Servicios voluntarios y retribuidos: ¿es posible?

Servicios voluntarios y retribuidos: ¿es posible?
En el artículo se indican con detalle los supuestos en los que es posible cobrar pore realizar un voluntariado y cuándo se está dando un fraude de ley

En España hay una Ley del Voluntariado nacional que rige para aquellas personas que realizan una actividad sin ánimo de lucro en un club deportivo o asociación; según la Comunidad Autónoma, esta ley puede estar regulada. Lo cierto es que siempre ha habido la polémica con respecto a si esta relación laboral es equivalente a la de trabajo por cuenta ajena que queda establecida en el Estatuto de los Trabajadores. Como principio general, no lo es porque no implica la obligatoriedad de inscripción a la Seguridad Social ni el pago de una cantidad retribuida.

En este artículo se indican las diferencias entre el voluntariado y una relación laboral clásica y, sobre todo, se determina si es posible cobrar algún tipo de retribución por la función de voluntario en determinados casos. Finalmente, se hablará de los supuestos en los que es procedente dar de alta al trabajador y de la tendencia de los órganos jurisdiccionales hoy.

El voluntario no es un trabajador retribuido

El principal aspecto a valorar es que el voluntario no se considera un trabajador retribuido según lo que determina el artículo 1.3 del Estatuto de los Trabajadores. Un voluntario realiza una labor de benevolencia y, por lo tanto, no se aplican los elementos comunes a la legislación española. Por ejemplo, la actividad se realiza cuando es posible y unas pocas horas al día, sin que sea obligatoria la presencia. Una consecuencia práctica es que no hay que darlo de alta en la Seguridad Social, como sí correspondería con un trabajador por cuenta ajena.

A diferencia del contrato laboral clásico, el voluntario firma un compromiso que incluirá derechos y obligaciones, así como los casos en los que se puede recibir un dinero para sufragar gastos derivados de la actividad. Como este documento no es un contrato laboral, no va a seguir la lógica de los trabajos convencionales, aunque en los últimos años algunas Comunidades Autónomas han desarrollado leyes propias de voluntarios.

Finalmente, hay que destacar que el compromiso no implica en ningún caso la obligatoriedad de pagar ninguna suma, mientras que un contrato de trabajo sí porque supone un cierto nivel de remuneración. En la práctica, el nivel de flexibilidad del compromiso del voluntario es mucho mayor que en un contrato laboral.

¿El voluntario puede cobrar?

Lo cierto es que no puede cobrar por el desempeño de su actividad porque, si fuese así, estaría realizando una labor equivalente a la que se origina en un puesto de trabajo. Ahora bien, la legislación sí permite cobrar en determinados casos por concepto de gastos de transporte o de otro tipo, lo que se conoce como compensación.

No obstante, solo en estos casos es lícito recibir un dinero, porque en otros supuestos estaríamos hablando de retribuciones puras y duras. A veces la frontera entre lo que es compensar y lo que es retribuir se ha movido en una delgada línea y solo la jurisprudencia de los tribunales de justicia ha podido poner algo de orden.

La compensación económica

Algunos voluntarios tienen que desplazarse para realizar esta actividad y eso les reporta un gasto. Puede ser por gasolina, por peajes o incluso los billetes de tren, avión o autobús cuando atraviesan fronteras. De la misma manera, es posible que tengan que pagar la comida por el tiempo que están. Todos estos supuestos entrarían como compensación económica para que la actividad no resulte más gravosa a los interesados.

Este caso es paradigmático de cómo diferenciar entre gastos derivados de la actividad y pago por mostrar una determinada habilidad. En cualquier puesto de trabajo se puede pagar más en función del rendimiento de una persona mientras que aquí está terminantemente prohibido.

En qué casos no procede pagar

Lo principal es que no haya un caso en el que se cobre una suma que no tenga que ver con gastos derivados de la práctica de la función como voluntario. Dicho de otra forma, no se debería pagar nunca por la prestación del servicio de voluntario porque en este caso sí se hablaría de una retribución. Tampoco está permitido pagar más a un voluntario por cuestiones como el mérito o el esfuerzo que ha realizado, como indicó el TSXG (Tribunal Superior de Xustiza de Galicia) en su sentencia rec.2516/1998. Esta es la principal diferencia, pero hay otros aspectos importantes que conviene tener en cuenta.

El fraude de ley es un hecho común y la jurisprudencia ha determinado que hay casos de voluntarios que tienen que cotizar como un trabajador por cuenta ajena. Por este motivo, conviene conocer los distintos casos que se originan para no cometer errores que puedan ser costosos a medio plazo.

¿En qué condiciones un voluntario tendría que cotizar como trabajador por cuenta ajena?

Hay varios supuestos de fraude de ley que pueden ser objeto de inspección de trabajo o de una demanda de parte del interesado. El objetivo principal de la Administración es que se utilice esta figura con el debido cuidado para que no haya ningún problema con la Seguridad Social o, indirectamente, con la Agencia Tributaria. Los casos más habituales en los que el voluntario debería constar como un trabajador con un contrato laboral son los siguientes:

  1. Cuando la función supuestamente voluntaria está ocupando un tiempo al día equivalente al de cualquier jornada laboral. No hay que olvidar que el voluntariado está concebido como una actividad de tiempo libre, no como un trabajo que ocupe la mayor parte del tiempo. En este caso, procede dar de alta al trabajador en la Seguridad Social porque de facto se está trabajando. Este es un supuesto en el que pueden caer muchas ONG de buena fe, pero es conveniente que lo conozcan para no tener problemas en el futuro.
  2. En el caso de que se pague un dinero que no esté asociado a los gastos de transporte o a la comida, también procede dar de alta al voluntario en la Seguridad Social. Esta es la principal diferencia entre los voluntarios y los trabajadores por cuenta ajena. No se puede dar dinero por nada que no sean gastos asociados a la realización de la labor, ni premiar a un voluntario por encima de otro. Si se da cualquiera de estos casos, ya se estaría ante una relación laboral clásica.
  3. Si el voluntario tiene la obligación de fichar a una determinada hora o realizar una labor similar a la de un puesto de trabajo convencional, un juez podrá determinar que esa persona tiene que cotizar. La idea es que el voluntariado no sea en ningún caso un sustitutivo del trabajo convencional. Se dan casos de clubes deportivos u ONG que utilizan esta fórmula para pagar menos impuestos, pero hay que indicar que es ilegal por completo.
  4. En el supuesto de que el voluntario cobre un tiempo por su labor de voluntario de manera retribuida corresponderá dar de alta al trabajador y reconocer la antigüedad durante todo el tiempo de prestación de servicios. Se han dado casos de personas que empezaron trabajando de voluntarias, después fueron despedidas y finalmente recuperaron el puesto de trabajo con la antigüedad de cuando empezaron a ser voluntarias. Es fundamental tener en cuenta que en ningún caso se permite una labor mixta retribuida y compensada.

¿Cuál es la actual situación de los voluntarios?

Aunque generalizar siempre limita, a veces es bueno para exponer cuál es la situación exacta de estos profesionales. Lo que se puede decir es que, salvo excepciones, en 2018 el voluntariado se utiliza con la finalidad para el que fue creado y que la mayoría de personas que están en ONG y organizaciones deportivas cumplen con su misión.

Ahora bien, como hay fraude de ley, ha habido sentencias que tienden a diferenciar claramente ambos campos y el resultado es el actual. La voluntariedad implica, según la legislación española, que no se puede pagar por la calidad de la labor realizada ni por el hecho de llevarla a cabo.

Conclusión

El voluntariado es una opción altruista interesante y son millones las personas que en España y más allá de sus fronteras realizan una labor encomiable. Por ese motivo, conviene saber cuáles son los límites de esta actividad para no realizar un uso incorrecto de todas las posibilidades que ofrece. Muchas ONG y clubes deportivos hacen uso de esta figura para cubrir algunos huecos y, aunque está bien, hay que remarcar que nunca es sustitutiva de una actividad laboral común.

Hay que tener en cuenta que la jurisprudencia de los últimos años tiende a acotar los casos en los que se puede utilizar la figura del voluntario. Por lo tanto, a la larga la manera de no tener problemas con la Seguridad Social es conocer cuándo se puede recurrir a un voluntario y cuándo corresponde darlo de alta como trabajador. De esta forma, todos ganarán en seguridad jurídica y no se judicializarán determinadas situaciones.

En consecuencia, consideramos importante que se sepa con exactitud cuál es el rol y ámbito que se asigna a cada figura para que se haga un uso correcto de las posibilidades que ofrece la legislación.

Formación relacionada

Comentarios (7)

Responder

Linna

Enviado el

Sí yo deseo ayudar a familiares de un restaurante pero como voluntario y sin querer cobrar nada, ¿Se podría hacer?
Responder

Ana

Enviado el

Soy voluntaria en un comedor social de una ONG desde hace 6 meses, con contrato legal, yo cobro un subsidio y me dedico al voluntariado, cada día. Hace dos meses la encargada del comedor pareció sentir una aversión hacia mí que no comprendo hasta el punto de impedirme ejercer mi labor como voluntaria, es obviamente incumplimiento del contrato porque además hace un mes que llevo esperando una explicación verbal o por escrito como bien se especifica en mi contrato. Es injusto y quiero saber como reclamar que se cumpla la ley o como denunciar a la ONG por esta y otras irregularidades legales que allí suceden cada día
Responder

Ana

Enviado el

Soy voluntaria en un comedor social de una ONG desde hace 6 meses, con contrato legal, yo cobro un subsidio y me dedico al voluntariado, cada día. Hace dos meses la encargada del comedor pareció sentir una aversión hacia mí que no comprendo hasta el punto de impedirme ejercer mi labor como voluntaria, es obviamente incumplimiento del contrato porque además hace un mes que llevo esperando una explicación verbal o por escrito como bien se especifica en mi contrato. Es injusto y quiero saber como reclamar que se cumpla la ley o como denunciar a la ONG por esta y otras irregularidades legales que allí suceden cada día
Responder

Akenaton

Enviado el

Las ONG y las fundaciones son una farsa para que unos pocos enchufados cobren un sueldazo y el resto de voluntarios,que tendrían que cobrar,hacen el paripé.
Responder

Francisco Javier Monet

Enviado el

Hay algún voluntariado que de cobijo para dormir??
Responder

SL

Enviado el

Buenos dias, ¿contaría los meses de voluntariado, en el apartado de una oposición de experiencia profesional?
Responder

Mohammed

Enviado el

Me gusta mucho ayudar a la gente

La página web www.cerem.es utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir