords -con un 90 % de mercado- aunque cada vez repuntan nuevas propuestas como Bing Ads, un pequeño pero claro competidor de la plataforma de publicidad online de Google. Opciones y presupuestos para todo tipo de empresas.

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

Porfirio

Enviado el

Me gustaría participar y vender en este sistema

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir