Las empresas líderes en marketing utilizarán plataformas integradas para implementar sus estrategias

Las empresas líderes en marketing utilizarán plataformas integradas para implementar sus estrategias
En la actualidad, se apuesta por las plataformas integradas ✅, que brindan una solución integral y dan, como resultado, campañas más efectivas ✅. Leer más.

Si ha estado usted observando el universo del marketing, habrá notado que, hasta no hace mucho tiempo, las empresas líderes en el sector de marketing apuntaban toda su artillería a los canales de marketing, por un lado, y a las estrategias de mercadeo, por el otro. En cambio, en la actualidad, urgidas por el ritmo acelerado que impone el marketing digital, apuestan por las plataformas integradas, es decir, a las llamadas herramientas “todo en uno” (como el inbound marketing), que brindan una solución integral y dan, como resultado, campañas más efectivas.

El marketing multicanal (a saber, el más efectivo en este momento), justamente, requiere que las piezas del puzle que, hasta ahora, andaban por carriles separados, se reúnan bajo un mismo y único mando. Esto no solo permite a las grandes empresas ahorrar tiempo y recursos (que son siempre escasos), sino que, además, posibilita que las distintas tecnologías se comuniquen, enriquezcan y retroalimenten entre sí. Es decir, que, en una única plataforma, se manejen y midan todos los canales, lo que resulta beneficioso en muchos sentidos.

¿Qué cambió radicalmente para que esto sucediese? Hasta ayer, la optimización en motores de búsqueda (SEO) se realizaba independientemente del marketing en las redes sociales; y las tácticas diseñadas en torno a un posible blog o la analítica web, de la misma forma, iban por sendas diferentes. Así las cosas, ningún equipo de marketing era capaz de optimizar los tiempos, agilizar los procesos, integrar y organizar toda la información disponible. Y, menos aún, podía coordinar las estrategias y conducirlas, como ríos, hacia un mismo mar u objetivo: lograr más tráfico web, convertirlo en leads y, posteriormente, en clientes fieles.

Hoy, las plataformas digitales todo en uno, han revolucionado el marketing online, que pasó a disponer de un conjunto de técnicas de marketing que combinan, al mismo tiempo, varias acciones, como el SEO, el manejo de los contenidos y de las redes sociales, la multiplicación de leads y la analítica de las acciones de marketing. Es decir, una herramienta pasa a unificar todo, haciendo fácil y sencillo que cada empresa saque, al famoso inbound marketing, el mejor partido que le sea posible.

¿Qué es el inbound marketing?

El denominado mercadeo de atracción o inbound marketing nació como respuesta ante el cambio permanente en el actual mercado de consumo. ¿Por qué? Los consumidores ya no somos pasivos receptores de mensajes publicitarios; no nos dejamos llevar a ningún sitio sin reacción, guiados sin considerar nuestras intenciones. Asimismo, ya resulta prácticamente inviable la posibilidad de anticipar o prever cómo actuarán en el futuro inmediato. Muy por el contrario, su comportamiento se va modificando todo el tiempo, a cada segundo. Por esta causa, fue preciso contar con herramientas que pudieran manejar múltiples variables simultáneamente, y adaptar las campañas de publicidad a usuarios cada día más inquietos.

En resumen: ya no se trata de captar o, más bien, cazar internautas, para llevarlos a nuestra web, muro de Facebook o blog; tampoco de agobiarlos con tediosa publicidad tradicional (en Internet, publicidad de interrupción). En contraste, la tendencia hoy es atraer y conquistar a un posible cliente, interactuando con él. Así, voluntariamente (como lo hace todo consumidor consciente y responsable), a partir de ese intercambio eficaz, la persona optará por una determinada página o perfil de empresa, por entender que, en su rubro, esa empresa es la mejor. En reto que seguramente no le parecerá poca cosa.

El inbound marketing coordina todas las acciones, los canales y las múltiples estrategias para optimizar la reputación de una marca o empresa. ¿El objetivo? Que ésta obtenga una mayor visibilidad en Internet. Integra, en líneas generales, en una herramienta global, la famosa SEO (Search Engine Optimization), el marketing de contenidos y la presencia en las redes sociales. Por todo esto y mucho más, el inbound marketing es, en definitiva, un excelente ejemplo de cómo el marketing multicanal es capaz de garantizar mejores campañas. Campañas más efectivas.

Marketing multicanal: la tendencia en el mercado actual

El marketing diversificado en distintos medios, multiplica las posibilidades de llegada a los consumidores, con el firme objetivo de que éstos se transformen, en el menor tiempo posible, en leads, y luego, en clientes o seguidores fieles de una marca. Aplicar las estrategias de mercadeo a través de distintas vertientes, definitivamente, resulta mucho más efectivo y, a su vez, permite optimizar los procesos, haciendo ahorrar tiempo y dinero. Nada menos.

El marketing digital exige estar a la altura de usuarios que navegan, por aquí y por allá, muchas veces, sin llegar a buen puerto (metafóricamente hablando). O, más precisamente, sin llegar a ningún sitio. En este sentido, todas las estrategias realizadas, buscan soplar vientos de cambio que conduzcan a esos internautas a la deriva, directo a nuestra empresa, es decir, a un puerto seguro.

Siguiendo la metáfora, el marketing multicanal permite combinar acciones y apuntarlas a un mismo objetivo o norte, algo que antes, cuando cada una de ellas era delegada a un equipo diferente, o tercerizada (quedaba a cargo de un sector ajeno a la compañía), resultaba práctica y concretamente imposible.

En definitiva, los tiempos han cambiado. En el pasado, una empresa ponía todos sus recursos (humanos y materiales) y su potencial a disposición de una única acción: una publicidad en tevé, por ejemplo, y su ciclo económico y financiero anual dependía del éxito o fracaso de esa estrategia de marketing. En términos publicitarios, ese modo de hacer quedó atrás definitivamente, debido a que el mundo ha cambiado y, por ende, también lo han hecho los modos de comunicarse y de ser consumidor. Hoy, las exigencias de un mercado global y sumamente complejo, hacen que las acciones deban multiplicarse y diversificarse (de ahí, lo de multicanal o multinivel). Y, sobre todas las cosas, deben coordinarse de modo que tiren del mismo carro y apunten a un mismo objetivo. Ya no se trata de una sola apuesta, sino de un conjunto de acciones coordinadas que, en forma simultánea, se enlazan y autorregulan, para alcanzar el mejor resultado para la empresa.

Así, el marketing multicanal permite, desde distintos niveles, captar información de los usuarios o internautas para utilizarla en estrategias de personalización de la forma más conveniente. ¿Qué es esto? La adaptación permanente de los mensajes a los futuros receptores de los mismos, de los cuales ya se conoce algo. En el caso puntual de una empresa: la adecuación de sus estrategias de marketing y de sus contenidos, a sus potenciales clientes, que tienen un determinado estilo de vida y un modo único de ser y de moverse como consumidores; además, una forma específica de comunicarse, y diversos medios a través de los cuales hacerlo.

Las campañas son más efectivas gracias a las herramientas todo en uno

Gracias a todos estos avances en torno al marketing online, las campañas publicitarias tradicionales han caído en desuso ineludiblemente, así como el modo acostumbrado de comunicación con los posibles clientes. Como sabe, hoy la tendencia es romper con todo lo conocido, para amanecer (y renacer), de una vez por todas, a lo nuevo. Lo que vale se traduce en campañas plurales y multidireccionadas (apuntan a distintos medios), cuyas acciones y estrategias permanezcan integradas a una plataforma. Desde esta, es posible detectar errores o aciertos, modificar lo necesario y virar el rumbo de una campaña, en cualquier etapa del proceso.

En efecto, en la época actual, con todas las nuevas tecnologías a disposición, ninguna empresa puede darse el lujo de barajar, al mismo tiempo, diversas estrategias de marketing a cargo de distintos equipos, con modos de hacer y pensar heterogéneos que quizá incluso apunten a objetivos diferentes. Esa línea de actuación sería un fracaso rotundo, y no nos lo permitiríamos, lógicamente. Por ello, las empresas líderes en marketing, de cara al futuro, utilizarán plataformas integradas para implementar sus estrategias. En términos de mercadeo propiamente dicho, esto se traduce en campañas más efectivas, que logran sus objetivos en un menor tiempo. Y como el tiempo se traduce siempre en dinero, también equivale a menores costes, lo que resulta doblemente beneficioso para las organizaciones.

A modo de conclusión

Las herramientas todo en uno permiten agilizar el proceso de comunicación, y efectivizar las estrategias de marketing online. Como resultado, hacen posible llevar un mensaje personalizado a cada usuario de una página de internet, muro de Facebook o blog. Parece un detalle, pero no lo es. Esto, concretamente y en términos prácticos, permite a las empresas establecer una comunicación sin intermediarios con su mercado o colectivo de consumidores. En pocas palabras, significa contar con una vía efectiva y ágil de intercambio low cost (de bajo costo), que abre puertas y ventanas al mundo, y a múltiples posibilidades a futuro. Resulta especialmente beneficioso a nivel empresarial, porque permite la comunicación persona a persona, lo que, en el pasado, era inviable.

El futuro es prometedor, sumamente auspicioso. Pero no se distraiga, porque lo es para quienes se adapten a los cambios y entiendan que el marketing y sus estrategias han cambiado para siempre.

Está demostrado, y miles de casos de éxito lo confirman: las herramientas todo en uno unifican, en una única plataforma, lo que antes se trabajaba por separado y descoordinadamente.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir