Programas de reclutamiento en las universidades

Programas de reclutamiento en las universidades
Estos programas son una práctica de atracción del talento y que es utilizada por las empresas para comunicar directamente su propuesta de valor al candidato.

El talento es un concepto que se nutre principalmente de la universidad como entorno de formación de los profesionales del futuro. Las empresas necesitan del talento para poder gestionar el trabajo diario. Generalmente, el Departamento de Recursos Humanos publica una oferta en una bolsa de empleo online especificando cuáles son los requisitos que deben cumplir los candidatos que aspiran a este puesto vacante e inicia el proceso de reclutamiento a través de la selección de currículums.

En otros casos, los candidatos envían su autocandidatura de forma proactiva mostrando el interés de formar parte de ese proyecto. Es posible presentar el currículum en mano o a través de correo electrónico. Los contactos también son unos medios de contratación, puesto que contar con un profesional que viene con buenas referencias previas es un valor de credibilidad.

Sin embargo, muchas empresas son conscientes de lo importante que es acortar las distancias con las universidades, mantener un diálogo constante y desarrollar programas de colaboración como un bien para ambas instituciones y también para el desarrollo de los alumnos. Gracias a este tipo de colaboración, los universitarios dan el salto al entorno laboral con mayor autoconfianza.

Los programas de reclutamiento en las universidades son aquellos a través de los que el Departamento de Recursos Humanos selecciona a nuevos colaboradores de la cantera de centros docentes de prestigio.

Este reclutamiento puede ser de dos tipos. El directo es un proceso a través del que la empresa se pone en contacto directamente con aquellos alumnos que destacan en su carrera. A través de reuniones periódicas con el decano de la universidad, pueden estar informados acerca de cuál es la evolución de los estudiantes que muestran unos mayores interés y aptitud para ejercer la profesión en el futuro.

A su vez, muchos jóvenes sueñan no solo con conseguir una buena beca para cursar sus estudios, sino también con tener la posibilidad de ser seleccionados por entidades de prestigio para iniciar la experiencia laboral con una buena oportunidad de salario.

El reclutamiento también puede llevarse a cabo de otro modo a través de la publicación de un anuncio en distintos puntos del campus. Un folleto en el que se publica información referente sobre la empresa: cuáles son la demanda y el perfil de los candidatos que serán seleccionados. Este tipo de reclutamiento fomenta la participación proactiva de aquellos candidatos que quieren presentarse al proceso. Tiene una esencia similar a la publicación de un anuncio en otros medios. Sin embargo, esta forma de interacción permite contactar con el público objetivo sin realizar otro tipo de filtro previo.

Conviene puntualizar que actualmente esta toma de contacto entre la empresa y las organizaciones puede llevarse a cabo online, lo que acorta la distancia geográfica y permite entrar en contacto con instituciones de prestigio en todo el mundo a través de foros especializados.

El entorno de la empresa y universidad crea un equipo. No son espacios independientes, sino que están directamente interconectados. Los universitarios que cada año se matriculan en un itinerario formativo sueñan con poder ejercer su profesión en el futuro. El ámbito de la empresa es un punto de inspiración para tantos jóvenes con talento que quieren sumar su valía a este ámbito.

Pero, además, aquellas empresas que caminan de la mano de las universidades también son organizaciones éticas que integran el humanismo en su dinámica de trabajo habitual. Crean un entorno en el que las personas son importantes. Es decir, no son entornos individualistas en los que cada trabajador se siente un puro número impersonal.

Los valores universitarios tan valiosos como el conocimiento de la verdad, el desarrollo positivo del ser humano, la búsqueda del bien común, el respeto a la autoridad del maestro, el diálogo como mejor forma de comunicación y el esfuerzo como ingrediente para alcanzar metas, son características fundamentales de un entorno de trabajo con potencial de éxito y felicidad.

A través de la colaboración constante entre empresas y universidades, aumenta el prestigio de ambas, puesto que las universidades que cuentan con programas de reclutamiento de este tipo tienen mucho más que ofrecen a sus alumnos.

Beneficios del reclutamiento universitario para las empresas

  1. Las empresas contactan con jóvenes universitarios que tienen su formación actualizada y sus conocimientos recientes. Este saber también es una inversión para la empresa.
  2. Aquellos profesionales que se encuentran al inicio de su carrera laboral están muy motivados y tienen una predisposición muy positiva hacia el trabajo diario. Esta gran energía puede influir de forma óptima al equipo gracias a la renovación de la motivación y al compañerismo.
  3. El reclutamiento universitario no solo permite seleccionar a los alumnos con las mejores notas, sino también a los que destacan por sus valores y aptitudes de excelencia. Por ejemplo, un alumno que ha sido delegado de clase durante varios años muestra un don para el liderazgo que puede ser demandado por una empresa que busca un trabajador con este perfil.
  4. Contactar de forma directa con alumnos de las mejores universidades del mundo y centros que ofrecen una formación de calidad. Muchas empresas no optan por esta forma de reclutamiento. Por tanto, hacer esta inversión es una fórmula de diferenciación positiva para construir una marca de empresa sólida de la que los alumnos quieren formar parte.
  5. La empresa puede conocer de primera mano cuáles son los valores de una universidad, cuáles son los temarios que superan los alumnos hasta finalizar su grado, qué profesores forman parte del claustro docente de dicha organización, en qué destaca ese centro y cuál es su imagen nacional o internacional.
  6. A través de esta fórmula de reclutamiento, el Departamento de Recursos Humanos puede contactar con talento joven, pero también altamente formado. Una combinación que es clave como base del éxito en una sociedad desarrollada y tecnológica.

Ventajas del reclutamiento universitario para los estudiantes

Sin embargo, conviene matizar que este tipo de reclutamiento no solo ofrece ventajas para las empresas. Es una gran oportunidad para quienes se encuentran en una etapa tan importante de su vida:

  1. Muchos alumnos se sienten desorientados al finalizar su etapa universitaria, cuando dan el salto al entorno laboral, puesto que la crisis económica ha afectado, especialmente, a los más jóvenes. Esta forma de proceso de selección ofrece la posibilidad de abrir una nueva puerta en un momento tan definitivo de la carrera profesional de un ser humano.
  2. Posibilidad de trabajar en una empresa de prestigio, con un reconocimiento sólido en su sector. Pero, aunque finalmente el candidato no sea elegido, podrá haber vivido la experiencia de un proceso de selección. Esta vivencia será una práctica fundamental para afrontar con éxito futuras entrevistas de trabajo.
  3. Incremento de la motivación personal del alumno que lucha por llegar a ser el candidato elegido en dicho proceso. Como consecuencia de esta oportunidad, comienza a trabajar su currículum, su carta de presentación, sus habilidades sociales en la entrevista personal, su marca digital en Internet…
  4. Las ferias de empleo son unas oportunidades para que los alumnos conozcan la situación de su sector profesional desde dentro. Pueden establecer contactos de trabajo gracias al networking. En este momento, el alumno comienza a sentirse más profesional que universitario.
  5. Buscar trabajo es un empleo en sí mismo, ya que el alumno necesita de experiencias prácticas para poder desarrollar habilidades propias. Por tanto, esta forma de reclutamiento ofrece una oportunidad vivencial muy positiva a través de la que los aspirantes ponen en práctica su capacidad de superación, su saber estar y sus competencias teóricas.
  6. A través de este medio de atracción del talento cuando las empresas buscan una selección de jovenes graduados, los alumnos tienen una puerta segura por delante. Esto es muy importante, puesto que, en la búsqueda de empleo, también es vital estar atento a posibles estafas, como, por ejemplo, las ofertas de trabajo falsas que se publican en algunos foros de Internet.
  7. Los alumnos mejoran su autoconfianza en un entorno de trabajo en el que tienen que estar preparados para competir con profesionales más cualificados y formados. Por tanto, la persona aprende a fomentar su marca personal a partir de sus propias fortalezas en lugar de compararse con los demás desde el sentimiento de inferioridad que le hace dudar de su propia valía.

Una de las cualidades que más valoran las empresas es la formación continua como un hábito del carácter y una predisposición hacia la superación personal. Una empresa puede decidir realizar un proceso de acompañamiento continuado hacia un joven que acaba de finalizar sus estudios universitarios y tiene un gran potencial por delante.

Además, gracias a esta relación continua entre empresa y universidad surge un nuevo concepto de universitario que no abandona este espíritu, incluso, una vez fuera de las aulas. Las empresas se convierten en entornos de sabiduría, pero desde el punto de vista práctico y vivencial. Por tanto, son unos complementos perfectos y necesarios para la formación realizada previamente.

El reclutamiento en universidades es una oportunidad de presente y futuro tanto para las instituciones como para los alumnos, que tienen la posibilidad de reinventarse a sí mismos en su nuevo rol.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir