La Palma, rumbo a una isla sostenible

La Palma, rumbo a una isla sostenible
El turismo sostenible cada vez está más cerca gracias a iniciativas como el Plan de Eficiencia Energética de La Palma. Este post explica en qué consiste

El cuidado del medioambiente tiene cada vez mayor urgencia. Poco a poco, se están agotando los recursos del planeta, la contaminación cada vez es mayor y la calidad del entorno empeora a pasos agigantados. Por ello, cada vez son más los ayuntamientos que se proponen crear planes de eficiencia energética.

Así ha ocurrido en la isla La Palma, cuyo cabildo ha aprobado un Plan de Eficiencia Energética muy ambicioso. Debido a la afluencia de turismo, este podría dar lugar al turismo sostenible que tanto se requiere en esta zona.

Debido a la importancia y mejora del entorno que puede tener como consecuencia este plan, en este artículo se va a desglosar y explicar cada parte.

Plan de Eficiencia Energética

Para entender mejor en qué consiste esta medida, hay que atender a las palabras del presidente del Cabildo de La Palma, Anselmo Pestana. Según él, dicho plan “apuesta por los beneficios inmediatos en el ahorro de energía en la isla, la mejora en la seguridad vial, la mejora del medio ambiente y el disfrute del cielo oscuro mediante una mejora del alumbrado público. Todo ello bajo el paraguas de la sostenibilidad y con la innovación y la tecnología como herramientas fundamentales”.

Así pues, mediante este plan, el Ayuntamiento se centrará en cuatro ejes principales. El primero de ellos es la eficiencia energética, también las energías renovables, un plan para la movilidad sostenible y, por último, un modelo de operaciones y tecnología. Todo ello tiene el objetivo de conseguir que la isla alcance el denominado como “20-20-20”.

Es decir, una reducción del consumo de energía del 20 %, que la cota de participación de las energías renovables alcance el 20 % del total y que las emisiones de CO2 a la atmósfera se reduzcan en un 20 %. Así pues, el Consejero de Infraestructuras y Nuevas Tecnologías, Jorge González, ha hecho hincapié en que lo principal es reducir las emisiones de CO2 en seis millones de toneladas al año en La Palma.

Medidas para la eficiencia energética

Para idear el plan de acción en este ámbito, el Cabildo de la Palma se ha basado en las auditorías energéticas realizadas a los diferentes edificios de la isla. Concretamente, se han realizado estas auditorías a 92 edificios e instalaciones de propiedad pública en total. Tanto de las pertenecientes al Ayuntamiento como de los catorce municipios de la ciudad.

Además de esto, también se ha analizado todo el alumbrado público de la isla. Con base en los resultados, se han definido las iniciativas de transformación que generen mayor ahorro energético. Siempre desde el punto de vista de la viabilidad en cuanto a recursos económicos y técnicos.

Las acciones en el alumbrado público

La Palma, debido a su localización, es uno de los puntos clave para la observación astronómica. Por ello, en 1988 se aprobó la Ley del Cielo, que contiene restricciones en el alumbrado exterior tanto público como privado. Hoy en día, el alumbrado en esta isla es de baja calidad y sus instalaciones suponen un enorme gasto energético. Por ello, en pro del medioambiente, se va a reformar el alumbrado.

Siguiendo las acciones recogidas en este plan, se va a renovar las instalaciones del alumbrado público. Para ello, se van a cambiar en los cuadros de mando y las luminarias los equipos auxiliares, las armaduras y las bombillas, que pasarán a ser LED certificadas por el Instituto de Astrofísico de Canarias.

También se contempla entre las medidas la disposición de un sistema centralizado de gestión de infraestructuras públicas, contadores inteligentes de consumo y sistemas avanzados de telecomunicación.

Todo ello permitirá una mayor eficacia visual gracias a una iluminación blanca cálida, que podrá regularse dependiendo de la hora, el clima o las necesidades de la vía, así como de las entidades municipales y del Centro de Astronomía. Así, el servicio público se hará más eficiente gracias a las aplicaciones de la ciencia y la tecnología.

Esto, además de mejorar el servicio de alumbrado, conseguiría una disminución de las emisiones de CO2 al año de 2.000 toneladas. Cabe destacar también que las luminarias LED instaladas en la isla serían 17.000, pero la potencia necesaria para su funcionamiento se reduciría en un 25 %. Todo esto derivaría en una reducción del 57 % en el gasto energético.

Energías renovables

Las energías renovables son uno de los aspectos principales de este plan. Para la elección de las energías renovables más viables en la isla, el Cabildo ha realizado un estudio de cuáles son las que más eficiencia energética pueden aportar según las condiciones de La Palma. Así pues, han estipulado que las energías sostenibles en las que se ha de centrar la actuación son la energía hidráulica, eólica, fotovoltaica, solar térmica, biomasa, y micro-cogeneración.

Como resultado de la evaluación técnico-económica se han concretado 25 instalaciones públicas dedicadas a la creación de las energías mencionadas anteriormente. Pero, además, se han valorado otras cinco centradas en energía geotérmica, maremotriz o biogas, No obstante, para ello se requiere un estudio previo, aunque no descartan la posibilidad de hacerlo conforme avance el proyecto.

Movilidad sostenible

En primer lugar, para desarrollar las medidas para la consecución de los objetivos del plan, el Cabildo de La Palma realizó un análisis de la movilidad en la isla. Así, se pudieron delimitar las problemáticas que se derivan de los diferentes tipos de transportes. Y, por otro lado, se valoraron diferentes propuestas hasta que se halló la solución al problema más eficiente y viable dados los recursos económicos y los objetivos ambientales.

El Plan de Movilidad Sostenible tiene como objetivo planificar y desarrollar las formas de transporte urbano e interurbano, tanto motorizado como no. Todo ello, en pro de mejorar los aspectos energéticos, económicos, sociales y medioambientales. Siempre mejorando la accesibilidad de los ciudadanos a los medios de transporte. ​

Así pues, La Palma ha prestado especial atención a la potenciación del vehículo eléctrico. Para ello, el plan busca proponer una red de carga de estos vehículos que permitan la movilidad insular atendiendo a sus características orográficas. Pero no se contenta solo con la infraestructura, sino que también se potenciarán políticas de impulso fiscal.

Otra de las medidas será la propuesta de itinerarios específicos para bicicletas por los principales municipios, así como la reducción del tráfico en las principales vías urbanas, dando prioridad a los peatones, bicicletas y transporte público.

Modelo de operaciones y tecnología: Palma Isla Inteligente

El desarrollo del proyecto La Palma Isla Inteligente busca, en primera instancia, facilitar y promover la comunicación entre los ciudadanos y las administraciones públicas. Este proyecto busca el desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para conseguir la transformación y desarrollo de los ámbitos económicos y sociales.

Este plan incluye la creación de infraestructuras, servicios y equipos TIC que permitan el desarrollo, la accesibilidad y la inclusión de los ciudadanos, turistas y empresas de la ciudad.

Así pues, la estrategia para conseguir el objetivo se basa en tres bloques principales.

  1. Inteligencia: el proyecto quiere dotar a La Palma de infraestructuras y sistemas inteligentes. Esto permitirá que las necesidades de la isla se conviertan en virtudes. También supondrá el establecimiento de la base para construir los sistemas que se necesiten en el futuro de la ciudad. Por último, estas innovaciones potenciarán la economía digital, lo que dará lugar a una mayor facilidad para atraer nuevas inversiones y actividades. Así pues, se generará más empleo y una mejor colaboración entre las entidades públicas y privadas.
  2. Sostenibilidad: esta es la base angular no solo de este plan de actuación, sino del Plan de Eficiencia Energética general en el que se engloba. En esta aplicación, en concreto, la sostenibilidad se verá apoyada en un esquema de Gestión Inteligente que permitirá una gestión más eficiente de los recursos, limitando así el impacto que los humanos tienen en el medioambiente. Otro de los puntos importantes de este bloque será la reducción de costes tanto de actuación como de recuperación en caso de que se produzcan catástrofes naturales. Por tanto, estos ahorros podrán compensar toda la inversión, haciéndola eficiente y viable.
  3. Seguridad: la aplicación de las TICS también buscará y desembocará en la consecución de una mayor seguridad frente a los desastres naturales. Esto beneficiará tanto a los ciudadanos como a los turistas mediante los sistemas de alerta temprana. También, mediante los procedimientos inteligentes que se implantarán en todas las etapas de la gestión de riesgos y emergencias.

Cabe destacar, por último, que esta iniciativa ha recibido el primero premio al mejor proyecto Smart Island en el Primer Congreso Mundial de islas inteligentes, celebrado en Mallorca.

Conclusión

La urgencia medioambiental hace que este tipo de iniciativas sea necesario. El ejemplo de La Palma es uno de los pioneros en España, no obstante, se necesita que los gobiernos de todas las comunidades se conciencien de la necesidad de implementar este tipo de actuaciones y planes de acción.

La tecnología avanza y sus aplicaciones en las ciudades ayudarían a obtener una mayor calidad de vida, mejor eficiencia en los servicios y un ahorro económico y necesario para prácticamente todos los lugares.

Así pues, en el caso de La Palma y dada su gran afluencia de turistas, estas medidas conseguirán la consolidación de un turismo sostenible y adaptado a los nuevos tiempos.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir