RMG: una herramienta estratégica 100% española

RMG: una herramienta estratégica 100% española
La matriz RMG es una herramienta de análisis competitivo que te ayudará a elegir la mejor estrategia para tu negocio. Es gratuita, intuitiva y muy visual.

Cuando una empresa elabora un plan de marketing o de comunicación hay un primer paso que resulta fundamental: el análisis. De la precisión y veracidad del diagnóstico al que se llegue tras este análisis va a depender toda la estrategia posterior. Por eso es tan importante contar con herramientas como la matriz RMG, un sistema de Analisis competitivo rápido y eficaz que nos permite conocer nuestra posición en el mercado y prever qué resultado puede tener el lanzamiento de un nuevo producto o servicio.

¿Qué es la matriz RMG?

Es una herramienta de estudio, un método de Análisis estratégico creado por la empresa RMG hace 30 años.
Su funcionamiento es muy sencillo: a través de una serie de preguntas, se analizan los factores tanto internos como externos que pueden influir en el nivel de competitividad y se llega a un diagnóstico concreto. Éste nos llevará a actuar en una u otra dirección para corregir los errores o para potenciar los aciertos.

¿Qué es el marketing estratégico?

Es el área del marketing encargada de hacer planes a largo plazo. Estudia el posicionamiento actual, marca un objetivo de futuro y se encarga de que las pequeñas decisiones que se tomen en el día a día vayan en sintonía con este punto de llegada deseado.
Su principal ventaja es que prescinde del ruido y las prisas del día a día, eleva la mirada y marca el rumbo a seguir durante los próximos años. Del éxito o el fracaso de estas decisiones puede depender la existencia misma de la compañía.

¿Cómo actúa la matriz RMG?

Se trata de un cuestionario que sigue los siguientes pasos: plantea una serie de preguntas, estudia las respuestas y ofrece un resultado o diagnóstico final.

La primera fase, la encuesta, tiene dos partes:
Primero nos propone 10 preguntas con 4 posibles respuestas, cuyo propósito es medir qué grado de aceptación o de rechazo provoca nuestra empresa en el mercado.
Y a continuación nos cuestiona acerca del grado de autonomía y de profesionalidad de nuestro departamento de Marketing.

¿Qué se tiene en cuenta en la elaboración de este cuestionario?

La matriz RMG se centra en 10 variables fundamentales, que son casi siempre las mismas, aunque se pueden adaptar si las peculiaridades de la empresa o del sector así lo requieren.
Estas 10 variables están escogidas a conciencia porque son las que más influyen en el desempeño de una empresa en el mercado:

  1. 1.- El monopolio y/o liderazgo absoluto del sector: Cuando una compañía se encuentra en una posición de claro dominio o superioridad sobre las demás, su forma de actuar es diferente a la que sería en un escenario más competitivo. Si llega el día en el que se abre el mercado, esta actitud se suele pagar no sólo por la disminución en la cuota de mercado sino por una mala imagen muy difícil de corregir.
  2. 2.- La atención al cliente: Nuestros clientes pueden llegar a ser nuestros mejores prescriptores si están satisfechos, pero si les fallamos la situación puede ser totalmente la contraria. Por eso es tan importante atender todas las reclamaciones otorgándoles la máxima importancia y tratar a cada cliente con el mayor cuidado.
  3. 3.- La política de comunicación: Las empresas no sólo están en contacto con sus clientes y sus proveedores más cercanos, sino que interactúan con todo su entorno a nivel comercial y social. A raíz de sus interacciones con ellos van construyendo una imagen de marca cuyos frutos de recogen a largo plazo. Conviene tener siempre en cuenta que el hecho de percibidos por nuestros posibles clientes con una actitud positiva o negativa puede tener grandes consecuencias en nuestra cuenta de resultados.
  4. 4.- La política de fijación de precios: No es lo mismo tener un precio “caro” que tener un precio “elevado”. Los clientes que perciban que un producto de precio elevado les aporta un gran valor están más dispuestos a comprarlo. Por el contrario, si perciben que valor y precio no están en sintonía terminarán por acudir a otro competidor.
  5. 5.- La infraestructura: De nada sirve generar una gran demanda de nuestro producto o servicio si finalmente no disponemos de la capacidad de satisfacerla. Hay que ser consciente de que un cliente que acuda a nosotros, pero no pueda completar la compra no solamente supone una pérdida de ingresos sino también en la reputación de nuestra compañía.
  6. 6.- Adaptación al cambio: Cuando una empresa es pequeña y tiene que hacerse un hueco en el mercado, suele se más consciente de la necesidad de innovar y de situarse por delante de su competencia, aunque ello suponga un cierto riesgo. Por el contrario, las empresas grandes suelen ser más conservadoras. Esto y puede terminar afectando a la actitud con la que esperan los nuevos productos que lleguen al mercado.
  7. 7.- Desconocimiento del cliente: Es vital conocer cómo es nuestro cliente ideal, sus necesidades, aspiraciones, etc. para diseñar una oferta lo más personalizada posible. Si no conocemos cómo es este cliente ideal, nos resultará muy difícil establecer una estrategia adecuada, saber qué tenemos que producir, cómo, a qué precio y cómo hacérselo llegar.
  8. 8.- Menosprecio a la competencia: Este punto está muy ligado con el punto primero, el grado de monopolio o liderazgo. Es muy común que empresas grandes y consolidadas pierdan el respeto o la consideración hacia sus competidores. Estos excesos de confianza, combinados con una actitud más conservadora y resistente al cambio, puede desembocar en una pérdida del liderazgo y una peor consideración por parte de sus posibles clientes.
  9. 9.- Fidelidad de la clientela: Cuesta más hacer un cliente nuevo que fidelizar a otro ya existente. Las estrategias de fidelización no sólo buscan conservar a quienes ya nos compran sino convertirles, a ser posible, en “evangelizadores” de la marca en su propio entorno. Además, una clientela fidelizada recibirá con una actitud mucho más positiva cualquier novedad que le planteemos.
  10. 10.- Abuso en la permanencia de un producto en el mercado: Los productos tienen su propio ciclo de vida, tienen una etapa de lanzamiento, otra de crecimiento, una maduración y por último un declive hasta que es retirado. Debemos conocer muy bien en qué fase se encuentran nuestros productos y servicios para poder tomar las mejores decisiones.

¿Cómo muestra sus resultados?

La matriz RMG nos entrega sus resultados de manera inmediata. Una vez contestadas las preguntas, el sistema procesa toda la información y nos da un diagnóstico, un gráfico con forma de pirámide.

En él tenemos que mirar dos variables:

1.- El grado de aceptación o rechazo en el mercado:

Cuanto más abajo estemos de la pirámide, más rechazo estamos provocando Cuanto más arriba, más aceptación. En total hay 5 pasos o escalones en los que nos podemos situar:

  • Barranco: es la peor situación, no hay plan de marketing, la empresa funciona, pero de espaldas al mercado. Hay que salir de ahí cuanto antes, revisar todo lo que estamos haciendo y elaborar un plan.
  • Pared: hay una imagen negativa y no se están tomando medidas suficientes. Hay que “escalar” esta pared reestructurando las iniciativas de marketing que se estén llevando a cabo.
  • Semilla: la situación no es mala y hay un plan de marketing realista, pero hay que trabajar o “labrar” más y adecuarnos las necesidades del mercado.
  • Valle: la posición en el mercado es buena, el plan de marketing funciona, pero hay un estancamiento. Es necesario esmerarse más para seguir mejorando.
  • Cumbre: es la mejor situación de todas, el posicionamiento es excelente y los planes son eficaces. Aquí lo más importante es mantenerse con humildad y evitar la “mentalidad de grandeza” que nos haría retroceder.

2.- El grado de autonomía y profesionalidad del departamento de marketing:
Se muestra en formato horizontal en la base de la pirámide y nos da una visión muy nítida de si la situación es buena o si tenemos que tomar alguna medida.

¿Qué ventajas tiene la matriz RMG?

La claridad: al presentar las conclusiones en un formato gráfico sencillo.

  • La inmediatez: obtenemos el resultado al momento.
  • La automatización: podemos consultarla en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.
  • La gratuidad: gracias a la matriz RMG la falta de presupuesto para hacer un análisis competitivo ya no es problema.
  • La acción: gracias al resultado de este test, podemos tomar medidas de manera inmediata e implementar mejoras que nos van a ayudar en el corto, el medio y el largo plazo.
  • La experiencia: la matriz RMG es el fruto de más de 14 años de consultoría en marketing. Además, desde su creación en 1.998 ha sido puesta a prueba en todo tipo de empresas y sectores.

Conclusión

A menudo, las tareas diarias y la pugna por mejorar nuestra posición en el mercado nos hacen perder el foco y centrarnos sólo en lo inmediato. Necesitamos una visión más completa de dónde estamos y dónde queremos dirigirnos. Para conseguir esta mirada más amplia lo mejor que podemos hacer es acudir a herramientas como la matriz RMG, una herramienta gratuita, intuitiva y eficaz. Gracias a ella tendremos un diagnóstico claro y de fácil comprensión que nos ayudará a tomar las mejores decisiones.

Formación relacionada

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir