La revolución del Internet de las cosas

La revolución del Internet de las cosas

El Internet de las Cosas (Internet of Things – IoT en inglés) se haconvertido en un tema muy buscado y hablado en la web recientemente. Estetérmino tan ambiguo hace referencia a un mundo que apenas se comienza aprevisualizar, son las cosas comunes que adquieren internet y reelaboran lamanera en que realizan sus funciones como objeto.

El concepto de Internet de las Cosas fue acuñado por un investigador delMIT, Kevin Ashton, en 1999. En este lugar se realizaroninvestigaciones referentes al campo de la tecnología de sensores y laradiofrecuencia en red (RFID). La idea era probar esto: un espacio en elque los aparatos puedan intercambiar información.

El Internet de las Cosas es la conformación de una red dispositivos conacceso a internet que les permite intercomunicarse con el propósito dehacer procesos más rápidos.

El número de aparatos conectados a la red aumenta de manera exponencialcada año en el mundo y se prevé que en 2020 se alcanzarála cifra de 50 billions (miles de millones) dedispositivos en línea. Es ya, por tanto, más que una realidad. Cada vez másempresas invierten tiempo y dinero en analizar los usos comerciales delIoT, y grandes compañías se centran en este modelo tecnológico para suproducción industrial. Por ejemplo, muchas ciudades cuentan ya con una redde multitud de sensores capaces de transmitir señales acerca del estado deltráfico, de las carreteras, semáforos, etc.

La variedad de usos del Internet de las Cosas permite la coexistencia deestos inversores que, aunque no se parecen y no pretenden utilizarlo delmismo modo, ven ahora el siguiente paso hacia el que se dirige internet.

De hecho, ya podemos ver los primeros ‘intentos’ de casas inteligentes(intentos en comparación a lo que se prevé), en los que las tareas máscotidianas y típicas son fácilmente programables para que los aparatos yelectrodomésticos involucrados efectúen su labor, desde encender las luceshasta los aspersores del jardín.

Esta digitalización del hogar es también llamada domótica,entendiéndose esta como un conjunto de técnicas para automatizar unavivienda. El mercado de la domótica ha sido, con diferencia, el más notorioy aclamado de entre otros campos, hasta ahora.

Llegar a casa y encontrar la temperatura perfecta, la cena en su puntoy el baño preparado es una realidad parcial hoy en día, que permiteprever un desarrollo comercial inminente.

Apple Homekit y Android Things son la constatación actual del fructíferonegocio que tienen entre manos las ‘grandes tecnológicas’ con el IoT. Lacompañía de la manzana mordida ofrece una variedad muy extensa dedispositivos para el hogar controlables a distancia, como interruptores,enchufes, ventanas, aires acondicionados, cerraduras, cámaras, timbres, yun largo etc. Por su parte, Google está permitiendo que investiguen yoperen con su sistema things y podemos esperar cualquier cosa deaquí a pocos meses (Android Home).

La seguridad informática es, sin duda alguna, la razónprincipal por la que el desarrollo y venta de dispositivos no ha sido tanexponencial como podría haber sido ya. Es un factor crucial para el futuroya que, al depender tanto de mecanizaciones y procesos automáticos, somosmás vulnerables que nunca a recibir un hackeo que provoca fallosen los sistemas. Las empresas de ciberseguridad tienen un enorme papel queacometer en este largo –aunque no tanto, según matiza el investigador Neil Gershenfeld, tambiéndel MIT- proceso de digitalización.

Además de esto, este experto también asegura que el auténtico desafío estáen alfabetizar tecnológicamente a la población, de manera que esta supieratratar con la tecnología y utilizarla a su favor. Y añade que habría que“dar la posibilidad de que la gente pueda crear tecnología por sí misma”.Actualmente, estos factores constituyen todo undesafío poblacional junto a otros como el precio deentrada a estos sistemas (todavía precarios, exclusivos) o el riesgo quesupone la falta de compatibilidad.

Principales ventajas y aplicaciones del Internet de las Cosas en diferentesámbitos

Más allá del boom publicitario que ha generado el IoT y más alláde todo el revuelo consumista alrededor de dispositivos, electrodomésticoso casas, hay que puntualizar que existen otras muchas maneras deimplementar esta tecnología.

1. Industrial

La mayor funcionalidad que posee el IoT esindustrial. Basta con pensar un momento en el impacto quepuede suponer -y que ya está suponiendo- la aplicación de aparatosautomatizados y conectados en red para solventar o agilizar trabajos detodo tipo en el sector secundario.

Como hecho fehaciente de la importancia que tiene ya en la industria, se haacuñado tambiénel Internet Industrial de las Cosas (Industrial Internet of Things).La premisa es obtener una mayor optimización de la eficacia operativa y laproducción industrial.

Las principales tareas que realiza son:

  • monitorización de todas las partes de cada proceso, de tal manera que sepuede localizar cualquier fallo o inconveniente (control y gestión)
  • optimización de la cadena de producción
  • programación de actividades de reparación y mantenimiento
  • respuesta inmediata a las demandas de productos

2. Sanitario

  • Uso común de la nube y democratización de los datos. Gracias a bases dedatos comunes, cualquier centro médico es capaz de acceder a un historialclínico de otro centro. La nube facilita este acceso de mejor manera que eninfraestructuras propias. Permitiendo, además, un libre acceso por todaslas partes implicadas, se logra una optimización de los procesos sanitariosque puede salvar muchas vidas.
  • Monitoreo. Se puede hacer un seguimiento exhaustivo, no solo delpaciente, sino además del material hospitalario. Cualquier detalle puedeestar bajo control. A un sensor de distancia.
  • Otras aplicaciones. En algunos sectores ha interesado el tema, vistodesde el punto de vista de la salud. Empresas de automóviles que detectanfallos en la salud del conductor y son capaces de solicitar ayuda,estacionar y mantener informados al resto del estado de salud. Son soloalgunos ejemplos de conexión entre mercados.

3. Medioambiente

El desarrollo de dispositivos que son capaces de medir y captar mediantesensores también hace proceder en la fabricación de medidores ambientalesque permitan examinar y monitorear el estado del planeta en muchos de suslugares.

Algunas de las ventajas que se pueden obtener al implementar estos sensoresal medioambiente son:

  • Control de la calidad del agua o del aire. Información acerca de lacomposición química de cierta agua, niveles de contaminación en ciudades…En tiempo real, por supuesto.
  • Visualización de las condiciones atmosféricas. Hoy en día ya lo utilizanlas instituciones meteorológicas con el fin de abarcar todo el terrenoposible y poder ofrecer información también a tiempo real de cualquierpueblo o ciudad.
  • Propiedades del suelo. Ver las condiciones en que se encuentran algunosterrenos.

4. Energía

Múltiple ventaja poseerá el sector energético con la remodelación delsistema, basándose en el uso de receptores, sensores y actuadores. Entrelas aplicaciones están:

  • monitorización del consumo energético en tiempo real
  • reducción de los costes de la producción de dicha energía
  • mejora en la previsión del gasto energético
  • reducción o eliminación de pérdidas por fallos de eficiencia

5. Entretenimiento

Cómo no imaginar un futuro en donde el entretenimiento también estédictaminado por multitud de dispositivos con funciones muy concretas, o muygenerales en el caso de teléfonos móviles. Entre la infinidad deaplicaciones que puede tener para el ocio, destacan:

  • Toma de fotos y grabación de vídeos en pequeños dispositivos que no precisan de la presencia humana ypueden pasar más desapercibidos. Las últimas novedades de las tiendasen cuanto a cámaras deportivas confirman que, además, son muy valoradasen el mercado y su uso cada vez más extendido.
  • Desarrollo de videojuegos, teniendo cada vez más encuenta la evolución de la jugabilidad, brindando al usuario unaexperiencia ultrasensorial.

La visualización multimedia también ha mejorado notablemente, así como larealidad aumentada, algo que también está muy de modaúltimamente.

Big Data

Hablar de la nube y de internet es hablar de una ingente cantidad de datosen constante movimiento. La necesidad de poner orden entre la masa deinformación es una prioridad. Por ello, aunque las bases de datos y otrasaplicaciones informáticas se están quedando desfasadas para esta tarea,existen otras herramientas que proporciona el Big Data y que analizangrandes cantidades de información.

Esto está estrechamente ligado al conjunto de tecnologías de la informacióny la comunicación, de tal modo que se entiende que Google, por ejemplo,analice todos los datos sobre usuarios para venderlos o utilizarlos. No sondatos vacíos sin importancia, conforman una estructura enorme que describelos usos en internet y por ello son valiosos y nada desechables.

En definitiva, la revolución de la digitalización ha comenzado ya hacetiempo y no parece sino crecer vertiginosamente, procurando un nuevoespacio en la sociedad, la cual se adaptará y se transformará conforme anuevos usos. Por otro lado, el enorme abanico de posibilidades que facilitaesta tecnología hace que las vidas sean hoy más cómodas y fáciles. Existenpeligros y existen ventajas. Todo con un dispositivo móvil como mando adistancia. Solo el tiempo dictaminará la capacidad del Internet de lasCosas y su potencial trayectoria.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir