La empresa como motor económico y las reformas fiscales para favorecer su desarrollo

la empresa como motor económico
La empresa en el sistema económico es, sin duda, el motor que hace que todo el entramado se ponga en funcionamiento.

La empresa en el sistema económico es, sin duda, el motor que hace que todo el entramado se ponga en funcionamiento. En la economía de mercado es la pieza esencial, pues en ella se generan los puestos de trabajo que dotan de recursos económicos a las familias y permite que éstas consuman productos de otros sectores, impulsando así, en ellos, la creación de puestos de trabajo. Es una rueda que puesta en funcionamiento hace que toda la economía mejore, sea más competitiva y logre el crecimiento económico aumentando el Producto Interior Bruto gracias al aumento de la producción. Justo lo contrario sucede en momentos de recesión, en los que en un sector se produce la pérdida de puestos de trabajo por la falta de demanda, y por el mecanismo de trasmisión va pasando al resto de sectores, pues al disminuir los recursos de los que disponen las familias consumirán menos productos de otros de sectores, generando en ellos una disminución de la demanda y la pérdida de puestos de trabajo. Para romper esta tendencia es imprescindible generar puestos de trabajo.

La actual situación económica hace, por tanto, que sea imprescindible promover la actividad empresarial, fuente de valor por la generación de puestos de trabajo y puesta en marcha del mecanismo que impulsará el crecimiento económico.

En este contexto la actividad emprendedora tiene un puesto preeminente. La capacidad de impulsar la innovación y llevar a la práctica la idea de negocio es y debe ser para los gobiernos una prioridad, ya que permitirán que la economía sea dinámica y competitiva.

Entre las medidas adoptadas destacan las novedades fiscales establecidas para el año 2014, recogidas en la nueva Ley de Emprendedores:

  • Respecto al IVA se crea el régimen especial del criterio de caja, que permite a PYMES y autónomos no pagar el impuesto hasta que se cobre la factura. Las empresas que voluntariamente acojan este régimen (siempre que su volumen de negocio sea inferior a dos millones de euros) tendrán una mayor liquidez y se reducirán por tanto los problemas de financiación. El plazo para solicitarlo es hasta el 31 de Marzo de 2014. Los clientes también deberán utilizar el criterio de caja en las operaciones realizadas con ellas, por lo que no se podrán deducir el IVA soportado hasta que no hayan pagado, siendo un incentivo para pagar cuanto antes. Como efecto secundario se reducirá la morosidad.
  • Se incentiva la inversión de los beneficios en la empresa, ya que se podrán deducir hasta un 10 % de los beneficios obtenidos en el año en el que han realizado la inversión. Esta medida será aplicable a empresas con un volumen de negocio de hasta diez millones de euros.
  • Se crean incentivos fiscales para favorecer la utilización de determinados activos intangibles como las patentes, fomentando su cesión.
  • Se crea un sistema para la recuperación de las inversiones realizadas en I+D+i, aplicable ya para los gastos de 2013 y que se empezarán a cobrar en 2015, fomentando así el crecimiento de calidad gracias a la innovación.
  • En el IRPF se crea una deducción del 20 % de la cuota en la inversión realizada en sociedades de nueva creación, con una base máxima de 50.000 euros. Además será exento del pago de la plusvalía al salir de la empresa, siempre que el capital se invierta en otra entidad de reciente creación. Se fomenta así los “Business angels”, personas interesadas en aportar capital al inicio en la creación de la empresa.

La actividad emprendedora será prioritaria para el Gobierno, realizando los cambios necesarios para estimular la creación de empleo, modernizando la estructura impositiva para acelerar la recuperación económica.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir