Nueva Reglamentación de los Sistemas de Protección Contra Incendios (PCI)

Nueva Reglamentación de los Sistemas de Protección Contra Incendios (PCI)
La nueva norma incluye un apartado en relación a los productos de protección contra incendios y las justificaciones que deben de aportarse para garantizar su cumplimiento

La evolución, tanto de la técnica como del marco normativo ha obligado a la actualización y revisión de los requisitos recogidos en parte de la legislación relativa a los sistemas de Protección Contra Incendios, en lo sucesivo sistemas PCI. El RD 1942/1993, se verá  derogado por el Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se publica el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, que entrará en vigor el próximo 22 de Noviembre de 2017. La nueva normativa trata de garantizar un funcionamiento más eficaz tanto de los equipos como de los sistemas PCI. Merece la ocasión la reseña del Real Decreto 2267/2004 por el que se establece el Reglamento de Seguridad con contra incendios en establecimientos industriales que continua estando en vigor.

La nueva norma incluye un apartado en relación a los productos de protección contra incendios y las justificaciones que de éstos en cada caso deben de aportarse para  garantizar su cumplimiento,  así como el de las distintas normas de la Unión Europea y los requisitos contenidos en la Ley 21/1992 de 16 de julio, de Industria y otras de  desarrollo. Se contemplan además los productos (equipos, sistemas y componentes) de PCI no tradicionales o innovadores para los que no existen normas como tal, siendo necesario, en este caso, la disposición de una evaluación técnica favorable acerca de la idoneidad del producto, disponiéndose para ello de un plazo de dos años desde la entrada en vigor del nuevo Reglamento.

La norma, en línea con la voluntad legislativa de simplificación de trámites administrativos, dedica parte de su articulado a las empresas tanto instaladoras como mantenedoras que deberán estar debidamente habilitadas a través de una declaración responsable en un modelo provisto por la Comunidad Autónoma en la que la empresa decida llevar a cabo este trámite, siendo válida dicha habilitación en la totalidad del territorio nacional. Se contemplan además las condiciones que han de cumplir las empresas europeas que decidan prestar sus servicios en territorio español.  Ambos tipos de empresa, mantenedoras e instaladoras, disponen de un período de un año desde la entrada en vigor del presente Reglamento para cubrir este nuevo requisito.

Los equipos ya instalados con anterioridad a la entrada en vigor del presente, únicamente deberán  atender a lo establecido en las disposiciones relativas al mantenimiento y las inspecciones. Todas las inspecciones de mantenimiento no previstas en el anterior Real Decreto 1942/1993 deberán comenzar a llevarse a cabo en el plazo máximo de un año desde la entrada en vigor del nuevo Reglamento.

En relación a la instalación, puesta en servicio y mantenimiento de sistemas PCI, en aquellos establecimientos y zonas de uso industrial dentro del ámbito de aplicación del Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales, las instalaciones PCI requerirán de la presentación de un proyecto o documentación técnica ante los servicios competentes en la materia de industria de la Comunidad Autónoma en la que estén ubicadas. Paralelamente en los casos en que la edificación esté en el ámbito de aplicación del Código Técnico de la Edificación, deberá atender lo establecido en el documento básico “Seguridad en el caso de incendios”. La puesta en marcha de las instalaciones, en cualquier caso, supondrá la disposición de un certificado emitido por empresa instaladora en la que se deje constancia de que la misma cumple con lo establecido en el Real Decreto 513/2007 además de un contrato de mantenimiento con empresa mantenedora debidamente habilitada.

Como resultado de las operaciones de mantenimiento previstas, que deben de atender en cualquier caso a lo especificado por el fabricante y a lo recogido en el anexo II del Real Decreto 513/2017, la empresa mantenedora deberá emitir un certificado en el que se haga referencia expresa a los equipos o sistemas objeto de mantenimiento, anexando copia de las  correspondientes listas de comprobación utilizadas durante las operaciones y comprobaciones ejecutadas.

En relación al régimen de inspecciones, en todos aquellos casos en los que las instalaciones PCI no están reguladas por reglamentación específica, los titulares deberán de solicitar que como mínimo cada 10 años que la misma se inspeccione por un Organismo de Control Autorizado, OCA.  La primera inspección deberá de llevarse a cabo a los 10 años de la puesta en servicio de la instalación. En el caso de que ya hubieran transcurridos estos años  se deberá llevarse a cabo esta primera inspección atendiendo a un calendario que se establece en función de la antigüedad de la instalación.

El anexo I hace un repaso exhaustivo de los distintos medios PCI, atendiendo a aspectos tales como las características de los distintos tipos de instalaciones que contemplan:

  • Sistemas de detección y alarma. Contempla los equipos de activación automática de alarma (detectores de calor puntuales, detectores de humos puntuales, detectores de llama puntuales, detectores de humos lineales, detectores de humos por aspiración,,..) así como los equipos de activación manual, que son básicamente los pulsadores de alarma.
  • Sistema de abastecimiento de aguas contra incendios: Formados por un conjunto de fuentes de agua, equipos de impulsión y una red general de incendios destinada a asegurar el caudal y la presión de agua necesaria para el tiempo de autonomía requerido.
  • Sistema de hidrantes: Compuesto por una red de tuberías para aguas de alimentación e hidrantes necesarios.
  • Extintores: Son equipos que contienen un agente extintor que puede proyectarse y dirigirse sobre un fuego por una presión interna, bien sea por una compresión previa permanente o mediante la liberación de un gas. Puede ser tanto un extintor portátil, con una masa inferior o igual a 20 Kgrs como un extintor móvil con una masa superior a 20 Kgrs.
  • Bocas de Incendio Equipadas o BIEs: Compuestas por una red de tuberías para la alimentación de aguas y BIEs necesarias.
  • Sistemas de columna fija: Compuestos por:
    • Toma de agua en fachada o zona fácilmente accesible al Servicio de Protección contra Incendios con la indicación “ Uso exclusivo de bomberos”
    • Columna de tubería de acero galvanizado DN80
  • Sistemas fijos de extinción por agua nebulizada.
  • Sistemas fijos de extinción por espuma física.
  • Sistemas fijos de extinción por polvo.
  • Sistemas fijos de extinción por agentes extintores gaseosos.
  • Sistemas fijos de extinción por aerosoles condensados.
  • Sistemas para el control de humos y calor.
  • Mantas ignífugas.
  • Alumbrado de emergencia.

El apéndice del anexo I ofrece además una relación de normas UNE y otras de alcance internacional en relación a los diferentes tipos de sistemas PCI incluidos los requerimientos documentales de los proyectos.

Finalmente  cabe indicar que habrá que estar atento a la publicación por parte de la Dirección General de Industria y pequeña y mediana empresa de una guía técnica de aplicación de este documento, de carácter no vinculante,  que se mantendrá actualizada y disponible a través de la página web del Ministerio.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir