Principios de liderazgo para obtener resultados empresariales

Principios de liderazgo para obtener resultados empresariales
Los buenos líderes ayudan a que una empresa obtenga mejores resultados empresariales. Conoce los tipos de liderazgo más beneficiosos para un negocio.

Las empresas que cuentan con buenos líderes desarrollan sus actividades de manera eficaz y sostenible a lo largo del tiempo, según los resultados de una investigación realizada por SAP, empresa alemana multinacional dedicada al diseño de softwares de gestión empresarial.

Esto se debe a que tanto el compromiso, como la permanencia de los empleados dentro de la empresa, se reflejan directamente en ganancias o pérdidas monetarias, de acuerdo con dicha investigación.

El liderazgo se entiende como la acción de influir en un grupo de personas con el objetivo de trabajar en equipo y en torno a un propósito.

Por lo tanto, tener claros los principios de las organizaciones posibilita enfocar los procesos de calidad para el cumplimiento de metas.

El proceso de liderazgo requiere de la capacidad del líder para influir en las personas direccionando sus esfuerzos hacia la consecución de resultados, a través del acompañamiento que guía a un grupo único hacia la dirección correcta.

Existen cuatro principios que permiten que el liderazgo ayude a obtener mejores resultados empresariales.

  1. El liderazgo debe considerar el modelo de negocio de la organización: independientemente del tipo de liderazgo que se decida ejercer, los líderes deben tomar en cuenta la cultura de cada organización, así como las técnicas, herramientas y conceptos a aplicar dependiendo de la realidad de cada empresa.
  2. El liderazgo se demuestra al aprovechar los momentos críticos: si bien todos los momentos son importantes para una empresa, un líder debe saber aprovechar incluso los momentos críticos para guiar a la empresa y a su equipo. Un líder debe tener la capacidad de identificar los momentos cruciales y actuar pensando en hacer la diferencia, especialmente dando retroalimentación para que las personas que trabajan con él o ella sepan hacia qué dirección avanzar.
  3. Para adoptar o cambiar un comportamiento, es fundamental entender la mentalidad subyacente que lo provoca: si un líder no sabe identificar las mentalidades subyacentes en un equipo, será complicado lograr un cambio de comportamiento. También es importante que el líder identifique su propia mentalidad, y determinar si es necesario llevar a cabo cambios que le permitan obtener mejores resultados.
  4. Las personas aprendemos mejor de y con otras personas: esta afirmación viene de resultados de diversas investigaciones científicas y es importante recordar, en medio de un entorno laboral cada vez más digital y a distancia, que el contacto humano es fundamental. Esto significa que las empresas deben pensar en esquemas híbridos donde se integren elementos digitales, pero también presenciales, que generen un impacto positivo entre los colaboradores de una empresa.

¿Qué tipos de liderazgo existen?

Los líderes son fundamentales para lograr buenos resultados en una empresa, pero ¿qué tipos de liderazgo existen?

De acuerdo con la literatura sobre el liderazgo, existen por lo menos ocho tipos de líderes:

  1. El líder democrático: tal como lo indica su nombre, se refiere a un líder que toma sus decisiones con base en las opiniones y puntos de vista de cada miembro de su equipo. Si bien la decisión final recae sobre él o ella, su equipo suele respaldarlo porque se sienten involucrados en la toma de decisiones. Los expertos en negocios lo señalan como uno de los más efectivos.
  2. El líder autocrático: ejerce un estilo de liderazgo completamente opuesto al democrático, pues el líder toma de manera unidireccional las decisiones y sin tomar en cuenta los aportes de los miembros de su equipo. Se cree que es uno de los menos efectivos, pues al no estar involucrados de ninguna manera en la toma de decisiones, los empleados se sienten excluidos por parte de su líder y muestran menos involucramiento en la consecución de las metas impuestas.
  3. El líder Laissez – Faire: tal como lo indica su nombre, es un estilo de liderazgo donde se permite a los miembros del equipo “dejar hacer” y que tomen decisiones con un mínimo nivel de involucramiento por parte del líder. Si bien este tipo de liderazgo puede ayudar a empoderar a los empleados, tiene la desventaja de que puede limitar su desarrollo y que se pasen por alto las oportunidades de crecimiento para la empresa. Aunque puede resultar efectiva para cierto tipo de empresas, se recomienda mantener bajo control este estilo de liderazgo.
  4. El líder estratégico: es un tipo de líder equilibrado que toma en cuenta los intereses ejecutivos, pero sin abandonar los puntos de vista de los miembros de su equipo, en busca de condiciones laborales estables para la mayoría. Si bien es un estilo de liderazgo que se considera en general deseable, se debe considerar que hay un límite en cuanto al número de personas a las que se puede tomar en cuenta.
  5. El líder transformacional: es el tipo de líder que siempre está buscando mejorar y transformar a la compañía y la manera en la que se hacen las cosas. Este líder busca que el equipo al que dirige salga constantemente de su zona de confort para alcanzar nuevas metas. Este tipo de liderazgo es muy promovido entre las empresas con mentalidad de crecimiento. Corre el riesgo de ignorar las curvas de aprendizaje de los empleados.
  6. El líder transaccional: es el tipo de líder que recompensa a sus empleados por el trabajo que realizan. Esto muchas veces implica que los empleados cuenten con un plan de incentivos que indica qué recibirán a cambio de alcanzar ciertas metas. Si bien este tipo de liderazgo puede ayudar a establecer claramente roles, responsabilidades y expectativas, también puede alentar a que los empleados no realicen acciones que vayan más allá de lo contemplado en el plan de incentivos.
  7. El líder entrenador: este tipo de líder se dedica a identificar y desarrollar las fortalezas individuales de cada miembro de su equipo, así como en diseñar estrategias para que su equipo trabaje de la mejor manera posible. Si bien tiene muchos puntos en común con los estilos estratégicos y democráticos, el énfasis está puesto en el crecimiento y éxito de cada uno de los miembros del equipo.
  8. El líder burocrático: este líder sigue casi ciegamente las reglas de la empresa. Si bien a diferencia de un líder autocrático está abierto a escuchar opiniones y puntos de vista de los miembros de su equipo, si van en contra de los lineamientos o políticas de la empresa, las desecha inmediatamente. Se les suele encontrar más en empresas grandes, antiguas o tradicionales y, muchas veces, se continúa promoviendo este tipo de liderazgo por experiencias pasadas que resultaron positivas para la empresa. Por la poca flexibilidad que puede llegar a mostrar, le cierra las puertas a la innovación y a la creatividad.

¿Qué habilidades debe tener un líder?

Independientemente del tipo de liderazgo que ejerza, un líder debe poner en práctica tres tipos de habilidades generales:

  1. Habilidades técnicas: debe contar con conocimientos sobre cualquier procedimiento o técnica relacionadas con el trabajo operativo que realiza, pero también sobre el trabajo estratégico que debe implementar.
  2. Habilidades humanas: debe tener la capacidad de formar equipos de trabajo y cooperar de manera eficiente y acertada con las personas.
  3. Habilidades conceptuales: se relaciona con las ideas y la capacidad de desarrollar pensamientos de referencia y relaciones.

Si desglosamos de manera mucho más detallada las habilidades para un liderazgo destacado, la agencia de Recursos Humanos, Interim Group recomiendan desarrollar las siguientes:

Comunicación

La agencia la considera como una de las más importantes para un líder. Si alguien desea destacar como líder debe saber escuchar a su equipo y transmitirle información de manera clara y precisa para lograr un mayor grado de implicación y compromiso por parte de los empleados.

Creatividad

Si un líder desea desarrollar un proyecto de manera original y exitosa, debe ser creativo y proponer soluciones innovadoras ante contratiempos que pueda llegar a tener la empresa o el área que lidera.

Inteligencia emocional y empatía

Una de las habilidades esenciales de un líder es poder ponerse en el lugar de los demás, especialmente en el de los miembros de su equipo para entender sus necesidades y preocupaciones. Esto permitirá ganarse la confianza de sus empleados y desarrollar un plan de carrera a la medida para cada uno.

Compromiso

Un buen líder debe creer y confiar en su equipo y comprometerse no solo con los objetivos de la empresa, sino con las personas que laboran en ella. Cuando los empleados reconocen el compromiso del líder con ellos, el nivel de fidelidad que tienen a la empresa aumenta.

Trabajo en equipo

Liderar requiere saber trabajar en equipo, pues la coordinación y la colaboración lleva a los equipos a ser más productivos e innovadores. Esto ayuda también a que el líder tenga visibilidad sobre las tareas que realizan cada uno de los miembros de su equipo y contribuye a que tengan una misma visión y valores.

Capacidad de gestión

Un líder debe ser capaz de hacerle saber a su equipo hacia dónde van, a través de la difusión de los objetivos, valores y prioridades. Debe conocer bien todos los puestos de trabajo y las funciones que cada uno realiza para poder coordinar y gestionar de manera adecuada a los empleados.

Resiliencia y adaptación

Un líder debe saber reponerse a los momentos adversos, asumiendo y gestionando las acciones que se deben realizar para salir adelante y observando las consecuencias que se generaron.

Saber motivar

Un buen líder debe ser capaz de motivar a su equipo para que acudan a laborar con la mejor actitud, y así obtener los mejores resultados posibles. Idealmente, debe convertirse en un referente y en un ejemplo a seguir.

La evaluación del liderazgo

Una vez conscientes de la importancia de los líderes y de sus estilos de liderazgo para la obtención de resultados positivos para el negocio, se vuelve fundamental evaluar si los líderes con los que cuenta una empresa realmente están llevando a los empleados a caminar hacia un entorno que promueva la efectividad y la eficiencia.

Para poder evaluar a los líderes dentro de una empresa, existen varias herramientas que han sido utilizadas frecuentemente en los últimos años. La consultora en Recursos Humanos Drew recomienda las siguientes:

Retroalimentación de 360

Tal como lo indica su nombre, esta herramienta permite evaluar al líder tomando en cuenta los comentarios de sus colaboradores, pero también sus clientes, proveedores y superiores. Las respuestas ayudan a conocer sus fortalezas, debilidades y la personalidad del evaluado con base en distintas perspectivas.

DISC

Su nombre viene de las siglas en inglés que son: Dominance, Influence, Steadiness y Conscientiousness que se puede traducir al español como Dominancia, Influencia, Estabilidad y Conformidad.

Fue diseñada y difundida por William Moulton Marston en su libro Emociones de la Gente Normal hace más de 80 años.

Esta prueba permite analizar el comportamiento de una persona ante distintos entornos, personas y situaciones.

Indicador de tipo Myers-Briggs (MBTI)

Tiene más de 50 años de antigüedad e identifica 16 tipos de personalidades, que se representan utilizando la combinación de las siguientes cuatro letras:

  • Extrovertido (E) vs. Introvertido (I)
  • Pensar (T) vs. Sentir (F)
  • Juzgar (J) vs. Percibir (P)
  • Sensibilidad (S) vs. intuición (N)

Buscador de fortalezas de Gallups (anteriormente Clifton StrengthsFinder)

La prueba se centra en encontrar información detallada sobre las fortalezas de una persona y sirve para identificar en qué aspectos puede desempeñarse mejor y hace sugerencias para mejorar.

Evaluación de Saville

Es una prueba de aptitud que está conformada por una serie de preguntas que buscan evaluar las habilidades numéricas, espaciales, lingüísticas, mecánicas y de corrección de errores.

También evalúa las preferencias personales y de comportamiento y detalla las fortalezas y debilidades de la persona.

Con eso, también se sugiere la orientación cultural más adecuada para la persona.

Eneagrama

Es una prueba que categoriza el comportamiento de las personas en nueve tipos, que a su vez tienen nueve subtipos, por lo tanto, en total agrupa 81 categorías distintas.

Este método de evaluación busca investigar a fondo el motivo detrás de las acciones de cada individuo y, por lo tanto, los resultados suelen ser impredecibles y varían mucho de persona a persona.

Autoevaluación del estilo de liderazgo de la USC

Ayuda a identificar el estilo correcto de liderazgo y brinda consejos sobre cada uno, que según la prueba son:

  • Servidor
  • Primera línea
  • Transformacional
  • Metamoderna
  • Posmoderno
  • Contraria

La inteligencia emocional (EQ) del IHHP

Esta prueba desarrollada por el Instituto para la Salud y del Potencial Humano (IHHP por sus siglas en inglés) evalúa la inteligencia emocional y el desempeño bajo presión de la persona.

Las pruebas para cada uno de los elementos se realizan por separado y se comparan los detalles para analizar el desempeño de una persona como líder.

Evaluación de habilidades de liderazgo de MindTools

Evalúa el estilo de liderazgo a través de 18 preguntas que indagan sobre las acciones e instancias de la vida profesional de la persona y le indican si está en su mejor momento, o si tiene oportunidades de mejora.

Los resultados toman en cuenta los siguientes tres rasgos:

  • Autoconfianza
  • Actitud y perspectiva personal
  • Inteligencia emocional

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir