La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

¿Qué son los OKRs?

¿Qué son los OKRs?
Estrategia y decisiones en la empresa con el método OKR, una técnica sencilla y eficaz para alcanzar el éxito empresarial con resultados que son medibles

En el ámbito empresarial existen términos clave que conviene identificar desde el punto de vista de los recursos humanos. Uno de ellos es OKR, este es un término muy utilizado que muestra la esencia del concepto “objectives and key results“, es decir, “objetivos y términos clave”. Por tanto, se trata de un método para determinar los objetivos realistas, siempre en relación con una técnica de evaluación objetiva de los resultados que pueden medirse desde el punto de vista cuantitativo. Este método es eficaz para evitar que ocurra aquello que sucede en tantas empresas que pierden un gran potencial de inspiración al no hacer un seguimiento de las ideas propuestas en una reunión de trabajo. Este sistema es utilizado por compañías de tanto éxito como Google, por los excelentes resultados que ofrece en esencia.

A veces también ocurre que, a principios de año, los objetivos de enero pronto pueden caer en saco roto. Por el contrario, este método pone en conexión dos partes fundamentales del plan de acción: determinación realista de los objetivos y evaluación métrica de los resultados. El beneficio de esta estrategia es que permite a todo el equipo alinear todos sus esfuerzos y acciones con ese objetivo común.

Es importante establecer un objetivo general que sea realmente un reto para la organización, un salto que va más allá de la zona de confort, con el fin de hacer de esa meta un estímulo de ilusión para todos. Es posible establecer más de un OKR, sin embargo, es recomendable no determinar más de tres objetivos generales para poner en orden cada plan de acción. Este método es sencillo, útil y práctico para determinar cuáles son las prioridades presentes en la organización. Diferenciando los puntos prioritarios respecto de los secundarios y observando aquello que es verdaderamente determinante ahora mismo para alcanzar el éxito.

Beneficios del método OKR en las empresas

  1. Es un método muy sencillo para comunicarlo a todos los participantes. Por tanto, la asimilación de la información es clara y esto favorece la implicación de los protagonistas de la empresa. Por medio de esta iniciativa, cada trabajador se convierte en agente de cambio en la entidad de la que forma parte.
  2. Gracias a que se trata de un método que busca la implicación de todos, también alimenta la motivación y la autoestima de los profesionales que se sienten cuidados y valorados por la empresa en la que trabajan. Además, un cambio en una empresa es posible cuando todos los implicados asumen este proceso como una responsabilidad propia. Por tanto, este método también se afianza a partir del principio de colaboración.
  3. Una de las claves del éxito de una empresa es la calidad de la comunicación. Pues bien, este método utiliza una comunicación transparente que genera confianza en los destinatarios del mensaje.
  4. Este método también implica precisar cuál es el resultado clave esperado. Es decir, el plan de acción también debe integrar una técnica de evaluación precisa para poder determinar si el objetivo se ha cumplido o no.
  5. Cada objetivo debe ir determinado por una dirección precisa y clara. Y esta dirección marca la ruta del plan de acción en el mapa empresarial, es decir, el lugar al que llegar aporta sentido a la realidad. Pero el objetivo también debe ir acompañado de datos en forma de resultados. Por ejemplo, si una empresa se marca como objetivo incrementar sus ventas en tres meses, debe determinar cuál es la cantidad exacta que quiere aumentar. También es fundamental enumerar las acciones para lograr ese resultado.
  6. El objetivo no solo es el punto que te dice hacia dónde vas, sino también, determina el para qué de todas tus acciones. Es decir, aporta un sentido al esfuerzo.

Claves para determinar objetivos realistas

La auténtica clave para que este método tenga verdaderamente un significado es elegir ideas que no son deseos, sino metas reales y posibles:

  1. Es aconsejable dar un plazo de tiempo al plan de acción. Es vital tener paciencia. Ningún cambio importante en la empresa puede consolidarse en cuestión de un solo día. El plazo aproximado de tiempo es de un trimestre, medio año o un año. En el caso de aquellas metas de carácter anual, es fundamental hacer un seguimiento trimestral de la evolución de las acciones propuestas. Esta evaluación continua es vital para identificar fortalezas, amenazas y oportunidades del plan de acción.
  2. Además, no solo es necesario acotar el número de objetivos por una cuestión de concentración, sino también, de presupuesto. Cada plan de acción requiere de una inversión de medios. Por tanto, es fundamental ser selectivo para priorizar la inversión siempre en la dirección deseada.
  3. Es importante ser realista, pero siempre rozando la línea del idealismo. Es decir, aquella idea que realmente puede parecer utópica en un primer momento, pero que se consigue con esfuerzo, es un buen punto de partida para fomentar el desarrollo del talento. La clave está en elegir una meta que resulta ambiciosa en un primer momento, pero que es posible de un modo objetivo, creando las medidas adecuadas para que ese ideal se materialice en la realidad.

Ventajas de este método en la motivación

Una de las principales ventajas de este método es que favorece la motivación general de los empleados, puesto que, gracias a la actualización de los objetivos, surgen nuevas oportunidades de desarrollo personal en la empresa. De este modo, las personas no se quedan estancadas en su zona de confort, sino que siempre tienen su atención puesta en la excelencia de mejorar cada día.

La ventaja de esta técnica es que puede aplicarse a diferentes propósitos: profesionales, empresariales, financieros o desarrollo personal. Este método fue creado en su origen por Intel y gracias al éxito de los resultados ha sido adoptado por otras compañías que han comprobado su utilidad práctica.

Cuando una persona se enfrenta a un desafío, se posiciona en el rol de dar lo mejor de sí misma para alcanzar esa meta, es decir, la motivación interna y externa crece, porque el protagonista desea estar a la altura de las circunstancias. Especialmente, cuando sus resultados también afectan a todo el grupo. Pero, además, cuando la esencia del propio sistema invita al desarrollo continuo de las personas que lo componen también surge un deseo interior de modelar las acciones de aquellas personas que son un referente ético en el interior del sistema organizacional.

Decisiones que cualquier persona puede tomar en la rutina cotidiana, siempre en conexión con aquello que está por lograr. Estrategia práctica para hacer de cada año un periodo de éxito en la empresa, integrando el aprendizaje previo como un conocimiento valioso para el plan de acción que conecta con ese objetivo estimulante.

Este método es muy útil para el Análisis de Problemas, puesto que permite obtener una visión holística de la situación, generando nuevas estrategias de cambio, centrando la atención en el desarrollo de posibilidades realistas. Desde este punto de vista, una organización no solo tiene valor por su presente, sino también, por su desarrollo potencial cuya semilla está contenida como una raíz en el objetivo del OKR.

Pasos necesarios para seguir las 8D

Las 8D son las disciplinas necesarias para resolver cualquier dificultad a través de los siguientes puntos de actuación:

  1. Crear un comité de especialistas en la materia para abordar el asunto con conocimiento. Es decir, se trata de dar autoridad a personas que realmente tienen la formación teórica y la competencia práctica necesaria para ello.
  2. Hacer un diagnóstico de la situación, identificar el punto de vulnerabilidad, describir el hecho del modo más objetivo posible y con un lenguaje positivo.
  3. Antes de elaborar un plan de acción definitivo para corregir esa carencia identificada, puede ser necesario actuar con una medida de urgencia que funciona de modo provisional, ofreciendo una solución puntual para el problema concreto.
  4. Es importante conocer cuál es la causa de ese problema, es decir, identificar el porqué. Desde el punto de vista metafísico, conviene recordar que toda consecuencia tiene un origen inicial.
  5. Concretar un plan de acción definitivo para impedir que esa incidencia vuelva a repetirse en el futuro, siendo un punto de bloqueo para el desarrollo de la organización. Este plan de acción tiene una visión permanente, que es complementario a esa primera medida provisional planteada como una solución a corto plazo.
  6. Evaluar el plan de acción para observar que los resultados han sido los previstos. Y en caso de que no se hayan cumplido los pronósticos, es fundamental analizar qué ha ocurrido, concretar las incidencias y evaluar posibles datos inesperados.
  7. El aprendizaje obtenido a lo largo del proceso puede servir de ejemplo práctico para aplicar esta metodología a cualquier otro contexto de la empresa con el fin de solucionar posibles incidencias.
  8. Es muy importante reconocer el esfuerzo, el talento y el trabajo invertido por el equipo en el cumplimiento de la meta marcada. Este punto es determinante para lograr que el resultado se viva realmente como una meta colectiva.

Por tanto, este método de generación de nuevas ideas es vital para abrir nuevas puertas en la empresa.

Formación relacionada

Subir