¿Por qué debo tener mi propio blog o página web?

La importancia de un blog o página web personal
Hoy en día ya nadie duda de que tener una página web corporativa es algo inherente a una empresa ¿pero y para realizar personal branding?

Una página web corporativa ya forma parte de la infraestructura de base de infinidad de empresas de todos los sectores y tamaños, sin la cual su crecimiento y hasta su supervivencia estarían más que en entredicho. Esta reflexión debería ser el primer mandamiento de tu filosofía empresarial o de tu experiencia como emprendedor en un mercado rabiosamente competitivo y volátil. No en vano, la marca personal que te representa y que acompaña a tus productos o servicios allí donde se exponen o promocionan puede verse resentida sin una presencia activa en el mundo del marketing digital con una página web dinámica, empática y plena de contenidos.

Contenidos: el mejor arma para tu blog

En particular para este último atributo, puede proporcionarte un enorme valor añadido la creación de un blog donde se fortalezca esa marca personal a través de contenidos actuales y de calidad, que solucionen dudas y satisfagan inquietudes de tus clientes. Por supuesto que debes huir de un mercantilismo pertinaz en los contenidos de tu blog, pues de hecho esa es la línea del inbound marketing, el fenómeno por antonomasia del siglo XXI dentro del marketing digital.

Wordpress, el soporte ideal para funcionar con tu blog

¿Te preocupa no tener conocimientos suficientes para crear ese blog? Eso no debe ser excusa para no ponerte a desarrollarlo. Muchos como tú ya pasaron por ese trance y encontraron en Wordpress su agarradero, uno de los gestores más utilizados para escribir un blog. Se trata de un sistema CMS que te permite construir tu sitio web configurándolo una sola vez, lo que significa que a partir de ahí es coser y cantar, pues quedas liberado para trabajar esos contenidos.

Por precisar un poco, diremos que cuando se habla de Wordpress hay que distinguir por un lado lo que es el gestor de contenidos, descargable desde WordPress.org, y el servidor WordPress.com, donde puedes alojar cuantos blogs tengas a coste cero. Es la manera más adecuada para iniciarte en el mundo de los blogs, pues no tienes que preocuparte de la instalación del gestor, la plataforma te la da hecha.

Cómo integrar un blog en tu Entorno Personal de Aprendizaje

Un blog es un excelente instrumento para integrarlo dentro del denominado Entorno Personal de Aprendizaje, concepto encajado en el proceso de formación individual en competencias esenciales como la de saber aprender y la habilidad digital.

Las empresas necesitan de técnicos en marketing de contenidos que tengan esas competencias para gestionar el conocimiento digital en el marco de la implantación de las estrategias del marketing de contenidos. La creación de un entorno personal de aprendizaje se hace necesaria para llevar a cabo tu propia gestión de las estrategias en el marco del marketing digital, donde un blog se convierte en el verdadero eje sobre el que pivotan aquellas.

Bajo el enfoque del entorno personal de aprendizaje, puedes convertirte en protagonista de tu propio progreso, enriqueciéndote con fuentes de conocimientos que te permiten la información que obtengas.

El empuje de las TIC

Hemos superado con creces la época en la que Internet era un lujo o cuando menos una necesidad superflua, como lo atestigua que casi dos tercios de la población mundial ya tenga acceso a la Red. En el entorno de globalización masiva de las comunicaciones y del comercio, toda empresa u organización de cualquier tipo necesita tener una página web. La aplicación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) no admite ponerse de espaldas al mundo digital para sacar adelante un negocio, aunque sea local.

¿Beneficios de tener una página web? Todos

Si nos ponemos a relatar en profundidad las ventajas de tener un portal online, con o sin blog incluido, esta exposición no tendría capacidad suficiente para abarcarla, por lo que nos limitaremos obligadamente a pasar de puntillas por los más esenciales beneficios con los que de partida puedes contar:

  1. Romper las fronteras para tus productos y servicios: tu página web será capaz de expandir tu marca personal sin limitaciones geográficas, comportándose como una agencia de ventas intercontinental.
  2. Rivalizar, con posibilidades reales de éxito, con grandes compañías que, hasta tiempos no muy lejanos, disponían de ventajas publicitarias y logísticas que las hacían inalcanzables. La imagen de tu marca, tus productos o tus servicios podrá verse tan reforzada en Internet como la de cualquier mito del mercado si te afanas en un trabajo de marketing digital verdaderamente profesional y consciente de lo que tienes entre manos. Internet se ofrece como una cancha de juego donde las empresas grandes y las pequeñas disputan un partido de igual a igual.
  3. Internet no cierra por vacaciones, por descanso semanal ni por enfermedad, tu página web siempre estará ahí para el que se tope en sus búsquedas con tu sitio. ¡Qué importante es que tu empresa genere riqueza de día y de noche sin que haya máquinas u operarios en activo, eso aderezado con la compatibilidad horaria de cualquier ubicación donde esté el usuario interesado por tu marca!
  4. El coste por cada unidad que vendas se reducirá considerablemente, pues ya no serás tan dependiente de gastos en publicidad clásica, llamadas de teléfono y personal administrativo, al estar la información permanentemente accesible en la página web.
  5. Tener un portal online bien trabajado impulsará la imagen de tu empresa, que será vista como algo profesional. Si además de ello dispones de un buen blog con el que logres que la información vertida en sus contenidos te posicione como autoridad o experto en Internet, ante ti se abrirá un horizonte comercialmente muy halagüeño.

Y el blog, ¿qué papel juega?

A la hora de diseñar una página web, un interrogante que se plantea con frecuencia es incluir o no un blog en ella. La verdad es que la aportación de un blog a la captación de clientes está fuera de toda duda. El blog es una de las más eficaces armas del marketing digital, con la que tú negocio online puede ver incrementado el tráfico en porcentajes muy notables.

Pero no conviene dejarle actuar solo. Es un hecho comprobado la enorme sinergia del marketing de contenidos de un blog con las redes sociales y el networking, los cuales conforman un trípode que puede convertir tu página web en una máquina de atraer usuarios y, por ende, las deseadas conversiones en ventas.

Si antes hemos resumido las ventajas de tener página web, procede ahora hacer lo propio con el blog:

     -El usuario suele apreciar más positivamente tu marca personal a través de un blog, ya que con él dejas de ser un mero comercializador de productos o servicios, para pasar a ofrecerle algo que entraña un valor incalculable: información útil para sus inquietudes o necesidades. Pero ojo, un blog tiene que ser leído y ganarse adeptos fieles, lo que no sucederá si publicas contenidos carentes de actualidad o mediocres o lo haces con escasa frecuencia. En tus manos está hacer que esos contenidos sean capaces de fidelizar a los lectores y mantener un tráfico intenso a la web.

  • Un blog es el principal aliado del SEO, pues al estar presentes en sus contenidos determinadas palabras clave bien seleccionadas, contribuye a mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda. El actual algoritmo de Google penaliza duramente aquellas páginas cuyo contenido no se actualiza o es copiado de otras fuentes.
  • El blog facilita a tus clientes la obtención de la información que desean saber de tu marca, pues los posts publicados en él son el instrumento más eficaz por su calidad y su asepsia comercial.
  • Está clarísimo que un blog no solo te ayuda a incrementar las ventas sino que cubre otras parcelas altamente interesantes como cumplimentar formularios, suscripciones a newsletters, etc.
  • Otro de los factores esenciales que maneja el algoritmo de posicionamiento de Google son los enlaces entrantes. Pues bien, parece ser que un blog casi duplica la cifra de los mismos respecto a los obtenidos por una página web carente de blog. Dichos links contribuyen eficazmente a expandir la imagen de una marca.
  • Los posts de un blog, si son de calidad, son un formato de contenido muy compartido en redes sociales, lo que favorece su viralidad.

Ya tienes una página web y un blog. ¿Ahora qué?

Supongo que has disipado ya tus dudas sobre la importancia de tener una página web dotada de un blog como estandarte online para tu negocio. Ahora te toca ofrecer un elevado valor a tus clientes y crear una comunidad en torno a tu marca personal. Debes esforzarte en que los lectores de tu blog pasen a ser clientes, para lo que es muy conveniente que les “provoques” con llamadas a la acción. Y sobre todo, recuerda que una página web enfocada a la consecución de ventas deberá transmitir confianza al cliente, lo que implica cuidar todos los detalles del proceso de compra para que el usuario no perciba que el vendedor “se guarda ases en la manga”.

Por otra parte, tu página web comercial ha de facilitar las opciones de navegación combinando equilibradamente información corporativa y técnica para no descentrar al usuario con aspectos que no le vayan dirigiendo progresivamente a la compra.

En resumidas cuentas, seas pequeño, mediano o gran empresario, tú  futuro y el de tu marca personal ya sabes que tiene fiables compañeros de viaje: una página web y un blog.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir