Internet une a las diferentes generaciones en el trabajo

Internet une a las diferentes generaciones en el trabajo
Descubre cómo el uso de Internet en el trabajo facilita y agiliza la comunicación entre los directivos y empleados de diferentes generaciones

Con la evolución de las nuevas tecnologías han cambiado la forma en la que la gente se relaciona con los demás, los mecanismos de difusión de la información, el entretenimiento e, incluso, los métodos para hacer negocios y buscar o desarrollar un empleo.

Hace 30 años, tener Internet en el trabajo era casi impensable y las redes sociales no existían, pero, hoy en día, no entendemos una empresa que sobreviva al margen de los avances tecnológicos.

Ventajas de incorporar Internet y otros avances tecnológicos al trabajo

  1. Acceso a la información. Garantiza el acceso gratuito a todo tipo de datos e información relevante de forma sencilla para el desempeño profesional, ya que Internet es como una gran enciclopedia, un gran banco de contenidos en el que todo se encuentra archivado.
  2. El único inconveniente es la necesidad de contrastar la información y asegurarse de que las fuentes son fiables, ya que el elevado volumen de contenidos y la posibilidad de que cualquier usuario pueda publicar información hacen que sea un entorno peligroso, si se da por válido todo lo que aparece en la Red.
  3. Facilita la comunicación interna y externa. Permite a los empleados comunicarse a través del correo electrónico o de plataformas como la intranet. Son métodos a través de los cuales es posible, incluso, intercambiar documentos o realizar proyectos en grupo sin necesidad de desplazarse.
  4. Optimización del tiempo. La velocidad de la Red y posibilidad de conexión a través de cualquier dispositivo y en cualquier lugar facilitan y agilizan enormemente la mayor parte de los procesos que lleva a cabo una empresa.
  5. Teletrabajo. Dado que muchos trabajos se pueden desempeñar con tan solo el uso de un ordenador, la posibilidad de realizarlos a distancia otorga a los empleados una mayor flexibilidad de horarios y mejor gestión de su tiempo.
  6. Captación y contacto con clientes y ventas directas. Las redes sociales y la página web de la empresa facilitan la promoción y difusión del negocio, así como el contacto con clientes y potenciales clientes. También sirven para abaratar costes, ya que muchas empresas con la presencia en Internet no necesitan un espacio físico para desarrollar su actividad de cara al público.

Aunque los beneficios y avances que ha aportado al ámbito laboral el desarrollo de las nuevas tecnologías son evidentes, no todos los empleados de una empresa emplean Internet y sus posibilidades del mismo modo.

En un momento de transición, en el que, en un mismo trabajo, existe una importante diversidad generacional, desde los inmigrantes digitales hasta los nativos, hay conceptos muy diversos sobre la utilidad de la tecnología y las diferentes formas de aplicarla.

Tipología generacional y aplicación de las tecnologías

  1. Veteranos. Esta generación la componen los nacidos entre 1922 y 1943, es decir, aquellos que, hoy día, tienen entre 73 y 94 años. La mayoría ya se encuentra retirada, aunque fueron los miembros de esta generación, también conocida como saliente, quienes crearon las grandes empresas partiendo de la nada. La diversidad de experiencias vividas y escasez de recursos les han aportado valores como la lucha, el sacrificio, la fortaleza y el trabajo individual. Los métodos que utilizan para comunicarse y conseguir objetivos son tradicionales y prefieren hacerlo de manera formal, al margen de las redes sociales y nuevas tecnologías, ya que la mayoría de veteranos no acaba de entender su uso.
  2. Baby boomers. Abarca los nacidos entre 1946 y 1960, aunque, según censos, puede llegar hasta 1964, es decir, quienes tienen edades entre 52 y 70 años. Su periodo económicamente más productivo fue entre la década de los 70 y 90 y suelen ocupar puestos directivos o altos cargos en las empresas. A nivel tecnológico, son quienes más cambios han experimentado, ya que ha vivido desde el nacimiento de la televisión, del cine en color, del fax o de los electrodomésticos hasta la aparición de la telefonía móvil, los ordenadores e Internet. No obstante, son de los grupos que más reticencias presentan a la hora de hacer de la tecnología algo cotidiano y, para muchas cosas, siguen prefiriendo métodos tradicionales, como el bolígrafo o papel.
  3. Generación X. La componen los nacidos entre 1966 y 1980, por lo que, en la actualidad, tienen entre 36 y 50 años. Este grupo no suele ocupar los puestos de responsabilidad que la edad y experiencia les deberían otorgar, ya que les preocupan más el sentido de su trabajo y la motivación que los cargos. Son muy conscientes de la necesidad de adaptarse a las nuevas tecnologías y los cambios que experimenta la sociedad, están abiertos a nuevas propuestas y tienen la capacidad de trabajar con herramientas digitales y analógicas, aunque, para las primeras, suelen necesitar un proceso de formación y adaptación.
  4. Generación Y o millennialsAunque no hay un acuerdo sobre las fechas que abarca esta generación, se suele hablar de los nacidos entre 1980 y 1995, que, en estos momentos, tienen entre 21 y los 36 años. Esta generación nació en momentos de prosperidad económica y sus miembros se encuentran muy preparados académicamente. Sin embargo, se han encontrado con una situación complicada a la hora de acceder al mercado laboral. De hecho, la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año refleja que el paro en los menores de 25 años se sitúa en el 46,5 %.
  5. Generación Z. Los componentes de esta generación nacieron a partir de 1995, por lo que tienen 21 años o menos y están considerados como nativos digitales, puesto que han crecido con la evolución de las tecnologías ya en marcha. Se comunican con imágenes mejor que con textos y es la generación más dinámica en las redes sociales. Además, se caracterizan por ser autodidactas, ya que están acostumbrados a obtener lo que necesitan de la Red y videotutoriales.

Esta diversidad generacional puede resultar muy beneficiosa para las empresas, si saben gestionar adecuadamente las posibilidades que ofrece, ya que se trata de personas con capacidades y aptitudes muy diferentes y que, combinadas, pueden otorgar un plus de creatividad, ingenio, innovación y liderazgo en el mercado.

Cómo integrar en la empresa a las diferentes generaciones de trabajadores

La mejor forma de integrar a los empleados pasa por proporcionarles las herramientas necesarias para favorecer el trabajo coordinado tanto en cadena como en grupo.

1. La comunicación digital es la principal herramienta, ya que consiste en fusionar las tradicionales técnicas de comunicación verbal y no verbal con las nuevas tecnologías para lograr que el proceso sea más ágil y eficaz.

Además, se trata de una comunicación bidireccional e inmediata, que permite a los diferentes integrantes en el proceso comunicativo la interacción y colaboración para lograr mejores resultados.

Entre las formas de comunicación digital más empleadas hoy día, dentro de una empresa, se encuentran las siguientes:

  • El mailing. Que permite informar de forma masiva de eventos, avisos, información general de la empresa o incentivos.
  • Redes sociales. Son cada vez más empleadas tanto para la difusión externa de la empresa con técnicas de posicionamiento SEO y marketing online como para el intercambio de información y colaboración en proyectos entre los empleados.
  • WhatsApp. El uso de esta aplicación móvil permite crear grupos para difundir novedades, organizar eventos o desarrollar trabajos. Otra alternativa es Skype, un programa de videollamada a través del cual se pueden realizar conferencias o reuniones desde diferentes partes del mundo.

2. Empleo de técnicas de gamificación. Es decir, el uso de juegos y sus mecanismos para implicar a los trabajadores en los contextos deseados. Con este sistema se consigue hacer cualquier actividad más sencilla y atractiva, por lo que no solo puede ser empleado para captar la atención de los clientes, sino que sirve para implicar a los trabajadores en determinadas acciones.

3. Fomentar las relaciones de igual a igual. Cada uno tiene sus conocimientos que aportar y, mientras un profesional junior podrá adquirir experiencia y resolver problemas gracias a los más veteranos, los profesionales seniors pordrán aprender de los recién llegados cómo aplicar las nuevas tecnologías en su entorno.

4. Promover el trabajo en equipo. Es muy importante que las diferentes generaciones se mezclen a la hora de desarrollar cada proyecto para poder sacar el máximo partido a la experiencia. Además, cada uno aportará sus diferentes visiones y enriquecerá el trabajo de los demás contribuyendo al desarrollo personal y profesional de cada uno de los miembros del equipo.

En definitiva, la diversidad generacional que ofrece este momento socioeconómico a las empresas y las posibilidades que brinda Internet para poder exprimir las capacidades y habilidades de cada uno de los grupos de edad constituyen unas grandes oportunidades. Es importante saber manejar a los trabajadores con metodologías y expectativas diferentes, ya que las diferencias pueden ocasionar conflictos, si no se saben encauzar adecuadamente.

Por tanto, la juventud, la experiencia, las tradiciones, la tecnología, la espontaneidad y la disciplina se pueden conjugar para lograr el éxito empleando las herramientas digitales adecuadas, formando a las generaciones más reticentes al cambio y agrupando a personas de diferentes edades para que puedan compartir e intercambiar conocimientos de igual a igual.

 

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir