Periodo de prueba: paro

Para poder acceder a la prestación por desempleo tras la terminación del contrato de trabajo en periodo de prueba hay que cumplir determinados requisitos

Antes de abordar el tema principal del blog, se realizará una breve introducción sobre la prestación por desempleo y sobre la regulación del período de prueba en el ordenamiento jurídico, más concretamente en la legislación laboral; con estas bases generales de ambos conceptos se podrá ententer la cuestión principal.

El hecho de dejar de prestar servicios en una empresa como trabajador es una cuestión que afecta de forma común a la vida laboral de cualquier persona. A partir de este momento, es necesario conocer si se puede acceder a la prestación por desempleo, el plazo y el lugar para tramitar esta prestación pública, la documentación que hay que presentar, la cantidad y la duración.

Requisitos

El primer hecho es que el trabajador debe encontrarse en situación legal de desempleo tal y como estipulan las normas jurídicas al efecto. Los casos son los siguientes:

  • Despido.
  • Finalización del contrato.
  • Fin del periodo de prueba.
  • Fin del contrato por fallecimiento, jubilación o incapacidad del titular de la empresa.
  • Modificación sustancial de las condiciones de trabajo y su no aceptación.

Las únicas excepciones para no cobrar la prestación por desempleo son causar baja voluntaria y no haber cotizado 12 meses en los últimos 6 años.

Plazo y lugar para la tramitación

Es muy importante destacar que una vez que se produzca la situación legal de desempleo, se dispone de un plazo de 15 días hábiles para tramitar la prestación. No obstante, si la empresa ha finiquitado al trabajador por las vacaciones que este no haya disfrutado, habrá que esperar a que transcurra ese período para comenzar los trámites.

Si se presenta la solicitud fuera de plazo no se perderá en su integridad, es decir, hay derecho a su cobro desde el momento en que se solicite; no obstante, se perderán los días que no se solicitaron.

El lugar donde habrá que solicitar la prestación depende de la comunidad autónoma, ya que en algunas existe un organismo autonómico al que habrá que acudir en primer lugar para inscribirse como demandante de empleo. Posteriormente, habrá que dirigirse al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), organismo este que sí está presente en todo el territorio nacional.

La documentación para acceder a la prestación por desempleo es: documento nacional de identidad, inscripción como demandante de empleo si fuera necesario y certificado de empresa; es la empresa la que, con toda probabilidad, enviará el documento al servicio público de empleo.

Cantidad de la prestación

Para el cálculo de la prestación hay que tener en cuenta las bases de cotización de los últimos 6 meses anteriores a la situación legal de desempleo. Una vez que se calcule la base reguladora diaria, hay que aplicar los siguientes porcentajes en esa base reguladora, ya que no se cobra de forma íntegra:

  • Durante los 6 primeros meses de prestación, se cobra el 70 %.
  • A partir del sexto mes, la prestación pasa a ser del 50 %.

Duración de la prestación

El período mínimo por el cual se cobra la prestación por desempleo es de 4 meses y el máximo, de 2 años; todo depende de los días de cotización que se tengan acumulados.

No obstante, si no se alcanza el tiempo de un año como período trabajado para cobrar la prestación, se podrá solicitar el subsidio por desempleo.

Una vez explicada la prestación por desempleo, se desarrollará en líneas generales el período de prueba; además, para finalizar, se relacionará este con la prestación por desempleo.

El período de prueba se puede definir como la etapa por la cual tanto el empresario como el trabajador tienen la posibilidad de extinguir su relación laboral, sin causa, sin preaviso y sin derecho a indemnización.

Se regula en el art. 14 del Estatuto de los Trabajadores; dicho artículo también indica que ese trabajador tendrá los mismos derechos que el resto de los trabajadores, a excepción del relativo a la extinción laboral, así como a las consecuencias de esta.

Requisitos

En primer lugar, para que exista un período de prueba debe indicarse expresamente en el contrato de trabajo firmado entre ambas partes.

En segundo lugar, al tener una duración determinada, el período de prueba no puede superar el tiempo máximo establecido en el Estatuto de los Trabajadores o en el convenio colectivo que se aplique. Cabe recordar que un contrato de trabajo no podrá empeorar los derechos recogidos en normas jurídicas de mayor rango.

Preaviso

No es obligatorio preavisar con un tiempo determinado, ni por parte del trabajador ni por parte de la empresa, e incluso podrá realizarse de forma verbal.

Derechos y obligaciones

Hay que destacar que no se tiene derecho a indemnización, siendo así tampoco se descontarán del salario los días del preaviso, ya que este no existe en el período de prueba.

No obstante, sí que hay derecho a finiquito; se incluirán las pagas extraordinarias y los días trabajados si no se hubieran liquidado ya, así como las vacaciones generadas y no disfrutadas.

Es importante resaltar que, aun estando en período de prueba, la relación laboral es similar al resto, es decir, existe derecho al salario así como a estar dado de alta en el régimen de la Seguridad Social.

Duración

Aun existiendo una duración máxima establecida en convenio, el período de prueba se prolongará lo que indique expresamente el contrato de trabajo.

En defecto de convenio o en el caso de que en este no se regule el período de prueba, la normativa establece los siguientes límites:

  • No podrá superar los 6 meses para los técnicos que dispongan de titulación.
  • No podrá superar los 2 meses para el resto de trabajadores.
  • En las empresas que tengan menos de 25 trabajadores, no podrá superar los 3 meses para los que no dispongan de titulación técnica.
  • En los contratos temporales por tiempo no superior a 6 meses, el período de prueba no podrá exceder de 6 meses.

Ahora bien, surge la duda de si el trabajador tiene derecho a la prestación por desempleo en el caso de que se extinga la relación laboral durante dicho período. Para resolverla, hay que comprobar qué indica la legislación al respecto; la normativa que regula tal situación es el art. 267 (apartados 1 a 7) de la Ley General de la Seguridad Social.

En el citado artículo se establecen las situaciones legales de desempleo (expediente de regulación de empleo, despido, modificación sustancial de las condiciones de trabajo…) y, por consiguiente, para poder acceder a la prestación por desempleo el primer requisito es hallarse en esta situación.

Dentro de las causas, en el apartado 7 se establece la situación legal de desempleo cuando finaliza el período de prueba. Tal precepto detalla los requisitos para acceder a la prestación en esta situación:

1. A instancia del empresario. Tendrá que ser decisión de la empresa finalizar la relación laboral dentro del período de prueba. Además, esta deberá comunicar al servicio público de empleo el motivo de la finalización de la relación laboral, del cual dependerá poder acceder a la prestación o no. En este punto, cabe reiterar que la baja voluntaria no supone acceso a la prestación por desempleo, y desvincularse de la relación laboral en el período de prueba es un supuesto de baja voluntaria.

2. La relación laboral se tiene que extinguir por alguno de los supuestos contemplados en el citado precepto:

  • Expediente de regulación de empleo.
  • Fallecimiento, jubilación o incapacidad del titular de la empresa.
  • Despido.
  • Extinción del contrato por causas objetivas.
  • Resolución voluntaria del trabajador en los supuestos específicos contenidos en el Estatuto de los Trabajadores (movilidad geográfica del centro de trabajo, impago de nóminas, víctimas de violencia de género y modificación sustancial de las condiciones de trabajo).
  • Por expiración del plazo convenido o por fin de obra y servicio.

3. Si se comienza una actividad laboral y no se supera el período de prueba y además tampoco han transcurrido 3 meses desde la última relación laboral (siempre que en esta última se haya causado baja de forma voluntaria), tampoco se tendrá derecho a la prestación por desempleo.

Este último precepto se considera una medida para evitar el fraude en el cobro de las prestaciones por desempleo, ya que si, por ejemplo, un trabajador ha desempeñado sus servicios en una empresa durante 10 años y decide causar baja voluntaria para cambiar de actividad laboral y en esta nueva empresa no supera el período de prueba en los 3 primeros meses, la Administración entiende que se está cometiendo un fraude y de ahí la prohibición establecida en la ley.

En resumen, para tener derecho a paro si se produce la finalización del contrato durante el período de prueba, han de cumplirse los siguientes requisitos:

  1. Hallarse en situación legal de desempleo según los supuestos contemplados en el art. 267 (apartados 1 a 7).
  2. Que la situación de desempleo se haya generado a instancias del empresario y no por voluntad del trabajador.
  3. Que si se ha causado baja vountaria en una empresa anterior y en la nueva se extingue la relación laboral antes de los 3 meses (incluyendo el período de prueba), no habrá derecho a la prestación por desempleo.

Comentarios (3)

Responder

Nadia

Enviado el

Creo que os habéis expresado mal diciendo que no se conserva derecho a paro en el último párrafo de este artículo.
En el caso de haber dejado previamente un trabajo con una baja voluntariay en el nuevo trabajo no se superarse el periodo de prueba por decisión de la empresa, es necesario que pasen al menos 3 meses desde la baja voluntaria y el momento en el que se vaya a pedir el paro.
Hay un periodo de "carencia" que es mínimo 3 meses, pero sí, se conserva el derecho a paro.
Responder

Carlos

Enviado el

Hola a todos,
Entonces aunque durante el periodo de carencia no se pueda solicitar, una vez pasado los 3 meses, te pagan los 3 meses de carencia en los cuales no pudiste solicitar paro (siempre que cumplas con los demás requisitos)?
Un saludo
Responder

Marieta

Enviado el

Gracias por la información. Duda: en caso de despido/no superación perido de prueba tras segundo mes en la nueva empresa, se puede solicitar paro dejando pasar un mes más para que la solicitud cumpla con el requisito de "haya transcurrido un plazo de tres meses desde dicha extinción". ¿Setendría así derecho a prestación por desempleo?

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir