Limitación de las ayudas a emigrantes en el Reino Unido

Limitación de las ayudas a emigrantes en el Reino Unido
La Sentencia del TJUE ha resuelto que es legítimo que el Gobierno de Reino Unido imponga el requisito de residencia para la concesión de ayudas sociales.

El debate producido acerca de la limitación de las ayudas a los emigrantes que se está dando en Reino Unido se generó meses antes de la confirmación del Brexit y, por tanto, la decisión de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Es sabido que Reino Unido ostenta una gran masa de migrantes entre su población y que, entre estos migrantes, se encuentran aquellos que están en situación legal y aquellos que no. Gran cantidad de estos migrantes de Reino Unido pertenecen a los Estados que conforman la Unión Europea. A pesar de la existencia de legislaciones cuyo fin es proteger los derechos de los ciudadanos de la Unión, se ha producido en Londres un caso controvertido, que ha dado lugar a un serio debate.

Razones del debate

Este debate comenzó a raíz de la imposición en Londres de una norma que exigía que aquellos emigrantes que solicitasen algunas prestaciones sociales tuvieran el permiso de residencia en Reino Unido. Esto generó una serie de reclamaciones y quejas por parte de la ciudadanía que acusaba a esta medida de ser discriminatoria, debido a que favorecía a aquellas familias nacidas en Reino Unido a la hora de obtener dichas prestaciones económicas.

Cabe destacar que las prestaciones económicas que se limitaron fueron,en primer lugar, la de la obtención de complementos familiares así como el cobro de un crédito fiscal otorgado por tener un hijo menor de edad a cargo.

Estas quejas de los ciudadanos extranjeros se llevaron ante la Comisión Europea, estudió el caso y decidió poner un recurso contra Reino Unido para defender los derechos de los ciudadanos descontentos ante su gestión de las ayudas. Este recurso se llevó ante el Tribunal de Justicia europeo de mano del Ejecutivo José Manuel Durao Barroso.

Partes del debate y argumentos

De esta manera, una de las partes del debate, es decir, la Comisión Europea, defendía que el hecho de exigir el permiso de residencia como requisito indispensable para obtener este tipo de ayudas era discriminatorio. Se sostiene por esta parte que esta medida iba en contra de El Reglamento sobre la coordinación de los Sistemas de la Seguridad Social. En este Reglamento es donde se recogen una serie de principios que defienden la igualdad entre los ciudadanos europeos y se garantiza que se respeten los derechos de aquellas personas que decidan ejercer su libertad de libre circulación dentro de los Estados miembros.

Concretamente, en este ámbito de opinión se alegaba que se estaba faltando al principio de no discriminación por razones de nacionalidad.

La otra parte, es decir, Reino Unido, sostiene que está en total libertad de exigir una serie de requisitos a aquellos que quieran recibir las prestaciones económicas proporcionadas por su sistema de Seguridad Social.

Al respecto de la acusación de discriminación, Reino Unido admite que, en efecto, este requisito podría implicar una discriminación indirecta hacia los inmigrantes de su territorio. No obstante, sostiene que el hecho de exigir el permiso de residencia a aquellos solicitantes de la prestación en concreto, es una medida para asegurar que estas prestaciones acaban en manos de personas que están integradas en la sociedad de Reino Unido.

La cuestión principal es, que el Reglamento, trata de proteger a las personas que han decidido emigrar de su país y trasladarse a otro Estado miembro, de manera que, las legislaciones nacionales no perjudiquen a estas personas y las aboquen a caer en situaciones de desigualdad o discriminación.

A raíz de este debate se da lugar al asunto C308/14 por el cual la Comisión Europea lleva a cabo un recurso contra Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del norte ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Dicho recurso alega que Reino Unido e Irlanda del norte han incumplido el artículo 4º del Reglamento, el cual hace referencia a la coordinación de los sistemas de la Seguridad Social. Este incumplimiento se debe a la imposición del requisito indispensable de derecho a la residencia en dicho Estado para poder cobrar prestaciones económicas de carácter social.

Al elevarse este conflicto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, este estudió el caso y dictó una sentencia en la cual, la razón fue otorgada a Reino Unido.

Sentencia del TJUE

En la sentencia se tienen en cuenta varios aspectos a razón de los cuales se desestima el recurso elevado por parte de la Comisión Europea.

En primer lugar, el Tribunal de Justicia europeo declara que, aunque el Reglamento trata de proteger a aquellos ciudadanos de los Estados miembros que deciden emigrar de su país, este documento no impone un sistema de Seguridad Social único. De esta manera, entiende que, por tanto, cada país puede regular las prestaciones otorgadas por dicho sistema como estime necesario.

Por tanto, considera que el Reino Unido está en su derecho de imponer los requisitos que crea adecuados para la concesión de las prestaciones sociales a quienes las soliciten.

En segundo lugar, el Tribunal da la razón a la Comisión en cuanto a que el requisito de permiso de residencia beneficia a los ciudadanos naturales de Reino Unido frente a los ciudadanos naturales de cualquier otro estado. Y que, de esta manera, puede considerarse discriminatorio.

No obstante, el Tribunal considera que este requisito no sería discriminatorio si no se hiciese con dicha finalidad. Es decir, que si la intención de Reino Unido no ha sido la de crear desigualdades por medio de la discriminación, este requisito sería legítimo y no tendría que ser retirado.

Así, el Tribunal considera que el requisito de residencia se ha llevado a cabo con la finalidad de proteger las finanzas del Estado. Es decir, defiende que Reino Unido imponga este requisito a la hora de otorgar las prestaciones sociales en cuestión, ya que esto se está haciendo en pro de regular las Finanzas del Estado miembro de acogida; es decir, Reino Unido.

Matiza además el Tribunal, que dicho requisito no se considerará discriminatorio hasta que no se aplique más de lo que resultase necesario para asegurar la viabilidad de las Finanzas de Reino Unido. Estimando pues, que las autoridades británicas no se han excedido a la hora de exigir la aplicación de este requisito.

Esto se debe a que las autoridades han llevado a cabo esta comprobación de la tenencia de permiso de residencia de los solicitantes, no de manera sistemática en todas las peticiones. Por el contrario, esta investigación únicamente se ha realizado cuando ha existido una sospecha de que el solicitante no tenía vigente el permiso de residencia.

Opinión de la Comisión Europea

Finalmente, la Comisión Europea se ha mostrado de acuerdo con el Tribunal de Justicia. Por su parte, el portavoz comunitario, Schinas, indicó que la sentencia respeta la línea de actuación que ha tomado siempre la Unión Europea. Ha añadido, además, que el Tribunal ha actuado de manera muy coherente al valorar los límites y el ámbito de aplicación del derecho internacional de la Libre Circulación.

Schinas concluye que la sentencia del Tribunal ha recordado que el derecho a la libre circulación no implica que aquellos inmigrantes que no tengan el permiso de residencia puedan acceder libremente a los beneficios sociales de los Estados que les acogen.

La Hacienda Británica también mostró su acuerdo con el Tribunal ya que este ha defendido su punto de vista. Dicho punto de vista se basa en que las ayudas prestadas por el Estado sean recibidas a personas que residen en Reino Unido de manera legal.

Conclusiones

Al respecto de la sentencia, se vuelve a cuestionar dónde están los límites de los derechos que tienen los inmigrantes, en el marco de la Unión Europea, una vez abandonan su país y son acogidos por otro Estado miembro. ¿Hasta dónde es legítimo exigir la igualdad de derechos cuando uno se halla en un país de manera ilegal?

Como conclusión, a raíz de la sentencia del Tribunal de Justicia europeo y la postura de acuerdo hacia dicha sentencia que ha sido adoptada por la Comisión Europa se pueden extraer varias ideas.

En primer lugar, se entiende que, a pesar de tener la libertad de emigrar de un Estado a otro dentro de la Unión Europea, no se puede dar igual consideración a todos los ciudadanos. La legalidad está por encima de todo y será legítimo que un país requiera tener el permiso de residencia para que un ciudadano inmigrante ostente los mismos derechos y opte a los mismos beneficios que otro ciudadano que sí cumpla la ley.

Por otra parte, se entiende que incluso este tipo de actuaciones por parte de los gobiernos estatales tiene límites. No se pueden instaurar medidas cuyo uso decaiga en la discriminación de determinados grupos sociales del país.

Por último, el Tribunal dictamina que las leyes no son consideradas discriminatorias por su estipulación, sino por la aplicación que de ellas se haga. Es por esto que no ha considerado discriminatorio el uso que Reino Unido ha hecho del requisito de permiso de residencia. Esto es debido a que no se ha aplicado sistemáticamente y a que su fin era proteger las Finanzas del Estado.

Formación relacionada

Comentarios (2)

Responder

Francisco Macias Ela Nguema Mangue

Enviado el

Mi nombre es Francisco Macias Ela Nguema Mangue.
Estudiante de Master en comercio internacional.
Desde mi punto de vista socio-politico,y económico,estoy sumamente de acordo con la salida del Reino Unido de la Unión Europea.
Con las siguientes razones:
Reino Unido además de ser miembro de la Unión Europea,esto no implica que ya no es un pais independiente, y a la vez soberano
Cada pais a nivel del globo tiene sus leyes establecidas por su constitución como República independiente.
La Unión Europea es la unión de todos paises europeos..para establecer esta unión concordaron y establecieron un acordo. Que implica la libre circulación de personas, bienes y servicios,respetando los pricipios internos de cada pais integrantes en UE..
No se puede menospreciar un pais por ser pequeno,
Todo pais del mundo debe ser respetado con la visión del derecho internacional,que determina el respeto de los derechos humanos.
El Reino Unido implemento sus principios,y nosotrotros tenemos que respetar,como unos de los miembros de la Union Europea.
Ser miembro de una Unión no impllica violación de los principios establecidos por la constitución de la República de cada nación..
El Reino Unido explicó y detalló de la Unión Europea,el motivol por la cual exige el permiso de la residencia de los emigrantes en el territorio inglés.
Tiene que ser aquellos solicitantes de la prestación en concreto,es una medida para asegurar que estas prestaciones acaban en manos de personas que están integradas en la sociedad de Reino.Al respecto de la acusación de discriminación, Reino Unido admite que, en efecto, este requisito podría implicar una discriminación indirecta hacia los inmigrantes de su territorio del Reino Unido. Este debate comenzó a raíz de la imposición en Londres de una norma que exigía que aquellos emigrantes que solicitasen algunas prestaciones sociales tuvieran el permiso de residencia en Reino Unido.Es el principio de un estado de derecho.
Tenemos que respetar la integridad territorial,de cada nacion,como recalque a poco tiempo,
No quiere decir ser miembro de la Unión Europea,habitos y costumbres son iguales..
La otra parte, es decir, Reino Unido, sostiene que está en total libertad de exigir una serie de requisitos a aquellos que quieran recibir las prestaciones económicas proporcionadas por su sistema de Seguridad Social.
Reino Unido La cuestión principal es, que el Reglamento, trata de proteger a las personas que han decidido emigrar de su país y trasladarse a otro Estado miembro, de manera que, las legislaciones nacionales no perjudiquen a estas personas y las Dicho recurso la Unión alega que Reino Unido e Irlanda del norte han incumplido el artículo 4º del Reglamento, el cual hace referencia a la coordinación de los sistemas de la Seguridad Social. Este incumplimiento se debe a la imposición del requisito indispensable de derecho a la residencia en dicho Estado para poder cobrar prestaciones económicas de carácter social.aboquen a caer en situaciones de desigualdad o discriminación..
Al elevarse este conflicto al Tribunal de Justicia de la Union contra el Reino Unido.la razón fue otorgada a Reino Unido.
Sentencia: En primer lugar, el Tribunal de Justicia europeo declara que, aunque el Reglamento trata de proteger a aquellos ciudadanos de los Estados miembros que deciden emigrar de su país, el documento no impone un sistema de Seguridad Social único. De esta manera, entiende que, por cada país puede regular las prestaciones otorgadas por dicho sistema como estime necesario.
En segundo lugar, el Tribunal da la razón a la Comisión en cuanto a que el requisito de permiso de residencia beneficia a los ciudadanos naturales de Reino Unido frente a los ciudadanos naturales de cualquier otro estado. Y que, de esta manera, puede considerarse discriminatorio.o sistema como como ve necesario.
El Tribunal declaró No obstante, considera que este requisito no sería discriminatorio si no se hiciese con dicha finalidad. Es decir, que si la intención de Reino Unido no ha sido la de crear desigualdades por medio de la discriminación, este requisito sería legítimo y no tendría que ser retirado.Dicho requisito no se considerará discriminatorio hasta que no se aplique más de lo que resultase necesario.
De esta grande polémica,entre el Reino Unido y La Union Europea,tenemos que valorar los límites y el ámbito de aplicación del derecho internacional , la libre circulación no implica que aquellos inmigrantes que no tengan el permiso de residencia puedan acceder libremente a los beneficios sociales de los Estados que les acogen.

La Hacienda Británica. Dicho punto de vista se basa en que las ayudas prestadas por el Estado sean recibidas a personas que residen en Reino Unido de manera legal.
La Unión queria saber Al respecto de la sentencia, se vuelve a cuestionar dónde están los límites de los derechos que tienen los inmigrantes, en el marco de la Unión Europea, una vez abandonan su país y son acogidos por otro Estado miembro. ¿Hasta dónde es legítimo exigir la igualdad de derechos cuando uno se halla en un país de manera ilegal?
La legalidad esta encima de todo.
Un inmigrante para inmigrar de un Estado a otro , den tro de la Union Europea es necesario requiere tener el permiso de residencia para poder obterner los mismos derechos y opten a los mismos beneficios que los nacionales que se cumpla la ley.
no se ha aplicado sistemáticamente y a que su fin era proteger las Finanzas del Estado.










Micheal Benson

Enviado el

Hola, estoy feliz de anunciarle una verdadera compañía de préstamos de la que puede obtener un préstamo rápido, ofrecemos todo tipo de préstamos a nuestros clientes de confianza con una tasa de interés del 3%, contáctenos si necesita un préstamo. Envíenos un correo electrónico
Formulario de solicitud de préstamo y devuélvalo. Whatsapp: +61447666281

Nombre completo .................

Años ..............

País ..................
 
Cantidad del préstamo necesaria. ..................

Duración..........................

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir