La importancia de ser Responsive - Diseño Web

En España, solo el 18% de los sitios web presenta un responsive design o diseño adaptable. Lo analizamos en profundidad y te damos todas las claves.

En España, solo el 18% de los sitios web presenta un responsive design o diseño adaptable. O lo que es lo mismo, poco más del 1% de las empresas del IBEX 35 ha adaptado su web a un diseño responsive. Una contradicción frente al ascenso cada vez mayor del eCommerce y la alta penetración de teléfonos móviles y tablets entre los consumidores españoles. Y es que nuestro país ocupa el cuarto puesto en Europa en cuanto a comercio electrónico y, en todo el mundo, se posiciona ya como el cuarto país en cuanto a uso de smartphones.

En este contexto, el diseño web adaptativo cobra especial relevancia dentro del marketing online. Se trata de una técnica –de uso casi imperativo en la actualidad– que permite adaptar cualquier página web al tamaño y resolución de la pantalla del usuario, independientemente del dispositivo que esté utilizando: PC, tablet, teléfono móvil, Smart TV. De este modo, una misma web se verá en su totalidad desde la pantalla del ordenador pero también desde el móvil, sin necesidad de recurrir al zoom, manteniendo íntegro su diseño. Lo contrario que sucede con los sitios web con un ancho fijo –no responsives– al ser abiertos desde un smartphone.

Por lo tanto, esta tecnología pretende optimizar la experiencia del usuario, tanto de navegación como de compra. Se acabó tener que redirigir al lector hacia una versión móvil de la web o perder oportunidades de conversión. Con el diseño responsive ya se puede visualizar de una forma óptima un mismo contenido online desde distintos dispositivos.

¿Por qué invertir en responsive design?

Más del 84% de las búsquedas en Internet se realiza desde Google y más del 25% de esas búsquedas en Google se lleva a cabo desde un móvil. Por lo tanto, parece acertado aventurar que las empresas que deseen estar por delante de la competencia y ganar tráfico web deben tener un site funcional. Una página web orientada al usuario multipantalla y móvil.

Informes como el publicado por la Asociación IAB Spain así lo corroboran. Según este estudio, 9 de cada 10 personas –más de la mitad de la población– tienen un teléfono móvil inteligente. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística, en su encuesta sobre el uso de las TIC en España (2014), afirma que los españoles se conectan a Internet mediante los smartphones (81,7%), seguidos por los portátiles y tablets (72,2%) y, muy de lejos, por ordenadores de sobremesa (53,5%).

A pesar de esta tendencia –que no moda–, muchos sitios web presentan problemas de navegación en móviles. Obviando así las numerosas ventajas que aporta el responsive web design:

Ahorrar dinero, tiempo y recursos

Se reduce la inversión tanto en creación como en administración, gestión y mantenimiento web, ya que solamente hay un único site. Además, cuando se actualiza un contenido o apartado, los cambios se reflejan directamente en todas las plataformas. Sin necesidad de repetir esta operación por duplicado una y otra vez.

Mejorar la conversión y las ventas

Las webs no adaptadas están ligadas a altos índices de rebote, feedback negativo y pérdida de lealtad y ventas. Por el contrario, una imagen web unificada y coherente genera confianza entre los usuarios y potenciales clientes, permite asociar la marca o empresa a la innovación y redunda en un impacto positivo sobre la ratio de conversión.

En el ámbito del eCommerce, si una web resulta atractiva, los usuarios decidirán pasar más tiempo en ella y tendrán más oportunidad de comprar un producto o servicio, en vez de abandonar su carrito de la compra.

Ganar puntos ante los motores de búsqueda

Google, el mayor buscador del mundo, recomienda los sitios responsive optimizados para móviles. Además, los recompensa priorizando su aparición en los primeros puestos de una búsqueda orgánica. Y es más, ha anunciado que avisará en caso de que una web no con cumpla con las reglas básicas de optimización.

Este es un aspecto a considerar, ya que son muchos los estudios de marketing online que coinciden a la hora de señalar que el 90% de los usuarios consultan solo la primera página de resultados. Y únicamente un 10% visita la segunda y la tercera página de los buscadores.

Pero, además, y dicho de otro modo, si un usuario móvil decide abandonar un sitio web porque no se ve como le gustaría, presionará el botón “hacia atrás” y buscará entre los resultados uno que sí lo haga. Esta práctica es clasificada por los buscadores como ejemplo de mala experiencia de usuario y se penalizará en los resultados móviles.

Favorecer el SEO

Unificar los canales de información en una única web, en una única URL, es clave para evitar errores y contenido duplicado y conseguir mejores resultados en posicionamiento SEO. ¿Quién da más?

Estar preparados para el Internet de las Cosas

Lejos de la ciencia ficción, el futuro pasa por los objetos conectados. La analista de mercado Gartner afirma que en 2020 el número de objetos con acceso a Internet llegará a los 30.000 millones en todo el mundo. Y en un plazo de diez años los consumidores navegarán y comprarán desde sus neveras, ropa, coches o gafas conectadas a Internet mediante sensores. ¿Qué mejor forma de adaptarse y ahorrar trabajo en un futuro?

No obstante, y como todas las tecnologías, el diseño responsive también tiene sus inconvenientes, aunque en menor medida. Por ejemplo, puede darse el caso de una empresa que tenga una landing page y sus objetivos estén enfocados a la conversión. Por lo tanto, puede que busque un diseño distinto para móviles que muestre otro tipo de información. En este caso el responsive design no parece la mejor opción.

En los demás casos, los “peros” se centran básicamente en el tiempo de descarga. Este tipo de diseño obliga a descargar todos los elementos de la página web y el rendimiento en ocasiones disminuye. Como solución, los expertos aconsejan el uso de librerías para facilitar una carga de página condicional y evitar recursos innecesarios para la navegación móvil.

Asimismo, se aconseja evitar los efectos en las responsive webs en la medida de lo posible. Esto es así porque algunos de los usados en la versión escritorio pueden no tener el mismo funcionamiento. Suele suceder con el “leer más” de las noticias que aparecen en el hover. Esta funcionalidad no existe en los móviles táctiles y, por lo tanto, la sorpresa puede ser una baja tasa de tiempo por visita desde los teléfonos móviles, ya que se abocará al usuario al abandono de la web.

La importancia de la experiencia del usuario

El éxito en el entorno virtual pasa necesariamente por generar confianza y emociones positivas entre los usuarios y consumidores. Como se suele decir en el mundo empresarial, no hay mejor publicidad que un cliente satisfecho. Presenta un 99% de probabilidades de repetir su compra en otro momento y estará incentivado para dejar una buena opinión o testimonio sobre la empresa o producto en foros y redes sociales. Pero, además, el algoritmo de Google concede mucha importancia a la experiencia del usuario en cuanto a tiempo medio de visita de un sitio y porcentaje de abandonos.

Llevado al terreno económico, el potencial que puede ofrecer un consumidor satisfecho hace rentable invertir en mejorar la experiencia de cliente. Por este motivo, las empresas deben disponer parte de su tiempo y recursos en satisfacer las necesidades de los usuarios. Y la facilidad de navegación y usabilidad pasan por un diseño adaptativo.

Por su parte, los usuarios se verán recompensados por una navegación satisfactoria, podrán ver el contenido sin problema y esa buena experiencia les hará repetir. Ahí entra en juego la fidelización de los clientes y el engagement. No se puede ignorar que más de la mitad de las marcas pierden tráfico web por una mala optimización.

¿Cómo confirmar si un sitio web es responsive design?

La respuesta parece simple a primera vista: comprobándolo desde un móvil. Pero una forma más directa de hacerlo desde el ordenador es aumentar o disminuir el tamaño de la ventana del navegador. Si es responsive, el contenido se adaptará en posición y tamaño, según cambie el tamaño de la ventana del navegador y no aparecerán scrolls horizontales.

Además, existen diversas herramientas que de forma online permiten un estudio más detallado de webs responsives, como Screenfly o The Responsinator. Con esta última, se puede comprobar desde la pantalla del PC cómo sería la experiencia del usuario si navega por una determinada web desde una tablet, un teléfono móvil Android o un iPhone. Así hasta en doce dispositivos diferentes. Esta comprobación multipantalla es fundamental para que una web funcional sea realmente ventajosa.

Adaptativo, responsable, flexible. En la era del eCommerce y del smartphone es aconsejable que las empresas inviertan en socializar sus webs corporativas con un diseño que apueste por el usuario. Creando o adaptando sus antiguas páginas a un diseño web “a medida”, que posibilite una óptima navegación, visualización, lectura y compra. Para estar a la última y ser el número uno, es imprescindible que toda web corporativa dé el salto al responsive design.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir