La comprensión de la tecnología en el Marketing actual

La comprensión de la tecnología en el Marketing actual
El marketing se está haciendo tecnológico, los negocios también y, sin embargo, hay una generación de directores de marketing sin conocimiento tecnológico.

Los directivos de las empresas actuales se enfrentan al duro reto de conectar con las mejores acciones de marketing que necesitan sus firmas para promocionar productos y servicios y, sobre todo, llegar a su público natural. Y es un reto tecnológico porque muchos de estos directivos no son nativos digitales, no tienen conocimiento digital y desconocen gran parte del potencial que pone a su servicio el marketing online, tanto como para no saber incluso qué necesitan.

La brecha tecnológica resulta en muchos casos evidente entre directivos suficientemente competentes en sus campos profesionales. No en vano, los directivos calificados como talentosos en el nuevo marketing digital son extraordinariamente apreciados por las empresas que contratan. Se trata de un proceso de reforzamiento de la digitalización que no sólo no tendrá marcha atrás sino que incrementará su complejidad.

Los nuevos directivos, que han de formarse en la digitalización de las empresas, han de atender a la aplicación de las nuevas tecnologías e implementar renovadas formas de comunicación en un proceso que es mucho más amplio y que afecta a otros ámbitos del funcionamiento de las corporaciones, como la logística o la gestión de los recursos humanos.

Informaciones sobre las opciones que hay disponibles para realizar acciones publicitarias y campañas online no faltan. Sobran. Hay una notable saturación de consejos en forma de recetas milagro, argumentos de gurús y no pocos cursos, conferencias, charlas o fomentos de la emprendiduría que prometen y que ponen de relieve la importancia de las redes sociales, de las comunicaciones personalizadas a través de blogs o del papel de los modelos y formatos audiovisuales.

Los directivos poco introducidos en el marketing digital, con poca perspectiva y menos asesoramiento sobre la digitalización empresarial han de tomar decisiones estratégicas para sus empresas sobre publicidad en línea sin comprender de verdad cómo funciona la tecnología asociada y qué implicaciones tienen. Todo un reto tecnológico.

Lo normal es que, ante la duda, se fijen en lo que hace el vecino. Pero, como en el marketing off line, en la publicidad convencional, lo que puede funcionar para una empresa, incluso de la competencia, no tiene porqué servir para otra. Aun para los mismos fines comerciales.

Las acciones más vistosas y espectaculares de marketing digital pueden, a la hora de la verdad, servir de poco, ofrecer escasos retornos económicos, gastos y hasta una imagen final a la vista de todos que perdure, que no se ajuste a cómo se desea que se perciban los valores de la empresa. Algo que puede dañar incluso la reputación de una empresa. Entonces, ¿en qué deben fijarse los directivos sin experiencia en marketing digital? ¿Qué estrategias son las que funcionan?.

Vamos por partes y a responder estas dos preguntas, en la idea de que puedan servir de apoyo para cambiar la perspectiva sobre el valor y alcance del marketing digital en el seno de la dirección de una empresa.

¿En qué deben fijarse los directivos en el nuevo marketing digital y qué funciona?

La comunicación digital con los clientes es bidireccional.

Las marcas han de establecer canales de comunicación con sus usuarios actuales y trabajar la promoción de identidades y de valores para generar atracción.

Todo para crear una comunidad alrededor de la marca que funcione como un vínculo de comunicación bidireccional. Un ejemplo claro de esta nueva perspectiva en la relación marca-cliente es el trabajo de los community manager que crean una voz de marca con autoridad en las redes sociales, una autoridad que siempre está dispuesta a sumarse a la interacción estableciendo puentes de diálogo.

 

Prosumers y smart consumers.

La importancia de Internet para decidirse por productos y servicios se puede observar en el papel de nuevos tipos de consumidores. El prosumer genera y consume contenidos y resulta un buen aliado para extender las informaciones que las marcas quieren publicitar.

Los smart consumers sólo compran después de evaluar las opiniones de terceros sobre lo que quieren adquirir o tras analizar cada una de las características y alternativas de lo que están estudiando comprar. Para las marcas, conocer qué piensan, cómo deciden qué comprar y cuándo adquirir estos nuevos consumidores es vital.

Generar relevancia

La audiencia globalizada e hipercomunicada está generando un efecto negativo que resulta muy lesivo para las aspiraciones comerciales de las empresas que desean digitalizar su comunicación. Ese efecto se denomina déficit de atención.

Algo que se traduce en el mundo occidental en que un 80% de las comunicaciones publicitarias no generen ninguna notoriedad para las marcas que las producen. Para generar relevancia, una estrategia básica de libro del nuevo marketing es aportar valor en los contenidos, relevancia en según qué niveles, y no promover mensajes de marcas.

Comprender al cliente

Llegados al punto en el que se sabe lo que necesita el cliente, el marketing digital debe dar un paso más y entender lo que mueve al usuario a comportarse como lo hace. Y la comprensión de los hábitos se ha de traducir en ofrecerle lo que quiere y cuando lo desea. Las marcas deben escuchar lo que dicen sus clientes potenciales y hacerlo todo por aportarles comunicaciones positivas.

Big Data

El Big Data es la gran promesa del marketing online, la que ofrece asegurar un conocimiento exacto de lo que interesa a las empresas sobre lo que sucede en Internet. Se trata de poner a trabajar algoritmos matemáticos que seleccionan información relevante sobre clientes, sobre la competencia u oportunidades de negocio con los que apoyar las mismas campañas publicitarias.

Acciones en tiempo real

El nuevo marketing digital proporciona interacciones rápidas, directas y un feedback con el público en tiempo real que tiene un valor inestimable para mejorar el alcance de las campañas pero que, al mismo tiempo, supone una gran responsabilidad precisamente con ese usuario conectado que observa y juzga todas las interacciones de la marca. Algo que, parafraseando la frase del fotógrafo francés e inventor del fotorreportaje Cartier-Bresson, podría considerarse y denominarse como ‘el instante decisivo’.

Marketing personalizado

Después de establecer puentes de comunicación para hablar en el lenguaje de los usuarios, rodearse de ellos y comprender sus hábitos, todo viene dado. La publicidad online tiene por fuerza que es personalizada o, en todo caso, es potencialmente o altamente personalizable.

Si quiere cumplir sus objetivos tanto como para ofrecer a los usuarios colaboraciones y ayudas que perciban como valor asociado a la marca que marque diferencias con respecto a otras y que de alguna manera les privilegien, la creación de contenidos adaptados para públicos específicos representa uno de los objetivos consustanciales a las nuevas acciones del marketing actual.

Canales de comunicación

Tabletas y dispositivos móviles como los smartphones son las referencias de la nueva comunicación digital en la que han de apoyarse las campañas publicitarias online. Se trata de terminales muy bien valorados por los usuarios, en los que figuran los datos vitales de los ciudadanos y que se comportan como bases de datos que son accesibles con unas pocas acciones. Fidelizar a los clientes con aplicaciones de móvil, con apps útiles que ayuden a mejorar la interacción y la comunicación directa con los usuarios, es también vital para las marcas.

Los e-commerce

Las tiendas online han dejado de ser un complemento para las ventas físicas de las empresas para convertirse en un vector de comunicación de las marcas con mucho valor añadido. Cada vez más empieza a hacerse raro que una marca no tenga aplicaciones para ventas en línea. Algo que también empieza a percibirse como inapropiado por antiguo y poco útil. Las tiendas online se han convertido en una fórmula de popularización de productos y servicios.

El SEO bien orientado

La inmesa mayoría de los usuarios que operan como smart consumers utilizan los buscadores como Google para localizar lo que quieren. Figurar como resultado principal o primera respuesta a esas búsquedas de información y de contenidos es una de las metas básicas de las acciones que procuran las estrategias SEO. Search Engine Optimization, optimización en motores de búsqueda.

La idea principal es figurar como respuesta en palabras clave que coincidan con la búsqueda del usuario y que guarden relación con lo que ofrecen las empresas. El SEO es de las acciones de marketing digital más económicas en relación a los beneficios que genera en favor de la visibilidad en línea de marcas, productos, servicios e identidades corporativas.

El desarrollo del marketing digital sigue imparable y la opción de adaptarse a sus nuevas fórmulas de interacción es más que imprescindible. Los expertos en este campo hablan de muchos cambios, como el traslado de renovadas formas de colaboración digital entre empresas que luchan por los mismos nichos comerciales, en lo que representaría un cambio sorprendente en la forma de hacer negocios.

El marketing online es una nueva frontera que los directivos de empresas que no son nativos digitales tienen que apostar por conquistar. Obsesiones y negatividades no caben en cuanto a las políticas digitales de las empresas. Al otro lado de la frontera, y con conocimiento y control de los factores que cuentan, hay promesas de negocio.

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir